Alerta por alacranes: se dispara el miedo y los expertos aclaran lo que debemos saber

Los casos de dos niños muertos en Córdoba y un chico grave en Buenos Aires por picaduras de alacranes dispararon el miedo a escalas inéditas y los teléfonos de los centros especializados y las casas de desinfección no paran de sonar. Sin embargo, los expertos piden calma, prevención y cuidado. Y desaconsejan el uso de productos que no tiene ninguna eficacia y sólo sirven para bajar la guardia.

De acuerdo a los boletines de vigilancia epidemiológica, a nivel nacional se notifican entre 7.000 y 8.000 casos de alacranismo por año, y solo el 10% requiere el uso de antídoto, algo que evalúan los especialista en cada caso.

El alacrán o escorpión no es un nuevo habitante de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. Pero en más de 100 años ha habido sólo un caso grave y ningún muerto por esta causa. De hecho, en el Hospital de Niños atendieron este año 166 casos. Algunos no tuvieron síntomas, otros no tuvieron que recibir ni siquiera suero y los restantes fueron cuadros moderados-graves que respondieron muy bien a los antídotos.

La fumigación es una alternativa ineficaz para combatir a los alacranes. Es más: está desaconsejada porque uno baja el nivel de prevención y cuidado

Palermo, Belgrano y Recoleta, los barrios con más alacranes. Pero, en la historia, no hay ningún muerto por alacranismo en el área metropolitana de Buenos Aires. Los casos graves ocurren cada tanto en ciudades como Paraná, Santa Fe, La Rioja, Catamarca, Salta, Córdoba, y son raros los casos donde alguien fallece, subraya el infectólogo Tomás Orduna, jefe de Patología regional, Medicina tropical y Medicina del viajero del Hospital Muñiz, que es centro de referencia y banco de antídoto.

De todos modos, el cuidado no está de más, porque es una realidad que el número de picaduras va en aumento y también las muertes: mientras que entre 1993 y 1999 hubo solo tres fallecimientos, desde el 2000 se vienen produciendo en promedio dos muertes por año, la gran mayoría niños.

Se estima que la incidencia creció por una probable dispersión de alacranes a través de distintas vías de transporte, por una mayor conexión entre zonas donde había históricamente alacranes y donde no

 

Lo que debés saber

  • Hay más de 1500 especies de escorpiones en el mundo. De ellas, unas 30 son peligrosas para el humano.
  • En Argentina, los mayores responsables de los casos de envenenamiento son el Tityus trivittatus y el Tityus confluens, que viven sobre todo en el centro y norte del país. El trivittatus es el de mayor importancia médica.
  • En los últimos años, en la Ciudad de Buenos Aires se viene observando un aumento de los hallazgos y de los casos de envenenamientos.
  • En Capital, casi la totalidad corresponden a la especie peligrosa; en el Conurbano la mayoría de los hallazgos son de una variedad sin importancia médica, el Bothriurus bonariensis, que suelen encontrarse en jardines de quintas, parques o terrenos baldíos.

 

Cómo prevenir

  • Hay que revisar principalmente el baño, la cocina, el lavadero, que es generalmente donde aparecen. Las especies que uno puede encontrar en una casa o en un hotel no suelen ser las peligrosas.
  • Lo principal es saber identificar al escorpión, para saber si es de importancia médica. ¿Cómo identificar un escorpión peligroso? El trivitattus es de color castaño claro y tiene tres líneas longitudinales oscuras bien diferenciadas en el dorso, las pinzas finas y largas; y en la región posterior, una pequeña uña (apófisis subaculear), en el aparato ponzoñoso debajo del aguijón, que le da la apariencia de poseer dos aguijones. El confluens, a diferencia del trivittatus, tiene el dorso oscuro uniforme. El bonariensis ​no es peligroso y se caracteriza por tener pinzas cortas y gruesas y telson sin apófisis subaculear (cerrado).
  • El trivittatus suele encontrarse en el ámbito domiciliario. La conducta preventiva adecuada está orientada a evitar que el animal entre a las casas: comprar telitas metálicas y colocar en todos los sumideros para evitar que el escorpión ascienda; poner piretrina ahí y en cualquier vía de acceso desde el exterior (sirve para alejarlos, no para matarlos); no acumular papeles, maderas ni hojalata porque el escorpión busca el lugar húmedo; colocar burletes para evitar la entrada; controlar las cámaras sépticas y las cucarachas, que son su alimento preferido.

 

Prevención, diagnóstico, tratamiento y vigilancia

La prevención es impedir que entren y, así, no tener que sacarlos: hermetizar (poner burletes y redes, tapar rejillas), que no haya pisos o paredes o techos rotos. En edificios, tener un control estricto de la situación del sótano (limpio, iluminado, con los pisos pintados de blanco).

La fumigación está totalmente contraindicada, destacan los expertos. No sirve como una herramienta para combatir a los escorpiones y genera una falsa sensación de seguridad a la gente. Cuando fumigás, matás hasta donde llega el producto y hasta donde los vapores penetran, pero en el caso de los escorpiones están en lugares muy profundos, muy protegidos y no hay nada con tanta penetrabilidad ni tanto poder residual. Además, ellos pueden cerrar sus estigmas respiratorios para que no les entre nada: pueden estar horas sin respirar.

En caso de encontrar un ejemplar, haya picado o no a alguien, se le puede colocar con mucho cuidado un frasco de boca ancha arriba, taparlo y llevarlo a un centro de referencia. Pero aun en caso de accidente, no es necesario ni indispensable ir con el ejemplar a la guardia. Si uno lo lleva, mejor. Si no, no hay problema.

La única conducta realmente determinante tras una picadura es acudir en forma urgente a un hospital

Lo importante es que el paciente, sobre todo si es un niño, esté en un lugar donde haya terapia intensiva pediátrica, por las dudas. Si consideran que es necesario aplicar el antiveneno, mandarán a la ambulancia a retirarlo con la premura que eso requiere.

Si es necesario dar antiveneno, hay que hacerlo rápido. Tiempo ideal: media hora. Tiempo adecuado: hasta las dos horas. Luego, el tratamiento se aplica, pero no va a ser tan efectivo.

La picadura del alacrán no deja marca, pero produce un dolor muy intenso. Lo que se observa en un niño es que estaba bien y de repente empieza a llorar de dolor. Puede estar muy excitado o muy deprimido, y empezar a vomitar

 

Medidas de prevención y control de accidentes

  • Revisar y sacudir las prendas de vestir, y el calzado antes de vestir o calzar, especialmente si han quedado tiradas en el suelo.
  • Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño. En las patas de la cuna se pueden colocar frascos de vidrio para evitar el ascenso de los alacranes.
    Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes. Retirar progresivamente los elementos de su interior en lugar de introducir la mano o revolver.
  • Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de escorpiones.
  • Utilizar rejillas sanitarias o de trama adecuada o con protección sanitaria en desagües de ambientes y sanitarios.
  • Controlar las entradas y salidas de cañerías así como las aberturas y hendiduras .
  • En puertas y ventanas conviene colocar burletes donde queden hendijas. También puede utilizarse alambre tejido (mosquitero). Hacer lo mismo con las rejillas de desagües.
  • Revocar las paredes, reparar las grietas en pisos, paredes y techos.
  • Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes en los que pueden encontrarse.

 

En el ámbito peridomiciliario

  • Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.
  • Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos que sirven de alimento a escorpiones.
  • Revisar cuidadosamente la hojarasca y los escombros y evitar juntarlos con las manos.
  • Los escorpiones pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas) por lo cual se recomienda mantener especial cuidado cuando se examinan lugares oscuros y húmedos.
  • Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones.
  • Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado. (Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado).

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!