10 claves que tenés que saber sobre el hantavirus

Luego de más de 10 muertes, muchísimas personas infectadas y otras tantas en observación, compartimos 10 cosas que tenés que saber del hantavirus.

Qué es el hantavirus

Recibe este nombre el Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH) es una enfermedad transmitida por roedores y causada por un virus del género Hantavirus.

Qué roedores pueden transportar el hantavirus

Distintas especies de ratones agrupados dentro del género Oligoryzomys. Su principal característica es tener una cola muy larga, de allí su nombre vulgar por lo que es conocida: “ratón colilargo”.

Dónde se encuentran estas especies

Las especies son nativas de distintas regiones de nuestro país. Desde la Patagonia hasta diversas regiones de la Provincia de Buenos Aires. También en la Ciudad de Buenos Aires, como por ejemplo en la Reserva Ecológica, donde se pueden encontrar muchas especies debido a las condiciones naturales que caracterizan la zona.

Podés leer: Hantavirus: se confirman los primeros 4 casos en Buenos Aires

Qué probabilidades hay de encontrar un ratón colilargo

No suele encontrarse muchos, por lo que las probabilidades de encontrarse con uno son muy bajas. Además, no todos tienen hantavirus.

Los ratones con hantavirus se mueren al infectarse con el virus

No, no se mueren. El virus que puede ser letal en humanos, pero convive de forma crónica con el roedor y no le genera problemas.

Cómo se puede desactivar el virus

El virus se desactiva con la luz solar o con lavandina diluida al 10%, es decir un pocillo de café de lavandina en 1 litro de agua.

En las zonas rurales donde habitualmente se encuentran los ratones colilargos se recomienda limpiar y ventilar galpones o lugares cerrados. Se recomienda no barrer para evitar el movimiento de aire y así evitar el contacto por inhalación que puede ser muy peligroso para los humanos.

qué es el hantavirus

Leé más: Alerta Hantavirus: qué es, cómo se transmite y cómo prevenirlo

Cómo se infecta un humano

El hantavirus se encuentra en la orina, en las heces y en la saliva del roedor. Se transmite al humano por inhalación (normalmente cuando se limpian galpones o lugares oscuros) o penetración a través de heridas de la piel o mucosas. Por eso es fundamental mantener los lugares bien ventilados, con luz natural y tratando de levantar el menor polvo posible. En caso de hacerlo, tratar de usar barbijo.

La transmisión persona a persona ha sido documentada por primera vez en el año 1998 en un brote en el sur de Argentina.

Qué ocurre cuando estoy infectado

El período de incubación de la enfermedad es de 2 a 3 semanas. La enfermedad se divide en 4 etapas: febril, cardiopulmonar, diurética y de convalecencia.

La primera fase dura entre 3 y 5 días y se caracteriza por fiebre, dolor muscular, escalofríos, pérdida de fuerza, mareos, dolor de cabeza, falta de apetito, náuseas, dolor abdominal y diarrea. En general, no se observan manifestaciones de ataque de las vías respiratorias superiores. Es importante prestar atención a la evolución de los síntomas, ya que pueden confundirse con otras dolencias. Para su óptima recuperación, es fundamental detectarlo a tiempo y comenzar con el tratamiento cuanto antes.

La segunda fase se caracteriza por tos, aumento en la frecuencia respiratoria y dificultad para respirar al hacer ejercicio. Marca el inicio del edema pulmonar, que puede evolucionar en un lapso de 4 a 24 horas.

Leé más: Qué es el Hantavirus: la enfermedad que tiene en vilo a la Patagonia

La etapa diurética comienza con un aumento en el volumen de orina en forma espontánea, caracterizada por la eliminación rápida del líquido del edema pulmonar y la resolución de la fiebre.

La etapa de convalecencia puede durar desde 2 semanas a 2 meses con una recuperación probablemente completa.

El contagio es letal en humanos

La letalidad tiene un rango muy variable de entre el 10 y 50 % dependiendo de la región, aunque todavía no se conoce la causa exacta que produce esta variación.

hantavirus prevencion y tratamiento

Estar informado y mantener la higiene

Para poder prevenir, no hay nada mejor que mantener una buena higiene. Desinfectar con lavandina, ventilar, dejar que entre la luz del sol, tratar de no levantar polvo o transitar lugares oscuros son cuestiones fundamentales a la hora de la prevención.

También se recomienda no consumir productos directamente desde latas o botellas, ya que en los depósitos suele haber muchas ratas. En caso de contacto con esos productos, lo mejor es limpiarlos con abundante agua y jabón o detergente.

Es muy importante estar informado y tener en cuenta los síntomas en caso de que comiencen a aparecer los primeros. Se los suele confundir con otras enfermedades, por eso las primeras horas son fundamentales. Prestar atención especial a las acciones realizadas puede aclarar muchos panoramas.

Podés leer: Hantavirus: sigue avanzando y ya se confirmó la primera muerte en Salta

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!