5 frases típicas que usan los maltratadores psicológicos

Los maltratadores utilizan una técnica de manipulación para controlar a las personas con las que se relacionan. Conocé las frases más comúnes que usan.
maltrato psicológico

La luz de gas o “gaslighting” es una técnica de manipulación utilizada por los maltratadores psicológicos. El fin de esto es que las víctimas se autocuestionen y piensen que tienen la culpa, en lugar de tomar conciencia de que la otra persona las lleva a esa situación.

Esta técnica de manipulación cada vez más conocida es sufrida por muchas víctimas a las cuales les transforma su sentido de la realidad e incluso, en muchos casos deben recurrir a terapia para tratar sus consecuencias.

¿En qué situaciones se puede dar el gaslighting?

Quienes usan la ‘luz de gas’ lo hacen con fines de manipular a otra persona, generalmente se da más con personas del círculo íntimo del maltratador, ya sea su pareja o su familia.

El caso es que en situaciones en las que demuestran su verdadera naturaleza (ser controladores y maltratadores) “dan vuelta” toda la situación para hacerle creer al otro que en verdad ellos siempre tienen razón. De hecho, algo recurrente en las víctimas del gaslighting es que pierden la noción de la realidad ya que comienzan a dudar de todo lo que les pasa gracias a la manipulación que sufren. Así se logra que prevalezca siempre la versión del gaslighter (maltratador psicológico).

Según explican psicólogos, las personas manipuladoras recurren a tácticas como esta para generar confusión en sus víctimas, y eso es un síntoma de la verdadera debilidad de su carácter.

Este término no es para nada nuevo, sino que existe desde los años 30′, en ese entonces, Patrick Hamilton creó una obra de teatro llamada Gaslight en la que un hombre trata de convencer a su esposa de que se está volviendo loca para evitar que piense en su comportamiento de maltratador.

Quienes hacen “gaslighting” desestiman los sentimientos y las opiniones de sus víctimas. Foto de Hannah Xu en Unsplash.

5 frases típicas de los maltratadores psicológicos

Es recurrente que estas personas intenten te manipular haciéndote sentir culpable, diciéndote que estás loco/a o que no recordás bien cómo sucedieron las cosas. Las frases más recurrentes que usan son las siguientes:

1. “Eso nunca pasó”

Esta es un de las frases más usadas por ellos, el fin de emplearla es hacerte dudar de los hechos. Por ende, decir que algo nunca sucedió es la semilla que les ayuda a sembrar la duda en la víctima. Así, si la víctima no conoce la naturaleza manipuladora de esa persona, va a comenzar a creer en esta realidad alternativa y no en la concreta.

2. “Vos sos muy sensible”

Si el manipulador se da cuenta que te hirió con algún comentario que te hizo, rápidamente intentará minimizar la situación diciéndote que “sos una persona muy sensible”. Esto implicaría que no valen los sentimientos de la víctima porque cualquier cosa la puede afectar así.

3. “Estás loca y no soy el único que lo piensa”

El fin de todo maltratador psicológico es hacer que sus víctimas cuestionen su propio juicio y se crean insanos. Es por esto que al manipularte por un largo período de tiempo te pueden llegar a hacer creer que verdaderamente tenés la culpa de todo y que imaginás cosas, pero esto no es así. Se trata de una técnica que van creando para quitarle la autoestima a la víctima y que esta finalmente crea en todo lo que le dicen.

Incluso, puede ser frecuente que los manipuladores intenten “dejar en evidencia” estas cosas frente a familiares y amigos, así estos respaldan su opinión sobre la víctima y no la puedan ayudar a salir de esa relación.

4. “Qué mala memoria tenés”

Estos abusadores ponen siempre en duda la memoria de su víctima. Cuando logran que la víctima deje de creer en su memoria y realmente crea que esta le está fallando, ahí ya cayó bajo el control del manipulador. Porque dudar de su memoria es la manera que tiene el manipulador para saber que de ese momento en adelante, siempre te va a poder controlar.

6. “Si ya sabés cómo me pongo…”

Esta es otra frase típica de los maltratadores que hacen luz de gas. Al pronunciar estas palabras, el abusador se quita responsabilidad de encima, hace que el otro piense que cometió un error por hacer algo que enoja o angustia al maltratador. Diciendo esto queda implícito que la víctima provocó la ira del abusivo sabiendo las consecuencias y quita el foco de que es esta persona la que debería controlar sus reacciones.

Puede que al momento de querer cortar el vínculo, el maltratador se vuelva violento o te amenace. Foto de Anete Lusina en Pexels.

Podés leer: Entre machos y princesitas: sólo la educación puede cambiar siglos de maltrato a la mujer

¿Qué hacer si alguien te está haciendo gaslighting?

Hay casos en los que a las víctimas les lleva mucho tiempo darse cuenta del maltrato y que de hecho, más les cuesta cortar el vínculo con el maltratador. Pero lo importante es saber que con la ayuda de profesionales y de tu círculo íntimo, siempre se puede salir.

La solución al gaslighting es primero darte cuenta de que te están queriendo hacer creer cosas que no son reales, que te están manipulando. Una vez que te hayas dado cuenta deberás seguir tu instinto y recuperar la seguridad en vos mismo.

Hay casos en los que al intentar dejar de relacionarse con el maltratador puede empeorar la situación. Puede que la persona se ponga violenta, te amenace o intenté manipularte con todos los recursos que tenga. Por eso es fundamental que vos tengas un sistema de soporte, es decir, gente que te ayude a atravesar todo este proceso. También es recomendable que tengas pruebas de esta manipulación, audios, capturas de pantalla de chats e información similar.

Si sentís que te cuesta mucho y no ves posible salir de esa situación, siempre podés recurrir a un psicólogo especialista que trate con víctimas de personas manipuladoras. Seguramente hacer esto sea un gran paso para poder ayudarte a vos mismo y salir adelante.

Te puede interesar: