Set point: peso corporal y la teoría del punto fijo

La teoría del punto fijo o set point sostiene que el cuerpo tiene predisposición a tener un peso corporal más o menos fijo. Si cambia, el cuerpo despliega mecanismos metabólicos para volver a él.
set point peso corporal

Cada vez con mayor frecuencia, al hablar del peso corporal escuchamos hablar de la teoría del punto fijo o set point. Se trata de una mirada que hace foco en el largo plazo y que sostiene que cada cuerpo tiene cierta predisposición a tener un peso más o menos fijo, al que intenta volver cuando se produce un desequilibrio.

Si en algún momento el peso corporal se desvía del punto fijo, el cuerpo despliega mecanismos metabólicos para volver a ese punto fijo

Uno de los ejes de la teoría del set point es subrayar que hay diversidad de factores que intervienen a la hora de controlar el peso corporal. Cuando alguien engorda o adelgaza, intervienen múltiples factores: desde los más personales, como la genética, hasta cuestiones culturales y medioambientales.

Set point o punto rojo

Podés leer: Bajar grasa corporal: cómo lograrlo según estudios científicos

Qué es la teoría del set point

La teoría del set point asomó en el año 1998 cuando un grupo de científicos empezó a investigar de qué manera nuestro cerebro se entera que nuestro cuerpo está dejando de comer, o cómo sabe nuestro cerebro si tenemos kilos de más, o cuál es el estado del tejido adiposo.

La respuesta está en la llamada “hormona del hambre”: la Leptina. La teoría indica que todos tenemos un peso más o menos constante, llamado peso normal o peso fisiológico o set point, que nuestro organismo tiende a mantener siempre.

Esto hace que, cuando comemos más de lo normal, nuestro organismo tienda a compensar esa energía. En caso contrario, es decir, cuando reducimos la ingesta de alimentos, nuestro organismo aumenta el apetito y ésto hace que disminuyan las energías para lograr el peso constante o set point. Es un mecanismo de retroalimentación, parecido a un termostato.

La leptina, también llamada hormona del hambre, es segregada por el tejido adiposo y por lo receptores del hipotálamo. Las personas con sobrepeso, normalmente tienen mayores niveles de esta hormona, mientras que los delgados segregan menos. También es responsable de la energía de nuestro cuerpo a corto plazo. Comer mucho sube la leptina, reduciendo de esta forma el hambre.

Podemos decirlo de manera más simple, la leptina da la señal al cuerpo de que tiene buena energía, o bien buenos niveles del tejido adiposo. En el corto plazo en cambio, la leptina señala que el cuerpo ya ha comido suficiente, en ambos se da como resultado la reducción del apetito.

cerebro hambre saciedad

Leé también: Las emociones y el cerebro, claves para entender el hambre y la saciedad

¿El set point es inamovible?

Te estarás preguntando si este control de peso es temporal o inamovible. El set point es bastante estable, si no, no tendría sentido hablar de las dietas de adelgazamiento.

El mayor problemas de las dietas, es el conocido efecto rebote, y es que es fácil terminar la dieta y comer con normalidad, de esa forma se alcanza todo el peso perdido.

El set point, se encarga, por el contrario, de mantener ese peso corporal estable, esto se consigue manteniendo después de la dieta una buena alimentación al menos durante seis meses.

A lo largo de nuestra vida hay factores que cambian este control de peso, como por ejemplo dejar de fumar, la edad, el ejercicio físico constante, todo esto es muy importante para que el peso corporal se mantenga a largo plazo

Como sabemos, hay personas que se mantienen constantes en su peso a lo largo de los años y solo consiguen adelgazar o engordar unos dos o tres kilos máximos de forma que suelen mantenerse constantes a lo largo del tiempo.

mutricion y alimentacion

Además podés leer: Alimentación y nutrición saludable: en qué se diferencian

Todo apunta a que es esencial para que actúe el peso corporal de forma correcta, que tengamos unos buenos hábitos saludables.

No queda otra que variar los hábitos alimenticios y físicos durante largo tiempo para salir del sobrepeso, o simplemente para que se estabilice nuestro cuerpo

Esta adaptación de los procesos metabólicos para mantener un peso constante se denomina termogénesis adaptativa, de forma que el organismo aumenta o disminuya la producción de energía para ganar o perder peso, para que éste se mantenga cercano al teórico set point o punto fijo.

Parece ser que el hipotálamo es la zona del cerebro que juega el papel principal a la hora de establecer el punto fijo para el peso corporal.

Peso Corporal

En el hipotálamo se regulan funciones importantes como la temperatura corporal o la sensación de hambre. La capacidad de esta glándula de percibir los niveles de glucosa o leptina, la hacen fundamental a la hora de regular el metabolismo alrededor de ese teórico punto fijo.

que es ayuno intermitente

Leé más: Qué es ayuno intermitente: tipos, beneficios y riesgos

El papel de la leptina en el control del peso corporal

Una modificación significativa de nuestro peso corporal suele estar condicionada por ganancia o pérdida de grasa. A mayores depósitos de grasa corporal, mayor cantidad de leptina se va a producir y viceversa.

La leptina circula en sangre y al llegar al hipotálamo inhibe neuropéptido que estimula la ingesta de alimentos. Es decir, la leptina nos quita las ganas de comer y también hace que aumente el gasto energético en reposo al activar la termogénesis

Pongamos un ejemplo práctico: una persona que habitualmente pesa 75 kilos, por tanto podemos decir que su punto fijo o set point es de 75 kilos. En una época donde comienza a comer más y a acumular más grasa, según la teoría del punto fijo, aumentarían los niveles de leptina, lo que haría que en el hipotálamo se inhibieran las señales que nos inducen a comer alimentos y, al mismo tiempo, se aumentaría la termogénesis para aumentar el gasto energético en reposo. En definitiva, menos apetito y más gasto de energía, con la intención de volver a este set point.

Por el contrario, si esa misma persona comienza a disminuir sus depósitos de grasa, disminuirían los niveles de leptina, haciendo entonces que aumentara la sensación de hambre y que disminuyera la termogénesis. Estas medidas irían encaminadas a aumentar el peso corporal para reestablecerlo al set point.

especias dieta termogenica

Además leé: Qué es la dieta termogénica: alimentos que se deben consumir

La obesidad y el desajuste del punto fijo

Si todo fuera tan bonito como lo que hemos explicado, el cuerpo se regularía solo y no habría problemas de obesidad. Pero sabemos que eso no es así, hay personas que ganando masa grasa siguen teniendo apetito y su termogénesis no es lo suficiente como para hacer frente a ese aumento de peso. Como hemos dicho antes, por ejemplo en el siguiente link lo podés releer: La motivación es clave para enfrentar el sobrepeso y la obesidad, la obesidad no es algo simple, es un proceso multifactorial y aunque el cuerpo tiene mecanismos para frenarla, no es suficiente.

En los últimos 40 años las cifras de obesidad van en aumento, algo que podemos intuir que va paralelo al desarrollo de nuestra sociedad y el cambio en los hábitos alimenticios y físicos (sobrealimentación y sedentarismo).

Comer mal y movernos poco, afecta a los mecanismos de regulación del apetito, que se vuelven menos eficaces en la lucha por establecer nuestro punto fijo e incluso elevan ese punto fijo a un peso superior

Antes hemos explicado el papel de la leptina en la regulación del peso. ¿Y si nos hiciéramos resistentes a la leptina? Es decir, ¿y si por mucha leptina que segregara nuestro organismo, los receptores del hipotálamo no funcionaran? Simplemente este mecanismo quedaría anulado. Incluso al ganar peso, el cuerpo entendería que se ha establecido otro punto fijo mayor, con lo que es más difícil bajar peso. El tema de la obesidad abarca muchos puntos a tratar como dijimos la obesidad es una enfermedad multicausal y es imperiosa abordarla con la urgencia y seriedad que requiere.

obsidad y sobrepeso

También podés leer: La Sociedad Argentina de Nutrición pide que la obesidad sea declarada enfermedad

Si te interesó esta nota, podés leer un poco más sobre obesidad y cómo combatirla: