Científicos demuestran cómo afecta el cannabis al desarrollo de los adolescentes

El consumo de marihuana en adolescentes puede traer afectar el desarrollo de funciones cognitivas y causar mayor daño que el consumo de alcohol.

Más allá de los efectos agudos de intoxicación, el uso indebido de alcohol y cannabis se ha asociado históricamente con deficiencias para los adolescentes en el aprendizaje, la memoria, la atención y la toma de decisiones, así como con un rendimiento académico inferior. Pero ahora una investigación se corre del terreno de los supuestos e ingresa de lleno en la comprobación científica de tales afirmaciones.

Un nuevo trabajo de investigadores de CHU Sainte-Justine y la Universidad de Montreal, en Canadá, muestra que los efectos simultáneos y duraderos el consumo de cannabis en adolescentes pueden observarse en importantes funciones cognitivas y parecen ser más pronunciadas que las observadas para el alcohol.

También podés leer: Cuáles son los efectos de la marihuana en el cerebro

“Aunque muchos estudios han informado de diferencias grupales en el rendimiento cognitivo entre usuarios jóvenes y no usuarios, lo que aún no se ha establecido son los efectos causales y duraderos del consumo de sustancias entre los adolescentes en el desarrollo cognitivo”, afirma el coautor y estudiante de doctorado de la Universidad de Montreal, Jean-François G. Morin.

Para averiguar esto, tomaron una gran muestra de casi 4.000 estudiantes de secundaria utilizando medidas cognitivas y de uso de sustancias clasificándolos en: abstinencia, consumo ocasional o consumo elevado. El seguimiento fue de cuatro años.

También podés leer: “El porro no hace nada (y yo me la creí)”: la carta que millones comparten en las redes

El estudio encontró que la vulnerabilidad al consumo de cannabis y alcohol en la adolescencia estaba asociada con un rendimiento generalmente más bajo en todos los dominios cognitivos. “Sin embargo, los aumentos en el consumo de cannabis, pero no de alcohol, mostraron efectos adicionales concurrentes y retardados sobre las funciones cognitivas, como el razonamiento perceptivo, la memoria, la memoria de trabajo y el control inhibitorio”, destacó Morin.

El consumo de cannabis a una edad temprana es un factor de riesgo para otras adicciones

Utilizando un diseño sensible al desarrollo, los autores investigaron las relaciones entre los cambios año tras año en el uso de sustancias y el desarrollo cognitivo en una serie de dominios cognitivos, como la memoria de recuerdo, el razonamiento perceptivo, la inhibición y la memoria de trabajo, como se informa en un artículo sobre la investigación publicado en ‘American Journal of Psychiatry’.

Consumo de cannabis: factor de riesgo para otras adicciones

Se usaron modelos de regresión de niveles múltiples para probar simultáneamente la vulnerabilidad y los efectos simultáneos y duraderos en cada dominio cognitivo. El estudio encontró que la vulnerabilidad al consumo de cannabis y alcohol en la adolescencia se vinculó con un rendimiento generalmente inferior en todos los dominios cognitivos.

También podés leer: 11 resultados del estudio más exhaustivo sobre los efectos de la marihuana

“Sin embargo, los aumentos adicionales en el consumo de cannabis, pero no el consumo de alcohol, mostraron efectos concurrentes y rezagados adicionales sobre las funciones cognitivas, como el razonamiento perceptivo, recuerdo de memoria, memoria de trabajo y control inhibitorio”, apunta Patricia Conrod, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Montreal, autora e investigadora principal de este trabajo.

Los aumentos adicionales en el consumo de cannabis, pero no el consumo de alcohol, mostraron efectos concurrentes y rezagados adicionales sobre las funciones cognitivas

Y continúa: “De particular preocupación fue el hallazgo de que el consumo de cannabis se asoció con efectos duraderos en una medida de control inhibitorio, que es un factor de riesgo para otras conductas adictivas, y podría explicar por qué el consumo temprano de cannabis es un factor de riesgo para otras adicciones”. Morin agrega: “Algunos de estos efectos son aún más pronunciados cuando el consumo comienza antes en la adolescencia”.

También podés leer: La marihuana es una llave que puede gatillar enfermedades psquiátricas dormidas

En un contexto donde las políticas y actitudes con respecto al uso de sustancias se están reconsiderando, esta investigación destaca la importancia de proteger a los jóvenes de los efectos adversos del consumo a través de una mayor inversión en programas de prevención de drogas. “Será importante realizar análisis similares con esta cohorte o cohortes parecidas a medida que pasan a la edad adulta temprana, cuando el consumo de alcohol y cannabis se vuelve más severo”, afirma Conrod.

Y agrega: “Esto podría ser particularmente relevante para los efectos del alcohol: aunque este estudio no detectó efectos del consumo de alcohol en adolescentes sobre el desarrollo cognitivo, los efectos neurotóxicos pueden observarse en subgrupos específicos diferenciados en función del nivel de consumo, sexo o edad”. Morin adelanta: “También queremos identificar si estos efectos en el desarrollo cerebral están relacionados con otras dificultades, como el bajo rendimiento académico, el daño neuroanatómico y el riesgo de futuras adicciones o trastornos de salud mental”.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!