Parejas con desórdenes psiquiátricos: los parecidos, se atraen

La idea de que “los opuestos se atraen” puede parecernos cierta con bastante frecuencia, pero definitivamente no en todos los casos es así: Cuando se trata de elegir una pareja, la gente realmente tiende a emparejarse con los similares a ellos en calidades que van desde la altura y el peso a la educación, los ingresos y la personalidad. En un nuevo estudio publicado en JAMA Psychiatry, un equipo de investigadores en Suecia informó que las parejas también tienden a ser más parecidas en su estado psiquiátrico.

Mediante el uso del conjunto de datos anónimos que contienen información médica y social de todos los residentes suecos, los investigadores identificaron más de 700.000 personas desde 1973 hasta 2009, con un diagnóstico de paciente interno o externo que incluía uno de los 11 estados psiquiátricos diferentes: la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el autismo, la anorexia nerviosa, el abuso de sustancias, trastorno de hiperactividad por déficit de atención, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno depresivo mayor, fobia social, agorafobia y trastorno de ansiedad generalizada. Luego, los investigadores buscaron los registros de matrimonio y reproducción para identificar las parejas de estos individuos y determinar si ellos también habían sido diagnosticados con cualquiera de estos trastornos. Sólo se consideraron las parejas heterosexuales. Para la comparación de línea de base, el equipo también lleva a cabo estos pasos para las personas que no habían sido diagnosticados con cualquiera de las 11 condiciones.

Lo sorprendente (o no) del caso es que se encontraron correlaciones en el estado de diagnóstico psiquiátrico de las parejas. Por ejemplo, alguien con diagnóstico de esquizofrenia es más probable que elija una pareja  con esquizofrenia que uno diagnosticado con, por ejemplo, depresión. De hecho, un análisis más detallado mostró, que en promedio, alguien diagnosticado con una determinada condición psiquiátrica tiene de  dos a tres veces más probabilidades de formar pareja con alguien con un diagnóstico similar. “En conjunto, estos resultados sugieren que los individuos con diagnósticos psiquiátricos eligen parejas con otros individuos diagnosticados en un grado mayor de lo que cabría esperar si interviniera  solo el azar, “, dice el autor principal del estudio Ashley Nordsletten, una psicóloga del Instituto Karolinska de Estocolmo. El hallazgo no se aplicaba o era mucho menos importante para las condiciones no psiquiátricos tales como la enfermedad de Crohn, diabetes tipo 1 y tipo 2, esclerosis múltiple y la artritis reumatoide.

Los resultados de Nordsletten corroboran la evidencia encontrada en estudios anteriores que fueron más limitados en tamaño y alcance. “La calidad y cantidad de información disponible en los registros suecos ha ofrecido un medio único para hacer frente a estas limitaciones,” dice Nordsletten, añadiendo que el nuevo estudio no sólo ha ampliado en gran medida el número total de sujetos, sino que por primera vez permitió el examen de los patrones de apareamiento no aleatorio a través de toda una gama de condiciones.

Las razones subyacentes de estos patrones son complejos, y no del todo conocidos. Nordsletten cree que la explicación más probable es selectivo apareamiento la selección de un socio basado en un rasgo o comportamiento compartido.

Nordsletten espera determinar finalmente que la correlación encontrada en su estudio refleja una correlación genética significativa entre las parejas. En cuanto a si es que se podrá algun día ser capaz de identificar a las personas o grupos en situación de riesgo o grupos- “Eso es ciertamente la esperanza”, dijo. “Nuestros resultados sólo plantean preguntas por responder, y responder a ellas representarán los primeros pasos reales hacia identificar y seleccionar cualquier riesgo.”

Seguí leyendo:

Sobre niños y diagnósticos: la infancia entre la ciencia y el sentido común

Autismo sí, autismo no: el riesgo de un “diagnóstico” que olvide al niño

La dislexia, un trastorno tan invisible como frecuente

Padres ansiosos, hijos ansiosos: condenados por los genes

Qué es un brote psicótico y cuáles son las causas

Desarrollo infantil: la clave es intervenir sin patologizar

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo