El aceite de oliva protege contra el cáncer de mama

Cuatro cucharadas al día son suficientes para proteger a la mujer. Con ese pequeño hábito, el riesgo de sufrir un cáncer de mama se reduce un 68%.

Lo arroja un estudio español llamado Predimed, realizado durante diez años en siete comunidades de España. Durante una década, más de 7.400 españoles estuvieron recibiendo un litro de aceite de oliva virgen extra cada semana, en el marco del mayor estudio para evaluar los beneficios de la dieta mediterránea.

#Tras años de seguimiento, esta investigación ha permitido comprobar que este oro líquido es un potente protector contra el cáncer de mama”, concluyen los investigadores.

Los resultados fueron publicados en la revista JAMA Internal Medicine, y demuestran que las mujeres que consumen unas cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al día reducen hasta dos tercios su riesgo de desarrollar un cáncer de mama.

algunos polifenoles del aceite de oliva virgen extra han demostrado su capacidad para detener la progresión del cáncer

Las participantes (4.282 mujeres) fueron divididas en tres grupos cuyas características eran idénticas salvo por la dieta: mediterránea rica en aceite de oliva (50 gramos diarios), mediterránea rica en frutos secos (30 gramos diarios de nueces y almendras o avellanas) y una dieta baja en grasas. Entre todas las mujeres, el número de casos de cáncer de mama a lo largo de un seguimiento de cinco años fue de sólo 35. Es número es muy bajo teniendo en cuenta que 1 de cada 8 debería haberlo desarrollado, según las estadísticas globales de la enfermedad.

Las autores sostienen que la diferencia en la prevalencia de la enfermedad tiene que ver con la dieta sana. De hecho, no sólo en el caso del aceite de oliva se comprobó una reducción del riesgo de tener cáncer: con los frutos secos también se observó cierta protección, pero no llegó a ser estadísticamente significativa.

El estudio precisa que “en líneas celulares y experimentos con animales algunos polifenoles del aceite de oliva virgen extra han demostrado su capacidad para detener la progresión del cáncer. Por eso, la hipótesis que tiene más peso es que el consumo de aceite de oliva (siempre hablando de la variedad virgen extra) sería capaz de detener la evolución de algunas células malignas muy incipientes que pudiesen tener algunas mujeres”.

El estudio PREDIMED excluía explícitamente a pacientes ya diagnosticadas de cáncer de mama en el momento de su inclusión. Los científicos ahora quieren evaluar el efecto del aceite de oliva en pacientes con tumores ya diagnosticados.

Los médicos sostienen que dado que este condimento no tiene ningún riesgo para la salud, cualquier paciente debería incluirlo en su dieta sin dudarlo.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!