Quién es el científico argentino que descubrió cómo “frenar” la esclerosis múltiple

Un grupo de especialistas del Centro Ann Romney de Enfermedades Neurológicas en el Hospital Brigham (BWH), en Boston (Estados Unidos), liderado por Francisco Quintana ha descubierto que la melatonina (una hormona implicada en la regulación del ciclo sueño-vigilia de una persona) puede influir en la actividad de la esclerosis múltiple.

Francisco Quintana estudió biología en la Universidad de Buenos Aires, obtuvo un doctorado en inmunología en el Instituto de Ciencia Weizmann de Israel, y desde hace nueve años trabaja como investigador en la Universidad de Harvard y en el Instituto Broad del MIT, en Cambridge, Estados Unidos.

Junto a su equipo, Quintana descubrió que las bacterias que están en el microbioma de cada persona pueden jugar roles muy importantes para interactuar con el cerebro y limitar el avance de enfermedades como la esclerosis múltiple, que afecta a más de 2,5 millones de personas en el mundo.

Quintana demostró que existe un mecanismo molecular que hace que la actividad de las bacterias de “la panza” – conocida popularmente como flora intestinal-  influya en lo que ocurre en el cerebro

Este es el primer trabajo en el mundo que reporta cómo los productos microbianos pueden actuar directamente sobre células del sistema inmune en el cerebro para prevenir la inflamación. A partir del hallazgo, se abre la posibilidad de generar nuevos tratamientos contra enfermedades neurológicas.

De esta manera, se previene que esas células dañen a las neuronas y a los oligodendrocitos, y que se desarrollen enfermedades como la esclerosis múltiple. Lo que publicaron en Nature es el mecanismo que va desde que las bacterias activan una vía molecular hasta que limitan la inflamación en el sistema nervioso central.

4 síntomas que nos indican que estamos pasados de estrés

Demostraron que existe el mecanismo al generar ratones mutantes que tenían alteradas esa vía molecular. Al ser mutados, los ratones desarrollaron más esclerosis múltiple en comparación con los casos controles. También presentó evidencia de la existencia de la vía molecular en seres humanos, al investigar células de pacientes que habían tenido esclerosis múltiple. De esos pacientes, tenían células obtenidas a partir de la autopsia.

El estudio de Quintana fue financiado con subsidios de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, la Sociedad Estadounidense del Cáncer, la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, de Estados Unidos, y con apoyos del Ministerio de Ciencia de Baden-Wuerttemberg en Alemania, entre otros.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!