Una ensalada puede tener más calorías que una hamburguesa: qué ingredientes evitar

Los aceites, acetos y salsas y los ingredientes pueden hacer que una inocente verdura acabe siendo más calórica que la comida rápida. Son muchos los que, al sentarse y escudriñar la carta de un restaurante, se detienen automáticamente por la hoja que contiene las ensaladas. La excusa suele ser siempre la misma: “Estoy a dieta”.

Sin embargo, lo que muchos de ellos no tienen en cuenta son los ingredientes con los que se preparan estos platos, los cuales van desde inocentes nueces, hasta trozos de pollo empanados super calóricos. Todos ellos hacen que, en algunos casos, un menú a base de verdura engorde más que comer o cenar una hamburguesa con queso.

El problema no se halla en la lechuga o el tomate sino en lo que cada uno decide añadir a la ensalada con la excusa de “darle sabor”. Hay que tener en cuenta que la lechuga tiene unos 16 Kcal por 100 gramos y el tomate 20, por lo que apenas engordan; el problema son las salsas, los aliños y el resto de elementos que introducimos. Estos “acompañamientos” pueden hacer que una ensalada llegue a tener de 700 a 800 calorías.

Esta cantidad de calorías (y grasas) puede llegar a superar las que tiene una hamburguesa con queso e, incluso, las de una pizza. Al menos, así lo afirman los cálculos de un nuevo estudio realizado por un grupo de consumidores británicos en el cual se señala, a su vez, que las ensaladas envasadas que se venden en los supermercados pueden llegar a contener hasta 800 calorías.

¿Cuánto engordan los diferentes ingredientes?

El primer fallo que se suele cometer a la hora de elaborar una ensalada es regarla con demasiado aceite crudo. La cantidad calórica de una sola cucharada sopera de aceite de oliva es de –aproximadamente- 100 Kcal. Si le echamos entre tres y cuatro podemos hacer que aumente hasta las 400.

Lo mismo sucede con las salsas, las cuales pueden contar con desde 400 calorías por 100 gramos (en el caso de la salsa César) hasta 680 si se apuesta por mayonesa.

Con los ingredientes que se añaden a la verdura sucede algo similar. El jamón curado, el pollo empanado o la panceta pueden sumar entre 200 y 700 calorías por 100 gramos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!