Casi 3.000 casos de sarampión en Italia por los movimientos antivacunas

Cerca de 3.000 casos en lo que llevamos de año (324 solo en la última quincena). La situación preocupa seriamente a Europa: Italia está viviendo una epidemia de sarampión que no sólo multiplicó los casos sino que está hospitalizando a cuatro de cada diez niños afectados.

El problema tiene un responsable: los movimientos antivacunas. El 89% de todos los casos no estaban vacunados y un 6% más solo había recibido la primera dosis de la vacuna.

Enfermos, muertos, discapacitados… Todos por enfermedades que eran prevenibles con vacunas. Por eso, es hora de llamar a las cosas por su nombre: estamos ante un atentado organizado contra la salud pública

A los 2719 enfermos italianos hay que sumar más de 500 casos en Alemania y 6.434 enfermos (y una treintena de muertes) en Rumanía. Al calor del crecimiento de los movimientos antivacunas, enfermedades que creíamos (casi) olvidadas están protagonizando un regreso alarmante.

La reciente muerte de un niño con otitis por haber sido tratado con homeopatía y el caso de un chico que contrajo tétanos tras un accidente porque sus padres se negaron a vacunarlo son claras postales del daño que pueden hacer ese tipo de pseudoterapias. Pero en el caso de las vacunas es incluso más indignante porque no sólo se pone en riesgo el que no se vacuna sino que se pone en peligro a todos los demás y, especialmente, a los más indefensos.

La obligatoriedad de las vacunas sigue siendo un tema muy polémico, sobre todo, por los problemas éticos y sociales que presenta. ¿Qué se debe hacer con los niños que no están vacunados? ¿Se los debe dejar sin escolarizar como están decidiendo Alemania, Francia y otros países? ¿Debemos retirarles la custodia (y la patria potestad) a sus padres? ¿Debemos obligarlos físicamente a ser vacunados? Muchas decisiones se debaten en el mundo.

De hecho, el Gobierno Italiano no tuvo más remedio que legislar en este sentido el 19 de mayo pasado haciendo obligatorias una docena de vacunas para todas las escuelas del país. Otros países, como Alemania, obligan a las guarderías a informar de los padres que no vacunan a sus hijos.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!