El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en Argentina

Profesionales de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria explican la gravedad de este tipo de cáncer y su relación con el tabaquismo
cancer de pulmon

Nuestro cuerpo está conformado por cientos de millones de células trabajando armónicamente. Sus sistemas de comunicación local son extremadamente delicados y conforman un equilibrio entre el nacimiento de nuevas células y la muerte de las células viejas o defectuosas.

El cáncer se produce cuando este sistema de comunicación y control se ve alterado, desencadenando el crecimiento anárquico de un grupo celular las que adquieren la capacidad e invadir tejidos vecinos y diseminarse a través de la sangre o el sistema linfático. Dependiendo cuál sea el órgano en el que se genera este crecimiento se le da nombre al tipo de cáncer y dependiendo del tipo de tejido dentro del órgano se define el tipo de tumor.

fibrosis quistica cancer pulmon

También podés leer: Cáncer de pulmón: la importancia del diagnóstico temprano

Cáncer de pulmón

Cada año se diagnostican en el mundo 14 millones de casos de cáncer nuevos y 8,2 millones de muertes, 25% de las cuales son atribuibles al cáncer de pulmón. En nuestro país, se calcula que el cáncer de pulmón se cobra 9000 vidas al año, muchos de estos casos podrían ser prevenidos.

El cáncer de pulmón es una enfermedad maligna que puede localizarse en el tejido pulmonar propiamente dicho, en el interior de los bronquios, o en ambos sitios. Representa actualmente una epidemia mundial y es la primera causa de muerte oncológica en nuestro país.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en Argentina. Dejar de fumar, consultar a un neumonólogo y buscar un diagnóstico temprano son las principales recomendaciones de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria

cancer de pulmon

¿Cuál es el alcance del cáncer de pulmón?

En nuestro país el cáncer de pulmón es la tercera causa de muerte por cáncer, siendo la principal causa de muerte por cáncer en hombres y la tercera en mujeres. Esto sería solo una observación epidemiológica si no se conociera que este tipo de cáncer tiene una causa principal reconocida, tratable y prevenible: el tabaquismo.

Dado que hasta el momento las técnicas para detección temprana son controvertidas y de difícil aplicación, la enorme mayoría de los cánceres de pulmón son diagnosticados en etapas avanzadas, es decir cuando ya no hay posibilidades de curación. Sin embargo, los avances científicos en este campo han sido notables en los últimos veinte años, permitiendo que más y más personas que lo padecen logren vivir un mayor tiempo con excelente calidad de vida.

cancer de pulmon

Podés leer: 10 datos sobre cáncer de pulmón que debemos conocer

¿Cuál es la relación entre tabaquismo y cáncer de pulmón?

Varios estudios poblacionales definieron claramente el uso masivo de tabaco como causa de cáncer de pulmón. Por otro lado, la exposición de las células a los tóxicos que forman el humo del tabaco produce errores genéticos que facilitan el crecimiento celular anárquico, que son más significativos frente a exposiciones más intensas o prolongadas. Ninguna dosis de tabaco es segura, pero a mayor dosis es mayor el riesgo de cáncer de pulmón.

El tabaquismo de segunda mano, es decir el humo que inhala el no tabaquista que comparte un espacio con el fumador, ha sido también asociado al desarrollo del cáncer de pulmón. Otras causas menos frecuentes del cáncer de pulmón son la exposición a material radiactivo domiciliario (radón), el haber recibido radioterapia torácica o padecer algunas enfermedades específicas, por ejemplo, fibrosis pulmonar idiopática.

Entre fumadores el riesgo de enfermedad se incrementa en forma directamente proporcional con el número de cigarrillos/día y con el tiempo de fumador activo. Por lo tanto, aquellos que se inician más tempranamente en éste hábito tienen más posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón y a edades más tempranas.

como evitar el cancer

Podés leer: Cáncer de Pulmón: el tabaquismo causa el 90% de los casos

¿Cuáles son los síntomas y cómo se diagnostica?

En los casos en que se manifiesta clínicamente se presenta con tos, expectoración con sangre, falta de aire y/o dolor torácico. La mayoría son descubiertos como un hallazgo incidental en una radiografía o tomografía de tórax, en forma de nódulo o masa pulmonar.

Para dar con un diagnóstico definitivo es necesario realizar una biopsia, que es el análisis de una porción del tejido afectado. Este material es obtenido por un equipo de neumonólogos y cirujanos torácicos y analizado por un médico patólogo, que se encarga de determinar si hay células malignas en la muestra y, de ser así, identificar qué tipo de cáncer afecta al paciente. Este paso es crucial para la determinación del pronóstico y elección del tratamiento.

¿Cómo se previene el cáncer de pulmón?

La mejor estrategia para disminuir la posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón es dejar de fumar, los médicos pueden ayudar a abandonar el tabaco.

Aquellas personas mayores de 55 años, que tengan antecedentes de tabaquismo podrían estar en condiciones de ingresar a un programa de detección temprana. Éste no es para todos, la consulta con un especialista en neumonología es una recomendación enfática para el enfoque de esta enfermedad en sus aspectos de prevención, detección temprana diagnóstico y tratamiento.

consecuencias del tabaquismo

Leé más: Un minuto de salud: dejar de fumar puede añadir años y calidad de vida

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria recomienda:

  1. Dejar de fumar: el tabaquismo es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de cáncer de pulmón. Existen diversos tratamientos de cesación tabáquica con resultados comprobados ¡Dejar de fumar es posible!
  2. No fumar en compañía de no fumadores: evitá poner en riesgo a otras personas, el tabaquismo de segunda mano, es decir el humo que inhala el no tabaquista pero que comparte un espacio con el fumador, ha sido también asociado al desarrollo del cáncer de pulmón.
  3. Consultar a un neumonólogo: Si sos tabaquista activo o reciente, y tenés entre 55 y 74 años, consultá con tu neumonólogo para ver si cumplís con los criterios para realizar un screening. La detección temprana mejora la sobrevida.
  4. Que el miedo no gane: Existen múltiples tratamientos en varios estadios de la enfermedad, con lo cual el diagnóstico de esta patología no debe ser visto como el final de la vida, sino como una enfermedad grave con la que hay que luchar y para la que existen múltiples opciones de tratamiento. El enfoque multidisciplinario entre el grupo de salud tratante (neumonólogo, oncólogo, cirujano, médicos paliativistas y otros) también mejoran las perspectivas de tratamiento y calidad de vida.

dejar de fumar

Además leé: Dejar de fumar despierta células sanas que ayudan al pulmón

Asesoraron: 

  • Dr. Sergio Benitez (MPRN 3888), Coordinador de la Sección Oncología de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. Neumonólogo CEMER (Centro de Medicina Respiratoria Bariloche).
  • Dra. Karina Patané, Coordinadora de la sección Oncología de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, Jefa de Unidad Cirugía Torácica y Endoscopía Respiratoria y Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer.
  • Dr. Sebastián B. Lamot (MN 117888), Sub-Coordinador de la Sección Oncología de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y Médico Neumonólogo.

Seguí leyendo: