El 80% de las mujeres contrae HIV por su pareja estable

Según datos de ONUSIDA, en la actualidad 16 millones de mujeres viven con HIV, lo que representa el 50 por ciento de todos los adultos que conviven con ese virus en el mundo. En Argentina, en los últimos 5 años se produjeron en promedio 6.200 diagnósticos de VIH por año: 4.000 de varones y 2.200 de mujeres.

La mujer se encuentra en una situación de especial vulnerabilidad a la infección por VIH por diferentes motivos:

* Desconocimiento de la serología de sus parejas estables, principal vía de transmisión en la Argentina. El 90% de las mujeres argentinas contrae el HIV por vía heterosexual y el principal origen o fuente de la transmisión es su pareja estable (alrededor del 80% de los casos). En el hombre, en cambio, es por relaciones sexuales ocasionales.

* El sexo vaginal no protegido implica un riesgo de transmisión mucho mayor en la mujer. El sexo anal se asocia con un riesgo aún mayor. A la mujer le cuesta mucho negociar con el hombre el uso del preservativo y tiene que depender de la voluntad de él para su uso.

En Argentina, en los últimos 5 años se produjeron en promedio 6.200 diagnósticos de VIH por año

* Muchas enfermedades de transmisión sexual aumentan el riesgo de adquirir HIV y suelen ser asintomáticas. La pared de la vagina es delgada y el pH del canal vaginal hace que la mujer sea más susceptible. Además, si presenta alguna enfermedad de transmisión sexual es más fácil que contraiga el HIV.

* El abuso sexual, la violencia de género y la discriminación son problemas que debe enfrentar la mujer y que aumentan su vulnerabilidad. A su vez, en algunos casos, hay limitaciones culturales y existe una dependencia tanto emocional como económica que impide cambiar esa situación.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, un 31% de los hombres y un 23% de las mujeres que acceden al diagnóstico lo hacen en estados avanzados de la infección. En comparación con los hombres, las mujeres consultan antes y llegan antes al diagnóstico, sin embargo, les cuesta más cumplir con los cuidados o asistir a las consultas. La adherencia al tratamiento de las mujeres no va más allá de un 60-65%, un número bajo si se tiene en cuenta que la adherencia ideal debería ser mayor al 95%.

un 31% de los hombres y un 23% de las mujeres que acceden al diagnóstico lo hacen en estados avanzados de la infección

Esto se relaciona con muchos factores: intolerancia a la medicación, más eventos adversos, alteración de la grasa del cuerpo, depresión, el ‘disclosure’ (revelar que tiene HIV), decidir en qué momento y cómo se lo dice al hombre y el miedo a ser abandonada o rechazada por su pareja.

Por otro lado, para la mujer su casa está primero: sus hijos, su marido, su trabajo. Su salud, en general, suele dejarla para un segundo lugar. Otro de los miedos está relacionado con la posibilidad de ser madre: si va a poder quedar embarazada y qué pasará con la salud del recién nacido.

Fuente: Dra. Isabel Cassetti, infectóloga, directora médica de Helios Salud y miembro del Comité Asesor del Programa Nacional de Sida del Ministerio de Salud de la Nación.

 

Seguí leyendo

10 claves sobre las enfermedades sexuales

Qué siente un bebé en el vientre cuando su mamá tiene sexo

9 razones médicas para tener sexo

Sin ganas: deseo sexual en baja, un problema común en las mujeres

13 diferencias de género en temas de salud

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!