Aneurisma cerebral: qué es, causas y síntomas

Nunca se deben ignorar los fuertes dolores de cabeza ni la visión borrosa, ya que pueden significar un llamado de alerta ante la rotura de un aneurisma.

Es uno de los problemas de salud de mayor gravedad. El aneurisma cerebral es un tipo de enfermedad cerebrovascular que tiene un alto índice de mortalidad si no se lo trata con urgencia. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la segunda causa de muerte en el mundo. Conocé cuáles son las razones por las cuales el aneurisma ocurre y cómo nos damos cuenta si lo tenemos.

El gran problema es que los aneurismas cerebrales se suelen detectar después de que se rompen, con lo cual se convierten en una emergencia médica.

Podés leer: Cómo reconocer si un dolor de cabeza merece correr a una guardia médica

Aneurisma cerebral

Un aneurisma cerebral es un ensanchamiento anormal en la pared de una arteria del cerebro. A veces son tan pequeños como una frambuesa. Según el neurólogo Bernard Bendok, de la prestigiosa Clínica Mayo, “es una protuberancia o una dilatación que sucede en un vaso sanguíneo en el cerebro. En ocasiones esta enfermedad tiene el aspecto de una cereza que cuelga de un tallo”.

Se estima que 1 de cada 50 personas tiene un aneurisma cerebral no roto sin saberlo. Son más comunes en mujeres que en hombres.

Un aneurisma cerebral puede llegar a presentar una pérdida o una rotura y ocasionar un accidente cerebrovascular hemorrágico, un sangrado en el cerebro. Este tipo de eventos se producen en la zona entre el cerebro y los tejidos delgados que recubren el cerebro.

La rotura de un aneurisma se convierte en una amenaza para la vida rápidamente y requiere de un tratamiento médico inmediato

Síntomas de la rotura de un aneurisma

A continuación, mencionamos algunos de los síntomas que un paciente puede padecer debido a la rotura de un aneurisma:

  • Dolores de cabeza repentinos e intensos
  • Vómitos y náuseas
  • Visión doble o borrosa
  • Caída del párpado
  • Sensibilidad a la luz
  • Convulsiones
  • Confusión
  • Pérdida del conocimiento

Leer también: 10 síntomas que no debés ignorar cuando el cuerpo avisa

A su vez, también se puede presentar el caso de que un aneurisma no tenga una rotura. En caso de ser pequeño, es muy probable que no se produzca ningún síntoma. En cambio, si se trata de un aneurisma grande, aunque no se rompa existe la posibilidad de que haya una presión sobre los tejidos y los nervios del cerebro.

Esto puede llegar a provocar dolor tanto arriba como abajo de un ojo, una pupila dilatada, cambios en la vista o visión doble y entumecimiento de un lado del rostro.

Conforme pasa el tiempo y la arteria abultada se vuelve más delgada, el aneurisma se puede romper, causando un sangrado en el cerebro

Los síntomas de un aneurisma roto a menudo incluyen un comienzo repentino de dolores de cabeza severos – la mayoría de pacientes lo describen como el peor dolor de cabeza que han sentido en su vida.

Causas del aneurisma cerebral

Un aneurisma cerebral se forma dentro de las paredes de una arteria en el cerebro debido a una debilidad en los vasos sanguíneos. Con el tiempo, el área débil de la arteria se vuelve más delgada y sobresale (como un globo) debido al flujo sanguíneo y un golpeteo contra la pared de los vasos.

La mayoría de los aneurismas cerebrales se forman sin ningún síntoma

Si bien los aneurismas pueden aparecer en cualquier lugar del cerebro, son  más freceuntes en las arterias situadas en la base del cerebro. Es importante dimensionar la importancia y la gravedad de esta enfermedad, destacan en la Fundación para la Cobertura del Aneurisma Cerebral (Fuacac) de Argentina.

Es importante saber que, de los pacientes que sobreviven a los aneurismas cerebrales, alrededor del 66% sufre algún déficit neurológico permanente. 

Cómo detectar un aneurisma

Más allá de los síntomas, un aneurisma roto también puede detectarse al realizar imágenes del cerebro -como una resonancia magnética- cuando un paciente está siendo evaluado por otra condición.

Si se descubre un aneurisma, es importante ver a un neurocirujano con experiencia en diagnósticos, administración, y tratamiento de aneurismas cerebrales no rotos.

Ciertas personas tienen mayor riesgo de sufrir aneurismas cerebrales. Si usted descubre que tiene un alto riesgo, es importante discutir pruebas de evaluación con su médico.

Continuar leyendo: