Alerta en Francia por el consumo de ibuprofeno: piden un estudio para evaluar sus riesgos en Europa

Debido a que es uno de los fármacos más consumidos, se recomienda que especialistas de la salud y pacientes presten atención especial a su ingesta.

La agencia sanitaria francesa lanzó una advertencia que preocupa a médicos y pacientes en cuanto al uso de dos fármacos muy frecuentes: el ibuprofeno y el ketoprofeno. Los especialistas aseguraron que consumir estos antiinflamatorios puede empeorar los síntomas por los que se había administrado inicialmente y por eso se encargó una investigación en todo el continente europeo.

En Francia el tema preocupa a la población debido a que es la segunda droga más consumida, luego de paracetamol.

reflujo gastrico dieta

Podés leer: Ya circula la gripe A y no llegan las vacunas: alerta médico

Se cree que hay una serie de infecciones que podrían empeorar luego de tomar ibuprofeno y ketoprofeno. Las complicaciones se pudieron observar luego de pocos días, en tratamientos cortos, cuando estos medicamentos se utilizaron para combatir la fiebre, la inflamación afecciones respiratorias o del sistema otorrinolaringológico.

La sospecha de los efectos adversos de estos medicamentos no es algo nuevo, por lo que desde hace varios años se vienen realizando estudios. Desde el 2000 a la fecha ya se han investigado 337 casos con complicaciones infecciosas con ibuprofeno y 49 con ketoprofeno que tuvieron consecuencias severas, entre las que se encuentran la hospitalización, secuelas y en algunos casos la muerte.

Frente a los números tan alarmantes, es que la agencia sanitaria francesa pidió que se analicen sus consecuencias junto a otros países europeos debido a que las autorizaciones de los medicamentos se hacen para toda Europa y se debe hacer una reevaluación de la relación riesgo-beneficio de esos medicamentos.

Leé más: Medicina regenerativa: la solución para los dolores crónicos

En Argentina, Carlos González Malla, médico de planta del Servicio de Clínica Médica del Hospital Alemán, explicó que “también estamos al tanto del riesgo de infecciones, pero esto ocurre con cualquier antiinflamatorio. Porque el efecto de estos fármacos es disminuir la respuesta inicial que el cuerpo tiene contra la infección, o sea, la defensa natural. Ocurre que, para actuar, el medicamento tiene que inhibir la inflamación, que es lo que a uno lo hace sentir mal. Y aunque uno finalmente se sienta bien, el remedio disminuyó la defensa natural del cuerpo”.

También agregó que “lo que más preocupa en el uso de antiinflamatorios es la gente que se medica durante mucho tiempo, a largo plazo, porque aumentan el riesgo cardiovascular, el riesgo de úlceras y de hemorragias digestivas”.

En cuanto al uso en Argentina, el especialista sostuvo que “lamentablemente no hay datos precisos sobre el consumo de fármacos de venta libre en Argentina. Como el ibuprofeno se vende hasta en los kioscos, no hay mucho modo de controlar y las compañías farmacéuticas no liberan los datos fácilmente”.

Jimena Worcel es la directora médica de la Cámara Argentina de Medicamentos de Venta Libre y aclaró que “en Argentina, el ibuprofeno es de venta libre hasta un máximo de 400 miligramos por cápsula. En cambio, el ketoprofeno, un medicamento fuerte, generalmente usado para postoperatorios, no es de venta libre”.

Te puede interesar: 112 mil casos en tres meses: se cuadruplican los casos de sarampión por los antivacunas

Worcel señaló que, a pesar de la falta de datos certeros y precisos, “desde la aparición del ibuprofeno de venta libre en el mercado argentino disminuyó mucho el uso de aspirinas; digamos que de a poco se fue sustituyendo. Pero desde las entidades que hacen investigación de toxicología de consumo irresponsable o farmacovigilancia, que son los referentes que podrían detectar problemas, no nos ha llegado el dato de que en Argentina haya una situación de riesgo frente al ibuprofeno, puntualmente”.

Los expertos recomiendan que lo mejor es no tomar antiinflamatorios innecesariamente, es decir cuando los síntomas podrían mejorar solos. También se sugiere priorizar el paracetamol ya que tiene menos efectos adversos como disminuir el riesgos de hemorragias digestivas.

Si el uso del ibuprofeno y el ketoprofeno es inevitable, lo mejor es consumir la dosis mínima eficaz, durante la duración más corta, detener el tratamiento en cuanto desaparezcan los síntomas y no prolongarlo más de tres días en caso de fiebre, ni más de cinco, si hay dolor. Hasta tanto no se tengan datos más certeros, lo mejor siempre es ser responsable con su uso.

pastillas anticonceptivas para hombres donde la venden

Podés leer: Tratamientos y medicamentos personalizados según los genes: la revolución de la farmacogenómica

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!