Aumenta la esperanza de vida, pero no mejora la salud

Vivimos más, pero no vivimos mejor. Lo afirma un interesante estudio publicado recientemente por la prestigiosa revista “The Lancet”, en el que se analizan datos de la población mundial desde 1990 hasta el año 2013.

El estudio concluye que la esperanza de vida aumentó para ambos sexos, pero no se produjo reducción en los años globales en los que se necesita atención sanitaria: es decir, vivimos más años, ha mejorado nuestra esperanza de vida, pero pasamos muchos años con problemas, males y enfermedades.

image001

Desde 1990 hasta 2013, la esperanza de vida aumentó 6,2 años, de 65,3 años a 71,5, mientras que la esperanza de llevar una vida saludable, sin problemas importantes de salud, aumentó 5,4 años, de 56,9 a 62,3 años de edad.

vivimos más pero no vivimos mejor. La actividad física y los hábitos saludables son la gran cuenta pendiente para apuntalar también la calidad de vida

Son datos nivel mundial, incluyendo hombres y mujeres, con informes de 188 países. Los autores señalan que, aunque la esperanza de vida (total y de vida saludable) tiene mejores números que en 1990, los años de hospitalización, tratamientos para enfermedades importantes y enfermedades crónicas no han disminuido de forma significativa.

El gran desafío es que logremos mejorar la calidad de vida. Vivir más pero también mejor. Para ellos, según los expertos, la clave está, además del desarrollo de nuevas vacunas y nuevos tratamientos para enfermedades crónicas y graves, en el ejercicio físico, la alimentación y los hábitos saludables.

Adultos mayores

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!