Crecen los casos de ortorexia en Argentina: cuando comer sano se vuelve obsesión

Según arroja el primer estudio sobre el tema realizado en el país, hay un 18% de la población con criterio diagnóstico de ortorexia, cifra que trepa al 60% en personas con anorexia o bulimia.

En un mundo de complejidad y desigualdad creciente, las contradicciones se repiten en múltiples planos. En el marco de una epidemia de obesidad que afecta a más del 60% de la población argentina, se advierte en paralelo un preocupante aumento de nuevos trastornos de la conducta alimentaria, como es caso de la ortorexia. Esta se caracteriza por una obsesión patológica por ingerir comida pura, sana, sin ingredientes ni sustancias artificiales.

“En realidad, los ortoréxicos desean mejorar la salud, pero finalmente la dieta se convierte en el centro de sus vidas y no les deja tiempo para disfrutar de la misma. Debido a esta obsesión, se embarcan en fuertes restricciones nutricionales. Eliminan todo lo que no consideran ´puro´ y siguen normas muy estrictas en la preparación de los alimentos”, explica la doctora Mónica Katz, directora del Centro Dra. Katz, directora de posgrados en la Universidad Favaloro y autora del libro “Más que un cuerpo“, donde analiza el tema.

Los ortoréxicos desean mejorar la salud, pero finalmente la dieta se convierte en el centro de sus vidas y no les deja tiempo para disfrutar de la misma

“La ortorexia afecta todos los aspectos relacionados con la alimentación e interfiere en el desarrollo de la vida social. Puede llevar al aislamiento y desencadenar cuadros graves de malnutrición”, agrega la doctora, que realizó el primer estudio de ortorexia en la Argentina.

Con la colaboración de los doctores Vanesa Anger y Claudio González, en el Centro Dra. Katz realizaron el primer estudio local sobre prevalencia de ortorexia, utilizando una encuesta validada (ORTO 15) en una muestra de adultos de CABA. “Hallamos un 18% de personas con criterio diagnóstico de ortorexia“, concluyen.

En una segunda etapa, se tomará la encuesta en pacientes y luego se continuará con muestras de todo el país. “Resulta desafiante ser cuidadosos en el manejo de la comunicación en relación con los alimentos. Sin duda, para reducir la prevalencia de obesidad, es imprescindible prevenir la ganancia de peso a través de estrategias de largo plazo, limitando o estimulando el consumo de determinados alimentos con acciones concretas del mercado de alimentos. Ya está claro que las dietas extremas no ha mostrado ser eficaces en el largo plazo, y entendemos que estigmatizar o demonizar alimentos parece al menos riesgoso en este contexto”, dice Katz, y profundiza el tema para Buena Vibra.

¿Cuáles son los signos de alerta para detectar estos casos?

La ortorexia es un cuadro relativamente nuevo. Bratman y Knight lo definen en 1997. El foco es lo “ impuro” o no saludable. Quien lo sufre coloca a la comida en el eje de la vida.

Comer se transforma en un ejercicio intelectual en el que el placer y la espontaneidad NO tienen lugar. Algunos signos de alerta son dedicar mucho tiempo a pensar, comprar y preparar los alimentos; hallar dificultades para compartir la mesa con amigos, familia, compañeros de trabajo debido a que los que los otros consumen no es lo que ellos comerían.

Comer se transforma en un ejercicio intelectual en el que el placer y la espontaneidad NO tienen lugar

¿Se ven más en hombres o en mujeres, y de qué edades?
La proporción es 2 a 1 en favor de la mujer en todos los estudios. Está estudiado en adultos.

¿Qué relación hay entre ortorexia y otros trastornos alimentarios, como anorexia y bulimia?

En población general la prevalencia de  la ortorexia es del 8%. En pacientes con trastornos alimentarios la prevalencia, trepa hasta el 60%

En la ortorexia vemos que la restricción y la eliminación de muchos alimentos y placeres es clave. ¿Qué subyace? ¿Qué problemas se observan detrás?

Estudios que analizaron los síntomas comunes entre ortorexia y otros cuadros psicopatológicos hallaron rasgos comunes con anorexia nerviosa, trastorno obsesivo – compulsivo (TOC ), trastorno somatomorfo (hipocondría o temor a enfermar) y trastorno de ansiedad.

De todas formas, se están estudiando subtipos dentro del cuadro general, en los que se obsrvan atención externa, distorsiones en la memoria de trabajo, etc, por lo que aún quedan por ver y conocer los detalles de la neuropatogenia de la ortorexia.

Hoy está de moda la vida sana, y es saludable que haya una toma de conciencia respecto al valor de vivir mejor. Pero a la vez crecen ciertos fundamentalismos y modas que se vuelven riesgosas. ¿Cuál es límite? ¿Dónde tenemos que encender un alerta?

Para llegar a cuadro de ortorexia debe haber cuadro de base psicopatólogico. El límite es notorio, pues la gente saludable quiere ser saludable pero se come un choripán o una comida rápida de vez en cuando. Las personas saludables no viven leyendo etiquetas, su foco es pasarla bien, reunirse alrededor de una mesa relajadamente aún sin conocer los ingredientes que el amigo o la madre usaron en la preparación del menú.

Las personas saludables no viven leyendo etiquetas; su foco es pasarla bien y reunirse alrededor de una mesa relajadamente aún sin conocer los ingredientes que el otro usó en la preparación del menú

En los gimnasios y centros de salud están de moda las dietas proteicas, los productos para adelgazar con polvos y otras variantes, al igual que el crossfit y otras actividades de gran exigencia. ¿La ortorexia incluye conductas adictivas de entrenamiento u obsesión por quemar calorías y demás?

No todos los que adhieren a dietas altas en proteínas son ortoréxicos. Puede haber casos. Pero precisamente las personas con ortorexia evitan y temen los ingredientes no puros, no naturales, y los polvos proteicos contienen muchos ingredientes que, sin ser peligrosos, en realidad a un individuo con ortorexia los perciben “peligrosos”. Pero…¡Buenas noticias! Es un cuadro tratable con abordaje cognitivo, psicoeducación nutricional y, algunas veces, medicamentos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!