11 signos de alerta para reconocer el golpe de calor

Cuando las temperaturas se vuelven sofocantes el riesgo de sufrir un golpe de calor aumenta y puede jugar una mala pasada. Es clave en estos días no excederse con la exposición al sol, beber mucha agua con y reducir la actividad física intensa: tener en cuenta que el cuerpo va a necesitar una ayuda extra para regular la temperatura y evitar la hipertermia.

Los bebes, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas también son grupos de por sí más vulnerables

Cuando hace mucho calor, se recomienda evitar el consumo excesivo de alcohol, bebidas con cafeína o azúcar, que estén muy frías o muy calientes, y optar por comidas más livianas. La actividad física debe ser de intensidad moderada, por intervalos cortos y sin dejar de beber agua durante el ejercicio. Es fundamental hidratarnos antes, durante y después de la actividad física para compensar la pérdida de líquidos corporales a través de la transpiración y usar ropa suelta, liviana y de colores claros.

Para evitar complicaciones, es fundamental tener claro los 10 signos de alerta para reconocer a tiempo el golpe de calor:

  1. Sed intensa y sequedad en la boca
  2. Temperatura corporal de 39º C o más (medida en la axila)
  3. Sudoración excesiva
  4. Sensación de debilidad, cansancio o vértigo
  5. Mareos o desmayo
  6. Calambres musculares
  7. Agitación
  8. Dolor de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
  9. Dolor de cabeza
  10. Estado de confusión, desorientación, delirio o convulsiones
  11. En los bebes, prestar atención a la irritación excesiva de la piel por el sudor en el cuello, el tórax, las axilas, la parte interna del codo y el área cubierta por el pañal. Y también la irritabilidad o el llanto inconsolable.

Para proteger a los más chicos, es clave no esperar a que pidan agua. Ofrecerles líquidos de manera continua, en especial jugos naturales. Si son lactantes, ofrecerles el pecho con más frecuencia. No hay que suspender la lactancia materna y es ideal vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o incluso desvestirlos.

Los niños y los adultos mayores deben evitar exponerse al sol, en especial al mediodía, y protegerse con prendas adecuadas, como sombrero, ropa de manga larga y protector solar

Cuando una persona sufre un golpe de calor, hay que asistirla rápido. Lo primero es bajar la temperatura corporal, ya sea con hielo o un baño. Ofrecerle agua fresca, trasladarla a un lugar con sombra y ventilado y no darle un medicamento para bajar la temperatura. La consulta por guardia es lo más recomendado.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!