Qué es ayuno intermitente: tipos, beneficios y riesgos

El ayuno intermitente es furor en todo el mundo. Te contamos de qué se trata, por qué puede ayudar a adelgazar y qué recaudos tener para no correr peligros
que es ayuno intermitente

Ayunar por varias horas o días de la semana es actualmente una de las tendencias más fuertes para quienes buscan bajar de peso y estar en forma. También es cierto que si se hace de manera desordenada y sin control puede terminar significando un grave peligro para la salud. Te damos una guía sobre qué es ayuno intermitente, cómo funciona este régimen alimentario y qué precauciones se deben tener.

Ayuno intermitente: qué es

El ayuno intermitente es un modelo nutricional basado en períodos de ayuno y períodos de ingesta de alimentos. Es importante destacar que esta forma de alimentación no es considerada una dieta sino una estrategia que muchos eligen para conseguir ciertos beneficios para su organismo y salud. 

ayuno intermitente dietas

Podés leer: Dieta baja en carbohidratos: claves para perder peso

Tipos de ayuno intermitente

Existen distintos tipos de ayuno intermitente y la elección de uno u otro régimen dependerá de tu estilo de vida y la capacidad de adaptación de tu cuerpo. Te contamos cuáles son los más conocidos y qué cuidados hay que tener al seguir cada uno.

Ayuno 16/8

Si querés seguir este plan de ayuno intermitente deberás ayunar diariamente durante 16 horas e ingerir alimentos durante las restantes 8 horas. Normalmente se hace todos los días.

Un ejemplo orientativo puede ser: realizar todas las comidas entre las 12 del mediodía y las 8 de la noche y no ingerir nada más hasta el día siguiente o saltarse la cena cumpliendo un horario de ingesta de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Normalmente durante este intervalo de 8 horas se come entre 2 y 3 veces.

Un día de ayuno 16/8 podría ser así:

  • 9:00 café, té o mate.
  • 11:00 desayuno.
  • 15:00 almuerzo.
  • 19:00 merienda/cena.

Si tenés hambre más tarde a la noche podés calmar la sensación tomando un caldo o una infusión.

sopas para adelgazar

Podés leer: Sopas caseras: recetas saludables y nutritivas

Ayuno 20/4

Este tipo de ayuno significa un intervalo de alimentación de 4 horas y un ayuno por 20 horas. Al ser un régimen muy estricto suele hacerse una o dos veces por semana como máximo. Además, durante esas 20 horas de ayuno pueden hacerse un par de ingestas pequeñas que no llegan a romper el estado de ayuno. 

Ayuno 12/12

Las reglas de este ayuno pueden seguirse fácilmente todos los días y por eso es uno de los tipos más elegidos por los principiantes. La idea es ingerir alimentos durante 12 horas y ayunar por las restantes 12 del día.

La forma más simple de seguir este plan es incluir las horas de sueño en el período de ayuno y por ende las calorías diarias que se consumen suelen ser similares y el impacto en el organismo no es tan severo.

Un ejemplo sencillo para comenzar puede ser dejar de ingerir alimentos entre las 9 de la noche y las 9 de la mañana. Como vemos, esto no resulta muy difícil porque la mayor cantidad de tiempo estaremos durmiendo. 

dietas intermitentes

Podés leer: Desayuno: qué comer para afrontar el día con la mejor energía

Ayuno 24

Este tipo de ayuno prolongado es bastante más duro de seguir que el anterior ya que significa ayunar de almuerzo a almuerzo o de cena a cena. En un ayuno de 24 horas, se come sólo una vez en todo el día. 

Para que esto sea saludable y no resulte peligroso, se recomienda repetirlo como máximo 2 o 3 veces por semana.

Ayuno 5/2

Quienes siguen este tipo de ayuno comen alimentos normalmente durante cinco días de la semana y reducen al máximo la ingesta durante los siguientes dos días.

En los períodos de ayuno se recomienda que los hombres no consuman más de 600 calorías y las mujeres aproximadamente 500. Claro que esto depende de cada persona y la capacidad de adaptación que tenga a este tipo de planes alimentarios. 

Ayuno intermitente: beneficios

En los últimos años, cada vez más personas acuden a este tipo de régimen alimentario por su gran efectividad a la hora de perder peso, prevenir y controlar la diabetes tipo 2. Esto se debe a que mientras ayunamos los niveles de insulina disminuyen significativamente y se le da al cuerpo la posibilidad de utilizar grasa como energía para funcionar.

Algunos de los beneficios más destacados del ayuno intermitente son:

  • Reduce la inflamación corporal.
  • Suele ser un buen tratamiento para la obesidad y la diabetes tipo 2 porque ayuda a controlar los niveles de insulina y glucosa en sangre.
  • Mejora la concentración.
  • Aumenta la energía.
  • Colabora a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Protege la microbiota intestinal.
  • Disminuye los factores de riesgo cardiovasculares y la presión sanguínea.

Ayuno intermitente para adelgazar

Como dijimos antes, muchas personas que desean bajar de peso eligen el ayuno intermitente. Entonces nos preguntamos: ¿por qué podría resultar efectivo? Cuando comemos ingerimos más energía de la que podemos usar inmediatamente entonces parte de ese “combustible” es almacenado para ser usado más tarde. Las formas de almacenamiento son glucógeno y grasa.

Ayuno intermitente: pros y contras

Podés leer: Adelgazar: cómo elegir la dieta adecuada

Durante el ayuno, el cuerpo no recibe energía por medio de alimentos entonces el nivel de insulina desciende dando la señal al organismo para que comience a usar la energía de sus reservas, es decir, que comience a quemar grasa. 

Además, como las horas de ingesta son más acotadas, es común que se reduzcan las calorías ingeridas.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Cuando nos referimos a los posibles efectos secundarios de realizar este tipo de ayunos podemos mencionar:

  • Hambre. Esta sensación puede resultar muy difícil de controlar y es uno de los efectos más comunes en los períodos de ayuno.
  • Estreñimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para conciliar el sueño o dormir profundamente.
  • Mareos, acidez y calambres.

Además, muchos médicos y especialistas en nutrición advierten que el ayuno intermitente puede volverse peligroso si no se realiza de forma responsable y bajo la supervisión de un profesional. 

ayuno consejos medicos

Te puede interesar: Alimentación y nutrición saludable: en qué se diferencian

La realidad es que dejar de comer por cierta cantidad de horas o días no significa aprendizaje de hábitos alimenticios ni asegura que los alimentos que se consuman durante los períodos de ingesta sean de buena calidad y saludables. Además, la obsesión con este tipo de regímenes puede desembocar en un trastorno de la conducta alimentaria.

Contraindicaciones del ayuno intermitente

Según los expertos no todo el mundo puede realizar este tipo de ayunos y aclaran que ciertos grupos de personas pueden correr riesgo:

  • Personas que padecen algún trastorno alimenticio.
  • Personas con estrés y ansiedad.
  • Personas con migrañas.
  • Personas con bajo peso.
  • Embarazadas o en período de lactancia.
  • Personas con diabetes tipo 1 o insuficiencia renal.
  • Personas con problemas de colesterol o hipertensión.
  • Los niños, adolescentes y ancianos.

consejos adelgazar salud

Podés leer: Consejos para una alimentación saludable: comé bien, viví mejor

Ahora que tenés toda la información podés decidir si estás listo para probar el ayuno intermitente. No te olvides de consultar un profesional y acordate que los buenos hábitos alimentarios son los que te van a llevar a tener tu cuerpo y mente saludables.

Podés seguir leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo