Ser autónomo afecta la salud: tips para que no te destroce los nervios

Podés trabajar en pijama, ahorrarte el paraguas los días feos, almorzar comida casera en casa, manejar los horarios y tomarte días libres cuando quieras. Parece un cuento de hadas, la situación ideal. Pero no es tan así. El freelance tiene mucho de afortunado y algunas cosas que envidiar, pero también acumula factores de estrés que la relación de dependencia desconoce: inversión de recursos propios a riesgo, inestabilidad, vacaciones y licencias no remuneradas, ingresos cambiantes, extrema necesidad de auto-organización y buena gestión del tiempo, soledad. La vida cotidiana de los “autónomos” tiene pros y contras, y exige cualidades profesionales y personales que podemos trabajar para cuidar nuestra salud mental y nuestro bienestar.

La procastinación es uno de los problemas más frecuentes entre los trabajadores freelance. La tendencia a dejar para más tarde las cosas y las dificultades para gestionar el tiempo, cayendo en recurrentes distracciones, es un gran factor de estrés y un defecto que dispara las chances de fracaso y de dificultares vinculares. Es un generador de malestar permanente.

Otro factor que deteriora la calidad de vida de los freelance es la inestabilidad y la fluctuación en la carga laboral. Hay días en los que no alcanzan las horas y otros de vacío absoluto. Es clave saber gestionar las emociones y la ansiedad para no caer en un sube y baja anímico permanente.

Otro tema clave es la sociabilidad, porque trabajar todo el tiempo solo y limitar el contacto con el resto del mundo a correos electrónicos y llamadas no es saludable. Las relaciones interpersonales hacen bien.

 

Tips para pasarla mejor y aumentar las chances de éxito

  • La clave está en organizarse correctamente. Si no es tu fuerte, hay cursos y talleres que pueden darte recursos para ello.
  • El exceso de perfeccionismo, el miedo y la inseguridad nos llevan muchas veces a dar vueltas y vueltas a los temas, demorar las decisiones y gestionar mal el tiempo. Hay que saber renunciar a lo ideal para tener lo bueno en mano: nada mejor que lo hecho, lo terminado.
  • Hacer listas de objetivos diarios, priorizando lo más importante, es fundamental.
  • Eliminar distracciones (desactivando las redes sociales por un par de horas, por ejemplo)
  • Tener expectativas realistas: si nos proponemos hacer más cosas de las que realmente podemos hacer en un día, la frustración está garantizada.

lista

  • “De nuevo hay que acudir a la renuncia”, dice Azor, “los autónomos suelen aceptar todos los trabajos que se les ofrecen, porque el trabajo en el futuro no está asegurado. Pero a veces hay que reconocer que estamos al límite y renunciar”.
  • Para sobrellevar mejor inestabilidad en materia de ingresos, lo ideal es ahorrar y organizar el gasto mensual de acuerdo un monto planeado anualmente. Si tenemos tranquilidad financiera, los momentos de bajón en el trabajo no atentarán contra nuestra productividad ni contra nuestro bienestar.
  • Ponerse horarios de trabajo también es importante: aprender a desconectar. Así como hay que aprender a separar el trabajo del hogar, hay que distinguir el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo.
  • Generate espacios de sociabilidad. Hay que salir de casa, ver gente, arreglarse, vestirse, renovar el aire. El encierro es malo en todos los planos y nos hace perder perspectiva. Los espacios de coworking pueden ser una buena opción. Son espacios donde podemos compartir una oficina, con comodidades, sin tener tantos gastos. Además, son lugares donde suelen surgir muchas posibilidades porque suelen ser espacio de encuentro de emprendedores, de profesionales de distintas partes del mundo, diferentes edades y perfiles y más.

 

Seguí leyendo

Procastinación: el peligro de dejar todo para mañana

“No seas tu plan B”: decidite a combatir el conformismo

Tips para concentrarte, hacer foco y evitar los ladrones de tiempo

Oficinas saludables: cualidades de un entorno de trabajo que cuide a la gente

Ofrecen 3 meses de vacaciones y 30.000 euros por mes, pero nadie quiere el trabajo

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo