Trastornos del estado de ánimo: qué son y cómo se tratan

Los trastornos del estado de ánimo son alteraciones de la salud mental que deterioran la calidad de vida. Síntomas, señales de alerta y tratamientos.
trastornos del ánimo

Los trastornos del estado de ánimo son alteraciones de la salud mental caracterizadas por la existencia de cambios emocionales muy marcados, en los que el estado emocional o el ánimo general está distorsionado o no se condice con las circunstancias. Uno puedes estar extremadamente triste, vacío o irritable (deprimido), o puedes tener períodos de depresión alternados con excesiva felicidad (manía).

Los trastornos del estado de ánimo se conocen también como trastornos afectivos o trastornos del humor

La depresión y la manía representan los dos polos o extremos de los trastornos del estado de ánimo. En el medio, hay un abanico de estados intermedios, que pueden tratarse si interfieren en la capacidad para funcionar de la persona

“Los trastornos del estado del ánimo se caracterizan por una disregulación emocional en la que aparece una sintomatología marcada por una gama de grises que pueden oscilar desde la manía (euforia) hasta la depresión”, explica del doctor Rafael Herra Milano, médico psiquiatra y perito forense.

Síntomas del trastorno del estado de ánimo

Se diagnostica un trastorno del estado de ánimo cuando la tristeza o la euforia son muy intensas y persistentes y deterioran significativamente la capacidad funcional de la persona.

En estos casos, la tristeza intensa se denomina depresión y la euforia intensa manía. Los trastornos depresivos se caracterizan por depresión y los trastornos bipolares por combinaciones variables de depresión y manía. Ambos son tratables y muchas personas esquivan la consulta por el estigma que rodea a la salud mental.

El diagnóstico del trastorno del estado de ánimo se realiza en los casos en que la tristeza o la euforia son demasiado intensas, aparece acompañado de otros síntomas característicos y de la limitación de la capacidad de llevar una vida normal a nivel físico, social y laboral.

Los trastornos del estado de ánimo pueden incrementar los riesgos de enfermedades del corazón, diabetes y otras enfermedades en una persona

Tratamientos de los trastornos del ánimo

En la mayoría de las personas, los trastornos del estado de ánimo pueden tratarse con éxito con medicamentos y psicoterapia.

El doctor Herrera Milano explica que “el tratamiento depende del estadío y de la gravedad del cuadro. Puede oscilar desde:

  • Psicoterapia.
  • Psicoteraía + Tratamiento psicofarmacológico.
  • Únicamente tratamiento psicofarmacológico.
  • La medicación utilizada incluye desde Benzodiacepinas, Antidepresivos, Estabilizadores del ánimo e incluso Antipsicóticos.

La duración del mismo depende si es un primer episodio o una recidiva”.

Tipos de trastornos del estado de ánimo

El espectro de trastornos del estado de ánimo es amplio. Hay distintos tipos:

  • Trastorno depresivo mayor
  • Trastorno bipolar
  • Depresión relacionada con una enfermedad física
  • Trastorno afectivo estacional
  • Trastorno ciclotímico
  • Depresión inducida por el consumo de drogas o medicamentos
  • Trastorno disfórico premenstrual
  • Distimia o trastorno depresivo persistente
  • Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo

La importancia de no patologizar la tristeza

La tristeza y la alegría son parte de la experiencia habitual de la vida diaria, y difieren de la depresión y la manía que caracterizan a los trastornos del estado de ánimo. La tristeza es una respuesta natural a la pérdida, la derrota, el desengaño, el trauma o la catástrofe.

síntomas de la depresión

Podés leer: Facundo Manes: cómo distinguir entre tristeza y depresión

El duelo es la reacción normal más habitual ante una separación o una pérdida, como la muerte de un ser querido, el divorcio o un desengaño amoroso. En general, el duelo y la pérdida no causan depresión persistente e incapacitante, excepto en personas predispuestas a padecer trastornos del estado de ánimo o del humor.

Algunas personas se sienten tristes o irritables de vez en cuando y pueden decir que están de mal humor. Los trastornos del estado de ánimo son diferentes porque afectan a diario el estado emocional de la persona

El hecho de sufrir un trastorno del estado de ánimo, en particular uno que implique depresión, aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas, como incapacidad para realizar las actividades diarias y mantener relaciones, pérdida de apetito, ansiedad extrema y alcoholismo.

Trastorno bipolar y depresión

Como dijimos, los extremos del trastorno del estado de ánimo son la depresión y el trastorno bipolar. Si únicamente se sufre depresión, se denomina trastorno unipolar. Los trastornos bipolares, en cambio, incluyen episodios de depresión que alternan con episodios de manía.

La manía sin depresión (llamada manía unipolar) es muy poco frecuente.

Podés leer: Depresión: las señales del cuerpo que no es bueno ignorar

Síntomas de la depresión

  • Tristeza prolongada o ataques de llanto inexplicables.
  • Importantes cambios en el apetito y los patrones del sueño.
  • Irritabilidad, furia, preocupación, agitación, ansiedad
  • Pesimismo, indiferencia
  • Pérdida de energía, apatía persistente
  • Sentimientos de culpa, falta de valor
  • Incapacidad para concentrarse, indecisión
  • Incapacidad para disfrutar de intereses anteriores, retiro social
  • Dolores inexplicables
  • Continuos pensamientos de muerte o suicidio

Síntomas del trastorno bipolar

El trastorno bipolar es diferente de la depresión clínica, aunque los síntomas de la fase depresiva de la enfermedad son similares.

Las personas con trastorno bipolar experimentan marcados cambios en el estado de ánimo. Estos cambios pueden ser graves, oscilando entre la energía extrema y la desesperación profunda, algo que afecta o interrumpe las actividades de la vida normal.

Por un lado, los puntos altos: 

  • Aumento en la actividad física y mental y de energía
  • Estado de ánimo exagerado, optimismo y autoconfianza extremos
  • Irritabilidad excesiva, comportamiento agresivo
  • Menor necesidad de dormir sin experimentar fatiga
  • Pensamientos grandiosos, aumento del sentido de la importancia de uno mismo
  • Velocidad al hablar, al pensar
  • Impulsividad, escaso juicio, falta de atención
  • Conducta imprudente
  • En los casos más graves, delirios y alucinaciones

Podés leer: Cómo alcanzar el bienestar emocional

Por otro, los síntomas de depresión (los puntos bajos del trastorno bipolar):

  • Tristeza prolongada o ataques de llanto inexplicables
  • Importantes cambios en el apetito y los patrones del sueño
  • Irritabilidad, furia, preocupación, agitación, ansiedad
  • Pesimismo, indiferencia
  • Pérdida de energía, apatía persistente
  • Sentimientos de culpa, falta de valor
  • Incapacidad para concentrarse, indecisión
  • Incapacidad para disfrutar de intereses anteriores, retiro social
  • Dolores inexplicables
  • Continuos pensamientos de muerte o suicidio

Trastorno del ánimo: cuándo consultar al médico

Si repasas estos síntomas y creés que podrías tener un trastorno del estado de ánimo, lo recomendable es hacer una consulta con tu médico o con un profesional de salud mental. Los signos de alerta son:

  • Sentís que tus emociones interfieren en tu trabajo, tus relaciones, tus actividades sociales u otros aspectos de tu vida.
  • Tenés problemas con el alcohol o las drogas.
  • Tenés conductas o pensamientos suicidas.

El trastorno del estado de ánimo no suele desaparecer por sí solo e, incluso, puede empeorar con el tiempo. Lo mejor es buscar ayuda profesional antes de que se agrave: puede ser más fácil tratarlo al comienzo.

El médico suele incluir un examen físico completo (algunas enfermedades pueden causar estos síntomas), una conversación abierta y honesta sobre cómo te sentís y una revisión de tus antecedentes familiares.

fitness

También podés leer: La actividad física, un antidepresivo y ansiolítico muy eficaz

Para seguir leyendo: