Argentina dispuso el “alerta máxima epidemiológico” en el país por el coronavirus

El Ministerio de Salud informó que realiza un seguimiento de la información epidemiológica. Recomendaciones a viajeros para prevenir posibles casos.

Desde el 31 de diciembre de 2019 y hasta el 22 de enero de 2020, ya se notificaron más de 10.000 casos de infección por coronavirus 2019-nCoV en China, aunque hasta el momento poco más del 10% fue confirmado por laboratorio. Hubo al menos 213 muertos y más del 90% de los casos son de China. Ya se confirmaron más 140 casos fuera del gigante asiático.

El problema más grave es que también se han notificado casos en otros 15 países: Australia, Tailandia, Japón, Corea del Sur, Francia y los Estados Unidos, entre otros. Por esto mismo, cerca de 30 aerolíneas en todo el planeta cancelaron vuelos hacia el gigante asiático, mientras que los países limítrofes y de la región han restringido severamente el tráfico ferroviario, vial y marítimo, en un intento por contener la propagación de la misteriosa enfermedad.

La Comisión Nacional de Salud de China ha confirmado que el virus puede transmitirse de persona a persona a través de la “transmisión de gotas”, donde el virus se transmite debido a que una persona infectada estornuda o tose, así como por contacto directo.

El coronavirus de Wuhan se ha extendido por todo el mundo desde que se detectaron los primeros casos en China en diciembre. Al menos 132 personas han muerto y más de 6.000 están luchando contra síntomas que incluyen fiebre y dificultades respiratorias

Estos datos a priori marcan una letalidad menor a la esperada para el Síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), ambas producidas por otros coronavirus
previamente identificados. No existe tratamiento antiviral específico.

En ese marco, el Gobierno argentino dispuso este martes el “alerta máxima epidemiológico” en el país y activó el protocolo para actuar ante la posibilidad de una emergencia en caso de que el Coronavirus ingrese al país y anunció todas las medidas de prevención que debe tomar la población.

Podés ver: Qué es el coronavirus de Wuhan: la misteriosa cepa mortal china

“Estamos tranquilos pero atentos. Sabemos que, aun cuando este es un evento internacional relevante, nuestros especialistas nos señalan que el riesgo inmediato para la población argentina, es bajo”, aseguró el ministro Ginés González García.

Aumentan los casos y crece el alerta

A la fecha, la Organización Mundial de la Salud continúa la investigación sobre el nuevo patógeno y el espectro de manifestaciones que pueda causar, la fuente de infección, el modo de transmisión, el periodo de incubación, la gravedad de la enfermedad y las medidas específicas de control.

La evidencia actual sugiere que la transmisión de persona a persona es limitada, lo cual sería consistente con lo que se conoce sobre otros patógenos similares. En particular, la transmisión de persona a persona, incluido en el entorno nosocomial, ha sido documentada para otros coronavirus emergentes, como el SARS y el coronavirus causante del MERS-CoV. Por ende, las medidas de control tomadas para SARS y MERS pueden guiar interinamente la respuesta contra este nuevo patógeno.

Si bien este es un evento internacional relevante, según la información actual, el riesgo inmediato para la población argentina se considera bajo

Recomendaciones provisorias

Dada que la información disponible a la fecha es parcial, y que la situación epidemiológica es dinámica, el 22 de enero la OMS concretó una reunión del “Comité de Emergencia para neumonía causada por el nuevo coronavirus 2019-nCoV” del Reglamento Sanitario Internacional (RSI). El objetivo era evaluar este evento y poner en consideración la declaración de una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII). Finalizada esta reunión, el Director General de la OMS, declaró que se requiere de mayor información y se reevaluará la posición con respecto a la emergencia en una nueva reunión, mañana 23 de enero del 2020.

Por estos motivos, las siguientes recomendaciones son de carácter provisorias y dinámicas:

1. Viajeros internacionales

Al momento, la OPS /OMS, no recomienda ninguna evaluación específica para este evento de los pasajeros en los puntos de entrada, ni restricciones sobre viajes o el comercio, sin embargo se recomienda:
 Promover entre los viajeros la búsqueda de atención médica en el caso que presenten sintomatología compatible con cuadro respiratorio respiratoria aguda antes, durante, o después de un viaje internacional, especialmente si estuvieron en los países afectados.
 Promover, entre los viajeros que arriban y salen del país, las buenas prácticas y la conducta para reducir el riesgo general de infecciones respiratorias agudas durante los viajes, tal como toser en el pliegue del codo y la higiene de manos frecuente como acciones fundamentales
 Específicamente para los viajeros con destino a la ciudad de Wuhan, se recomienda eviten: el contacto tanto con individuos que presentan enfermedades respiratorias agudas, o asistir a lugares con presencia de animales de granja o salvajes, vivos o muertos e o ingerir alimentos crudos.

Estas medidas son especialmente importantes en el marco de la celebración del año nuevo chino (día 25/02/20) por lo que se recomienda reforzar las medidas de prevención mencionadas.

2. Equipos de salud

La enfermedad provocada por este nuevo coronavirus presenta síntomas respiratorios agudos, motivo por el cual se debe registrar en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS 2.0) dentro del grupo de las infecciones respiratorias agudas (IRAS), las mismas son eventos de notificación obligatorias según Ley 15.465 (ENOs). Dentro de estos eventos respiratorios se incluyen las Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAGS) e Infecciones Respiratorias Agudas Graves Inusitadas (IRAGI), la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus pertenece a estos eventos.

Los servicios de salud deben notificar de forma inmediata a través del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud todos los casos desde la sospecha y con datos completos.

Qué es el coronavirus

Los coronavirus son una familia de virus que se descubrió en la década de los 60 pero cuyo origen es todavía desconocido. Sus diversos tipos provocan diferentes enfermedades, desde un resfrío hasta un síndrome respiratorio grave, una forma grave de neumonía.

Gran parte de los coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un coronavirus, generalmente durante su infancia.

Causas del coronavirus

Los coronavirus se transmiten de forma limitada entre humanos, pero hasta la fecha se desconoce el origen de estos virus. En todo caso, se sabe que ciertos animales, como los murciélagos, actúan como reservorios.

Como en otros virus que causan neumonía, cuando se transmiten en humanos, el contagio se produce generalmente por vía respiratoria, a través de las gotitas respiratorias que las personas producen cuando tosen, estornudan o al hablar.

Síntomas del coronavirus

En general, los síntomas principales de las infecciones por coronavirus suelen ser:

  • Secreción y goteo nasal.
  • Tos.
  • Fatiga.
  • Dolor de garganta y de cabeza.
  • Fiebre.
  • Escalofríos y malestar general.
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • En espectro clínico de este tipo de infecciones varía desde la ausencia de síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. Esta tipología suele cursar con tos, fiebre y dificultades respiratorias. Es frecuente que haya neumonía y, en el caso del MERS, también se pueden registrar síntomas gastrointestinales, en especial, diarrea.

Tal y como ocurre con el virus de la gripe, los síntomas más graves (y la mayor mortalidad) se registran tanto en personas mayores como en aquellos individuos con inmunodepresión o con enfermedades crónicas como diabetes, algunos tipos de cáncer o enfermedad pulmonar crónica. En casos extremos puede ocasionar insuficiencia respiratoria.

Cómo prevenir el coronavirus

Hasta la fecha no se dispone de vacuna alguna ni de tratamiento específico para combatir la infección por coronavirus. Mantener una higiene básica es la forma más eficaz de evitar contraer este virus en los lugares en los que existe un mayor riesgo de transmisión.

Es conveniente lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas ya infectadas, protegiendo especialmente ojos, nariz y boca. A quienes puedan estar en contacto con posibles afectados se les aconseja el uso de mascarillas y usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda.

Estas precauciones deben seguirlas especialmente aquellas personas que padezcan diabetes, insuficiencia renal, neumopatía crónica o inmunodepresión, ya que tienen más riesgo de padecer enfermedad grave en caso de infección por coronavirus.