Esta estrategia puede ayudarte a aprender cualquier cosa rápidamente

Estudiá con técnica, no solo con esfuerzo

En su libro “Fluent Forever”, el cantante de ópera Gabriel Wyner sugiere que una de las mejores formas de aprender un nuevo idioma es practicar recordando. En otras palabras, en lugar de leer y volver a leer una lista de palabras de vocabulario, por ejemplo, lo que se debe hacer es leerla una vez y luego probarse a sí mismo repetidamente.

La misma estrategia funciona para casi cualquier cosa que uno desee aprender y en la que se vea implicada la memoria, y cada vez hay más investigaciones que sostienen esta técnica. Los psicólogos llaman a este fenómeno el “efecto de prueba”.

Un estudio de 2003, citado en un metanálisis de Henry L. Roediger III y Jeffrey D. Karpicke, destaca el poder de las pruebas para hacer que la información se quede almacenada en nuestra memoria.

También podés leer: 8 consejos para ayudar a los chicos a estudiar mejor y aprender más

En el estudio, los investigadores dirigidos por Mark Wheeler hicieron que los participantes revisaran una lista de 40 palabras cinco veces o la revisaran una vez y realizaran cuatro “pruebas de recuerdo”. Al finalizar hicieron dos tests para evaluar como habían sido incorporados estos términos, un test fue a los cinco minutos y otro se realizó después de una semana.

Los resultados mostraron que los participantes que habían leído la lista de palabras cinco veces se desempeñaron mucho mejor en la prueba de recuperación cinco minutos después. Pero los participantes que habían leído la prueba una sola vez y que habían sido evaluados obtuvieron mejores resultados en la prueba una semana después.

En otras palabras, la técnica de las pruebas ayudaron a aumentar la memoria a largo plazo de los participantes

Investigaciones más recientes sugieren que combinar las pruebas con comentarios inmediatos (averiguar si respondió correcto o incorrecto) es más efectivo, e incluso puede aumentar la memoria justo después de que se aprende la información.

En un estudio de 2014 dirigido por Carola Wiklund-Hörnqvist, 83 estudiantes en un curso de psicología de pregrado estudiaron una serie de conceptos psicológicos durante cuatro minutos. La mitad de los participantes continuó estudiando, mientras que cada concepto se asociaba a un hecho concreto y se presentaba en la pantalla de una computadora durante 15 segundos. La otra mitad realizó seis pruebas de memoria en las que tuvieron que presentar el concepto descrito en la pantalla.

También podés leer: Las neurociencias explican porqué las manualidades hacen bien al cerebro

Al final del período de aprendizaje, todos los participantes tomaron una prueba en la que se les presentó un hecho y se les pidió que escribieran el concepto correspondiente. Hicieron la misma prueba dieciocho días y cinco semanas después. Los participantes que se habían probado obtuvieron mejores resultados en las tres pruebas.

En conjunto, estos estudios sugieren que la estrategia más eficiente para recordar algo, ya sea que estés aprendiendo un nuevo idioma o estudiando para un examen de ciencias, es simplemente practicar recordarlo.

Probablemente sea mucho más efectivo que intentar analizar los hechos en tu cabeza durante una hora.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!