Cáncer de colon: la detección de los pólipos es clave para la prevención

A raíz del fallecimiento de Maca Azumendi, difundimos información relevante acerca de este tipo de cáncer que es muy frecuente pero detectado a tiempo puede prevenirse sin mayores complicaciones.

El cáncer colorrectal tiene una gran incidencia en los países occidentales y es el segundo cáncer en frecuencia para ambos sexos. Además, es la segunda causa de muerte por cáncer seguido al de pulmón.

A diferencia de la mayoría de cánceres, el colorrectal nos brinda muchas oportunidades para realizar acciones preventivas, porque en el 90% de los casos, se desarrolla a partir de lesiones premalignas llamadas pólipos.

cáncer de colon

Leé más: Cáncer de colon: el diagnóstico precoz posibilita un 90% de curación

Estos son crecimientos de la mucosa del intestino, que de persistir en su desarrollo, terminan generando la enfermedad. Afortunadamente, este proceso lleva muchos años, es decir que hay muchas oportunidades de poder extraer estos pólipos antes de que se conviertan en malignos.

Es por eso que es fundamental que aquellas personas que tienen riesgo de tener estas lesiones se realicen los estudios para poder diagnosticarlos.

La población de riesgo incluye a:

  • Personas mayores a 50 años y hasta los 75.
  • Personas con antecedentes familiares de cáncer colorrectal o pólipos.
  • Personas que han tenido algún pólipo previamente.
  • Pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn).

ejercicio y alimentacion

Podés leer: 12 buenos hábitos para prevenir el cáncer

Todos ellos deben hacer la consulta pertinente para establecer el mejor método de estudio y el seguimiento.

Hay que tener en cuenta que los pólipos no dan síntomas, y la presencia de otros síntomas tales como el sangrado, la anemia, cambios en el ritmo evacuatorio y la pérdida de peso, entre otros, pueden ser causados por un tumor ya desarrollado.

Prevención primaria para toda la población:

  • Consumo de fibras.
  • Reducir la ingesta de carnes rojas y grasas.
  • Limitar las dietas hipercalóricas.
  • Mantener el peso y hacer actividad física diaria 30 minutos.
  • Evitar el tabaco.
  • Reducir la ingesta de alcohol.

Asesoró el Dr. Nicolas Rotholtz MN 88461, Jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Alemán de Buenos Aires. También es director de la carrera de Coloproctología de la Universidad de Buenos Aires

colon irritable

También te puede interesar: Cáncer de colon: una aplicación gratuita permite la detección temprana

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!