Coronavirus e hipertensión: por qué se convirtió en el factor de riesgo más importante

Marcelo Halac, médico cardiólogo, explica por qué la hipertensión asoma como la comorbilidad de mayor impacto es los casos graves de covid-19.

Cuando hablamos de hipertensión estamos hablando de uno de los factores de riesgo más importante en cualquier serie o patología que mires: Covid y no Covid. Incluso si analizamos la mortalidad de otros cuadros (siempre a igualdad de casos), por ejemplo de determinados tumores, también te encontrás con que la hipertensión separa poblaciones. Es importante, en este punto, entender el enorme impacto de esta enfermedad muy prevalente y que es sustrato de un montón de patologías.

La mayor parte de los estudios y todo lo que vemos desde el 31 de diciembre, cuando arranca esta enfermedad que todos conocemos como Covid-19, identifica a la hipertensión como uno de los grandes factores de riesgo de los pacientes que se complicaron o fallecieron: en alrededor de un 30% de los casos (si no más) encontrás este cuadro de base. (Podés ver: El 93% de los fallecidos por coronavirus en Ciudad de Buenos Aires tenía enfermedades previas).

hipertension

Podés leer: Hipertensión: una seria amenaza para el corazón y el cerebro

El punto clave aquí es pensar cuál puede ser la causa que genera tal nivel de impacto en los casos graves de Covid-19 para dar claridad a los pacientes que están contratamientos para controlar estos cuadros.

En primer lugar, hemos visto reportes que hablaban de algunos medicamentos como elementos agravantes, pero luego se descartó. Los pacientes con hipertensión pueden y deben seguir tomando la medicación que le da el médico tratante.

Por eso lo importante es poner foco sobre un tema que los cardiólogos advertimos desde hace años y que confirman muchos estudios importantes (Renata 2 y otros). En Argentina, de cada 100 pacientes, casi 40 no saben que son hipertensos; un 5% son conocidos y, sin embargo, no son tratados. Y hay un tercio a los que sí se los trata pero en los que no se logra controlar la hipertensión. Es decir, los tratás pero no alcanza lo que estás haciendo porque hay que ajustar la medicación, o porque no hacen bien el tratamiento o por otras cuestiones. Pero el punto clave es que sólo 1 de cada 4 pacientes hipertensos están bien controlados: detectados, tratados y controlados. Hablamos de sólo el 25%.

hipertension

Podés leer: Hipertensión: cómo cuidarte y prevenir los daños de un asesino silencioso

Entonces, cuando decimos que la hipertensión es un factor de riesgo detectado en los pacientes fallecidos por Covid-19 estamos seguramente en presencia de un montón de enfermos que no tenían controlada esa enfermedad de base. A la vez, hablamos en general un promedio de edad de 76 años, una franja en la que la tasa de hipertensión es muy alta. Si trasladamos las estadísticas y pensamos que quizá sólo un cuarto de ellos llegue a una infección por coronavirus con los valores de presión arterial adecuados, el panorama se complica.

Para resumir, vemos que la hipertensión es una enfermedad muy prevalente, en general mal controlada, y que es muy frecuente justamente en los adultos mayores donde vemos la mayor cantidad de casos de complicación de la infección por coronavirus.

  • Fuente: Marcelo Halac es Médico Cardiólogo Coordinador de Investigación de Cirugía Cardiovascular del Hospital Italiano de Buenos Aires.

infarto

Podés leer: El infarto avisa cuatro semanas antes: qué síntomas atender

Seguí leyendo