Qué le pasa a tu cuerpo al tomar una gaseosa

Se toman millones y millones de litros en el mundo. Y nadie, o casi nadie, se detiene a pensar cómo afecta a nuestro cuerpo cada vez que tomamos una gaseosa azucarada. Cada vez que ingerimos un refresco, aportamos a nuestro organismo una “bomba” de azúcar que lo afecta en forma considerable:

1) A los 10 minutos de tomarte un refresco, superás el límite de la ingesta diaria de azúcar recomendada.

2) Al tomar una gaseosa, estaás consumiendo alrededor de unas 10 cucharadas de azúcar, que es la dosis diaria recomendada. Es decir: con un solo refresco de cola, ya estás sobrepasando el límite de la ingesta diaria que los expertos aconsejan no traspasar.

3) Ante el rápido incremento de azúcar que se produce en tu cuerpo al consumir la mayoría de los refrescos, una reacción natural del organismo podría ser expulsarlo vomitando. Sin embargo, esto logra evitarse gracias al ácido fosfórico que contienen.

4) Tan sólo 20 minutos después, ese azúcar se convierte en grasa.

5) La cantidad de azúcar que contiene un solo refresco hace que tan sólo 20 minutos después de haberlo consumido nuestro nivel de azúcar en sangre aumente considerablemente. Además, comenzamos a segregar insulina.

6) Este pico de azúcar que se produce obliga al hígado a transformar toda esta cantidad de edulcorante en grasa, para poder tolerarlo.

7) Si el refresco tiene cafeína, a los 30-40 minutos tus pupilas siempre se dilatan.

8) Nuestra presión sanguínea aumenta como consecuencia de toda la glucosa que nuestro hígado ha ido expulsando hacia nuestro sistema circulatorio.

9) A los 45 minutos, los efectos de son similares a los del consumo de heroína.

10) A los 60 minutos, ya se notan los efectos en la orina.

11) Cuando ha pasado una hora nuestro metabolismo se pone en marcha para tratar de quemar el exceso de grasa que el cuerpo ha producido en consecuencia.Es también en este momento cuando comienza el efecto ‘diurético’ de los refrescos, y sentimos unas ganas irrefrenables de ir al baño.

12) En ese momento, ácido fosfórico, zinc, magnesio y calcio se acumulan en nuestro tracto gastrointestinal, por lo que estaríamos sobrealimentando nuestro organismo. Como consecuencia, a la hora de orinar nuestro cuerpo elimina más calcio de lo normal.

Es por este motivo que las personas que suelen abusar del consumo de refrescos suelen padecer problemas óseos a la larga.

e estas bebidas (especialmente aquellas que contienen cafeína). Pasado este tiempo, se produce un descenso en el nivel de azúcar de nuestro cuerpo. Y, ¿qué pasa entonces? Pues que nuestra energía, tanto física como mental comienza a decaer, por lo que tendemos a sentirnos ligeramente más débiles y de peor humor.

Seguí leyendo

El aviso que Coca Cola tuvo que retirar de YouTube

Coca Cola busca que dejen de culparlos por la obesidad

El azúcar, más nociva de lo que se creía: dispara enfermedades crónicas

Qué pasa cuando pasás un año sin comer azúcar

Las mejores y peores bebidas para bajar de peso

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!