Puede causar ceguera, inflamación cerebral y muerte: es el sarampión y está de regreso

La Organización Mundial de la Salud advirtió que los casos de sarampión en Europa alcanzaron un récord. Y se expande en otras regiones, Latinoamérica incluida. ¿Tomamos conciencia?

Tenemos todo para eliminarla, olvidarla y disfrutar de una amenaza menos para la salud humana. Pero no: pudiendo erradicarla, crece. Se expande, enferma, mata. El sarampión, una enfermedad que se puede evitar con una simple vacuna, volvió y avanza en todos los continentes. Puede causar ceguera, inflamación cerebral e incluso muerte: ya se cobró un centenar de vidas en poco más un año y hay decenas de miles de casos en el mundo. Sin embargo, seguimos sin reaccionar.

cuáles son los síntomas del sarampión

Podés leer: Sarampión: cómo proteger a los bebés lactantes que aún no se pueden vacunar

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, en los primeros seis meses del año se registraron en Europa 41.000 casos de la enfermedad (y 37 muertes), en comparación con 23.927 el año pasado y 5.273 el año anterior. Según sus expertos, se deben tomar medidas urgentes para poner un alto al avance de esta enfermedad.

El problema es que el sarampión es una enfermedad altamente infecciosa y se contagia con mucha facilita, a través del contacto con gotas de fluidos que la persona enferma expulsa cuando tose y estornuda.

Sus síntomas incluyen mucosidad en la nariz, estornudos (un estado similar al de la gripe), señales de que el cuerpo está luchando contra una infección (fiebre, cansancio, dolor muscular, pérdida de apetito), ojos irritados, manchas grises en la boca y manchas rojas en la piel.

Podés leer: 41.000 casos en 6 meses: el sarampión bate récord en Europa

Estas últimas comienzan a aparecer cerca de la línea donde crece el cabello y luego se trasladan a la cabeza, el cuello y el resto del cuerpo.

La infección puede durar entre 7 y 10 días. Pero si bien la mayoría de la gente se recupera completamente, puede causar serias complicaciones y provocar la muerte.

No se trata de un simple salpullido: puede derivar encomplicaciones serias como inflamación del cerebro, meningitis, ceguera y problemas hepáticos, solo por nombrar algunas

La razón principal detrás del incremento de los casos es una: la caída en las tasas de vacunación, originada en los movimientos antivacunas, en gran parte de los casos, y en la falta de acceso, como es el caso de Rumania o Venezuela.

La militancia antivacuna existe desde hace años, pero cobró fuerza hacia finales de los 90, cuando el gastroenterólogo británico Andrew Wakefield estableció —sin base ni fundamento— que había un vínculo entre la vacuna triple viral y el autismo, algo totalmente desmentido. Su investigación, que hoy está completamente desacreditada, fue publicada hace unos 20 años en la prestigiosa revista médica The Lancet, que luego se disculpó y las autoridades británicas le revocaron a Wakefield su licencia para ejercer la medicina.

Podés leer: Sarampión en Argentina: pasamos del riesgo a la realidad

Recordemos: el sarampión se contagia con facilidad entre individuos susceptibles y puede ser muy grave, sobre todo para personas cuya salud es más vulnerable, como los bebés, las personas mayores y los que sufren alguna enfermedad crónica o cursan una patología. Vacunarse es un derecho y una responsabilidad social: no subestimes el riesgo y sé solidario. Es entre todos que superamos el problema.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!