Cigarrillo electrónico: mitos y verdades

Existe un mito alrededor del cigarrillo electrónico, ya que se cree, erróneamente, que es un método para dejar la adicción al cigarrillo convencional.
cigarrillo electronico

Los casos de hombres y mujeres con enfermedades graves asociadas al uno del cigarrillo electrónico multipliron las advertencias sobre la práctica del vaping entre jóvenes y niños.

“Aunque el consumo de tabaco en los adolescentes ha disminuido un poco comparado con los años 70, éste sigue siendo un problema presente en salud pública. Si a esto le agregamos la proliferación de los cigarrillos electrónicos, la amenaza de generar una gran adicción a la nicotina por parte de los jóvenes es inminente”, sostiene el Dr. Gastón Ofman, investigador de la Fundación INFANT.

dejar de fumar

Podés leer: Consecuencias del tabaquismo: claves de una adicción que podés combatir

“Hoy ya son frecuentes las consultas en guardia por niños pequeños que al empezar a agarrar todo lo que encuentran muchas veces ingieren el líquido del cigarrillo y llegan a tener una intoxicación severa”, explicó el Dr. Gastón Ofman, profesor adjunto de Pediatría y Neonatología de la Universidad de Alabama (Birmingham, EE.UU) e investigador de la Fundación INFANT, fundación argentina especializada en salud infantil.

A principios de año, se estimó que cerca de 3,6 millones de adolescentes estadounidenses usaron cigarrillos electrónicos en 2018. ‍Estos tipos de cigarrillos se comercializan a través de los canales de comunicación orientados a los jóvenes. Esa publicidad se asocia con un mayor uso de cigarrillos electrónicos en ese segmento de edad, algo que ya llegó a la Argentina.

drogas

También te puede interesar: Cerebro y adicciones: cómo afecta el consumo de drogas a los adolescentes

Actualmente, no existe evidencia científica que respalde la eficacia o seguridad de los cigarrillos electrónicos usados para dejar el tabaco

Los cigarrillos electrónicos pueden tener forma de lápiz, llavero o de un inhalador para el asma. Con estos dispositivos, los usuarios no inhalan el humo del tabaco, sino que inhalan el vapor de un líquido calentado por una bobina a pila. A eso se le llama fumar vapor, vaping o vapeo.

Esta práctica produce entre otros efectos, daño en las “células endoteliales”, la capa delgada de células que recubren la superficie interior de los vasos sanguíneos y que juegan un papel importante para la salud cardiovascular.

cigarrillo embarazo

Podés leer: Fumar antes y durante el embarazo puede causar infertilidad al bebé

La concentración de nicotina en el cigarrillo electrónico varía según cómo se use el producto pero es comparable o superior a la cantidad existente en un solo cigarrillo convencional. Por eso, puede tener efectos nocivos en el cerebro adolescente que se encuentra en desarrollo.

El uso de estos dispositivos entre los adolescentes aumenta la adicción porque la mayoría tiene nicotina que es el ingrediente adictivo, por eso tampoco ayuda a dejar el tabaco.

Entre más vapor sea aspirado, más adictos se podrían volver en el futuro

“Lo del cigarrillo electrónico como uso para dejar la adicción al cigarrillo común es un mito. No existe evidencia científica que lo avale. En realidad, ambas cosas son tóxicas y dañinas para la salud”, afirmó el Dr. Ofman.

“Hay que dar a conocer de manera transparente cuáles son las consecuencias de este producto, debido a que hay muy pocos estudios acerca del tema. Los pediatras deben aconsejar a los padres y fumadores acerca de dejar de fumar, y aconsejar a todos los niños y adolescentes sobre los peligros del consumo de tabaco antes de experimentar con los cigarrillos electrónicos”, establece Ofman en base a los estudios de la APP.

cigarrillo electronico

Podés leer: Cigarrillo electrónico: una práctica sin control ni certezas

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!