Cómo impactan los ambientes urbanos al corazón

Según datos de laWorld Heart Federation (WHF), en la actualidad las enfermedades cardiovasculares (ECV) son las responsables de 17,3 millones de muertes al año en todo el mundo, y se espera que para el 2030 esta cifra aumente a 23 millones. En consonancia con lo que pasa en el mundo, en Argentina las muertes por ECV representan más del 30% (según datos del Ministerio de Salud de la Nación).

La vida urbana se ha convertido en un factor de riesgo sumamente amenazante para la salud del corazón.

Es importante crear entornos saludables para el corazón, de manera que los lugares en donde vivimos, trabajamos y desarrollamos nuestro día a día no aumenten el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares sino que, por el contrario, favorezcan y faciliten la adquisición de hábitos y estilos de vida más saludables.

La vida urbana se ha convertido en un factor de riesgo sumamente amenazante para la salud del corazón. Las grandes ciudades nos enfrentan continuamente con desafíos y limitaciones que afectan la posibilidad de tomar decisiones saludables para el corazón, especialmente en los niños. Por eso, se vuelve fundamental revertir las consecuencias negativas que la urbanización presenta detectando aquellos entornos desfavorables que nos plantea nuestra comunidad, nuestro hogar, el trabajo, la escuela, nuestros entornos de vida más inmediatos como la falta de acceso a los espacios verdes; escasas propuestas saludables en las escuelas; muestra abrumadora de consumo de cigarrillo, alcohol y comida rica en grasas y sodio; exposición al humo de cigarrillo ajeno en los parques, los autos, etc.

Muchas veces perdemos de vista lo vulnerables que son los niños a las ECV, y su riesgo puede comenzar desde edades tempranas, incluso antes de su nacimiento (durante el desarrollo del feto), y aumentar durante la infancia a partir de las decisiones que como adultos tomemos alrededor de ellos.

Es clave tomar conciencia sobre las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, principales causantes de muerte en nuestro país y el mundo

La exposición a dietas poco saludables, la falta de ejercicio y el tabaquismo, son solo algunos factores de riesgo que podemos modificar realizando pequeños cambios en los estilos de vida. Al menos el 80% de las muertes prematuras por ECV podrían evitarse si estos factores se controlaran o evitaran.

Por eso, la Fundación Cardiológica Argentina cree de vital importancia promover espacios que favorezcan la posibilidad de elegir los mejores ambientes para desarrollar nuestra vida, y recomendamos algunas medidas que contribuyan a la construcción de entornos más saludables para nuestra salud y la de nuestro corazón:

  • Procurando tener a nuestro alcance una variada opción de alimentos, limitando el consumo de comida envasada (rica en azúcar, grasa y sodio) e incorporando frutas y verduras frescas.
  • Preparando en casa las viandas escolares y evitando que los chicos compren en el quiosco del colegio productos que no siempre son nutritivos.
  •  Dejando de fumar y convirtiéndote en un modelo positivo para los más chicos. Y, si fumás, evitá hacerlo en tu casa.
  • Llevando una vida activa, limitando el uso de la tele en casa y organizando más actividades al aire libre: caminatas, andar en bici o simplemente jugar en el jardín o la plaza.
  • Conociendo el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular y visitando al médico para que, como rutina, pueda medir nuestra presión arterial, niveles de colesterol y glucosa, peso y masa corporal.
  • Participando en nuestra comunidad para realizar cambios en el área en donde vivimos, como por ejemplo: aumento de la calidad y frecuencia de la educación física en las escuelas y guarderías, creación y mantenimiento de barrios seguros para la actividad física, control en escuelas, lugares de trabajo, hospitales y clínicas para que las propuestas de alimentos sanos, nutritivos y variados sea accesible.
  • Siendo un buen ejemplo a seguir para que nuestros chicos puedan tener un mundo con mejores corazones.
  • Nunca es demasiado pronto para empezar a cuidar el corazón. Recordemos que el cambio empieza por las pequeñas cosas que cada uno de nosotros podamos hacer, para que nuestra comunidad se convierta en un mejor lugar para la salud y la de nuestro corazón.

Fuente: Dr. Néstor Pérez Baliño (MN 38399), Presidente de la Fundación Cardiológica Argentina

 

Seguí leyendo

Tristeza y salud cardiovascular: ¿El corazón duele?

La angustia en la infancia lastima el corazón

Los cardiólogos recetan música clásica a enfermos del corazón

Diabetes: cómo disminuir riesgos de una seria amenaza para el corazón

¿Es posible morir de un corazón roto?

La angustia en la infancia lastima el corazón

Cómo impactan los ambientes urbanos al corazón

Hipertensión: una seria amenaza para el corazón y el cerebro

Los antiácidos aumentan el riesgo de infarto

Síndrome del Corazón Roto: cuando el estrés lastima el músculo cardíaco

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!