Hallazgo: un problema de salud muy frecuente puede provocar Alzheimer

Es la demencia más común. Su evolución es lenta, pero inexorable, agravándose con el paso del tiempo el deterioro intelectual y los cambios de conducta. Descubren una causa desconocida hasta ahora.

Se estima que alrededor de 35 millones de personas en el mundo tienen algún tipo de demencia, cifra que se duplica cada 20 años de la mano de la mayor longevidad y se proyecta en 135 millones para el año 2050, según datos aportados en 2013 por Alzheimer’s Disease International. En ese marco, la enfermedad más común es el Alzheimer, cuya evolución es lenta, pero inexorable, generando con el tiempo deterioro intelectual y cambios de conducta. Un nuevo estudio alumbra una causa hasta ahora desconocida, sobre la cual podemos actuar ya.

También podés leer: Dormir bien para mantener a raya el Alzheimer y otras enfermedades

Se trata un trastorno neurodegenerativo que se caracteriza por el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Es la primera causa de dependencia, sobrecarga económica y estrés psicológico.

En un estudio publicado en la revista ‘Neurology’, los investigadores dirigidos por la doctora Zoe Arvanitakis, directora médica de Rush Memory Clinic en Rush Alzheimer’s Disease Center, descubrieron evidencias como que la presión arterial puede ser una de esas causas de riesgo.

La confirmación que da la investigación

Estudios previos han indicado que la presión arterial alta es una posible causa para padecer demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer, pero hay pocas investigaciones que exploren cómo esta, especialmente entre las personas mayores, afecta los tejidos del cerebro.

En el estudio, Arvanitakis y sus compañeros midieron la presión arterial de casi 1.300 personas de entre 59 y 102 años y las revisaron hasta que fallecieron, una media de ocho años después de inscribirse.

También podés leer: Comer pescado reduce el riesgo de desarrollar alzhéimer

Los científicos realizaron autopsias en el cerebro para documentar la presencia de lesiones cerebrales, incluidos los signos de alzhéimer, que se caracteriza por la presencia de placas de proteínas conocidas como amiloide y marañas de fibrillas nerviosas muertas conocidas como tau.

Hipertensión

La presión arterial es la fuerza necesaria para que la sangre circule a través de los vasos arteriales. Cuando esta fuerza ejercida por el corazón a las arterias de forma sostenida es excesiva o más alta de lo recomendable, se habla de hipertensión arterial (HTA).

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo cardiovascular. Se la conoce como ‘el asesino silencioso’, porque en la mayoría de casos no presenta síntomas, por lo que se pueden llegar a desarrollar problemas cardiacos, cerebrales o renales sin ser conscientes de padecer hipertensión.

También podés leer: Hipertensión: cómo cuidarte y prevenir los daños de un asesino silencioso

La OMS estima que unos 1.000 millones de personas padecen hipertensión en todo el mundo, con unas cifras de mortalidad que se acerca a los 9 millones de fallecimientos anuales por esta causa.

La hipertensión no puede curarse en la mayoría de los casos, pero puede controlarse. En general debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable.

Algunos consejos para controlar la hipertensión.

  1. Si deseas reducir la presión arterial, hay que pasar tiempo con su familia y amigos, o con uno mismo.

El estrés contribuye a la presión arterial, por lo que disfrutar del tiempo de relajación con familiares o amigos es una excelente manera de reducir el riesgo de problemas cardíacos. Especialistas de Mayo Clinic incluso sugieren tomar de 15 a 20 minutos por día para simplemente “sentarse en tranquilidady respirar profundamente”.

  1. Activarse

Un poco de movimiento también puede aumentar la salud del corazón. Cuando uno es más activo físicamente, el corazón no tiene que trabajar tan duro para bombear sangre alrededor del cuerpo. Y no es necesario ser un atleta profesional para obtener beneficios del ejercicio.

También podés leer: Nuevos incentivos: hacer ejercicio para mejorar la memoria y el pensamiento

  1. Reducir la sal de la dieta y agregar más frutas y verduras frescas

Los alimentos que son bajos en sodio y altos en potasio son excelentes opciones para la salud del corazón. Cuando aumenta el nivel de sodio en el torrente sanguíneo, es más difícil para los riñones eliminar las impurezas de la sangre y eleva la presión sanguínea. Incluso comer solo un poco menos de sal puede marcar la diferencia.

El potasio es un antídoto natural contra los efectos nocivos del sodio en la presión arterial, por lo que comer más frutas y verduras frescas, como bananas o paltas puede hacer un doble servicio al corazón.

  1. Estresarse menos

Es más fácil decirlo que hacerlo pero el estrés puede aumentar los valores de la presión arterial. La buena noticia es que muchas de las otras cosas en esta lista, que incluyen ejercicio, comer bien, tomarse un tiempo para respirar y reducir la velocidad y dormir lo suficiente, son buenas maneras de lidiar con el estrés.

  1. Y finalmente, si fumás, es una buena idea dejarlo

La nicotina que inhala el fumador provoca un aumento inmediato en la presión arterial, y aunque es temporal y no se corresponde con los niveles de presión arterial más altos durante el día, puede provocar problemas más duraderos en los vasos sanguíneos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!