Lo que hay que saber antes de tomar otra gaseosa

Las gaseosas son ricas y refrescantes pero son muy adictivas. Conocé cómo afectan nuestra salud.
gaseosas

¿Por qué está cada vez más cuestionado beber gaseosas? Tomar bebidas gaseosas y azucaradas en grandes cantidades es peligroso. El gas y azúcar que contienen llegan a saciar el hambre y ocupar el lugar de los nutrientes esenciales en la alimentación diaria.

Los niños que se llenan con bebidas azucaradas durante las comidas, o muchas veces antes de comer, pierden el apetito y dejan de consumir alimentos más saludables y nutritivos.

batidos verdes

Leé además: Batidos verdes desintoxicantes y nutritivos

A considerar antes de tomar otra gaseosa

Un tema de mayor riesgo es que el consumo de estas bebidas por los niños es que se llenan de calorías vacías de nutrientes y contribuyen al aumento de peso.

Las gaseosas son malas para los dientes

Uno de los principales motivos para evitarlas es que contienen mucha azúcar que favorece la proliferación de las bacterias que causan caries, además los ácidos pueden desgastar el esmalte dental. Es bueno que leas con atención las etiquetas de los envases para identificar los componentes de las diferentes gaseosas y aguas minerales.

Poca absorción de calcio

Un problema aún mayor es cuando las gaseosas contribuyen a disminuir la ingesta de calcio, porque reemplazan en la dieta de los chicos la gaseosa por la leche, dejando de ingerir calcio que es fundamental para el crecimiento de los huesos. Un ejemplo claro es que las bebidas cola contienen gran cantidad de fosfatos que dificultan la absorción del calcio.

alimentos saludables

Leé además: 10 razones para decirle sí a la leche

Dificultad para conciliar el sueño

La ingesta de cafeína excesiva puede elevar la presión sanguínea y causar irregularidades en el ritmo cardíaco. Si entendemos que un niño de 27 kg de peso que bebe una lata de bebida cola ingiere 50 mg de cafeína, está consumiendo la misma proporción de cafeína que un hombre de 80 kg de peso obtiene tomando varias tazas de café.

Con esa gran cantidad de cafeína y azúcar es lógico que los niños estén inquietos, irritables y no logren conciliar el sueño por la noche.

Exceso de colorantes

Las bebidas saborizadas con frutas pueden pasar por bebidas frutales saludables pero no es así, porque lo que estás bebiendo es una bebida frutal carbonatadas que suele contener menos del 10 % de jugo de frutas y una gran cantidad de endulzantes y colorantes.

Se pueden preparar bebidas saludables, refrescantes y económicas en casa si se mezcla agua mineral gasificada con jugos de frutas frescas exprimidas o licuadas

gaseosas

Podés leer: Gaseosas dietéticas e hipertensión: mitos y verdades que debés saber

Las gaseosas ayudan a subir de peso

Los motivos que contribuyen a que las gaseosas produzcan aumento de peso es que generalmente se consumen con comidas rápidas que tienen una gran proporción de grasas.

El otro motivo es que el azúcar que contienen activa la producción de insulina del páncreas, y lo que hace la insulina es ordenarle al cuerpo que almacene la grasas en lugar de quemarlas. Un estudio publicado en la revista médica The Lancet indicó que beber una gaseosa por día representa para un niño un 60 % más de posibilidades de llegar a ser obeso.

Bajo valor nutricional

Las personas tienden a comer menos en una comida si consumieron en exceso calorías en especial si esas calorías adicionales provienen de bebidas. El resultado final es que se ingieren más calorías que las que se queman, con el inevitable aumento de peso y la ingesta de nutrientes es casi nula por parte de las gaseosas y por la poca ingesta de comidas saludables.

niños alimentacion

Leé también: Beneficios del agua para la salud

Alto contenido de sodio

Las gaseosas consisten en la mezcla de agua carbonatada con azúcar o con edulcorante artificial, con el agregado de saborizantes naturales o artificiales y colorantes.

Una lata de 200 ml de bebida cola tiene unas 86 kcal; una gaseosa dietética, endulzada artificialmente, tiene menos de 1 kcal, pero contiene una cantidad excesiva de sodio que contribuye al aumento de la presión arterial lo que es muy malo para la salud del corazón.

Alteraciones renales

Muchos estudios comprobaron que las bebidas gaseosas tienen el potencial de aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales. Las gaseosas contienen ácido fosfórico que consumido en exceso contribuye a la formación de cálculos renales.

El ácido fosfórico en sangre promueve la liberación de calcio de los huesos hacia la sangre, por lo que ese calcio demás en la orina se cristaliza formando los cálculos.

licuados para niños

Podés leer: Batidos con frutas para los chicos: cómo sumar nutrientes a su dieta

Todavía es tiempo de modificar la calidad de tu alimentación y la de tu familia disminuyendo el consumo de bebidas gaseosas, reemplazándolas por agua o jugos de frutas frescas.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!