El cigarrillo y la fertilidad: cómo perjudica el tabaco la salud reproductiva de las mujeres

El cigarrillo no solo afecta nuestros pulmones

La mayoría de las personas son conscientes de que el tabaco es perjudicial para nuestra salud. Sin embargo, según la Asociación Argentina de Tabacología no muchos conocen exactamente cuáles son los riesgos.

Leer más: Demuestran que el cigarrillo causa mutaciones genéticas: cómo hacer para dejarlo

Más del 40 por ciento de jóvenes no sabe que el cigarrillo produce enfermedades cardiovasculares,el 60 por ciento no tiene en cuenta que el cigarrillo puede producir una embolia cerebral y un 30 por ciento ignora que las embarazadas que fuman tienen un alto riesgo de tener hijos de bajo peso.

La realidad es que el cigarrillo entre las mujeres aumenta enormemente la posibilidad de padecer enfermedades que no tienen nada que ver con los pulmones como el cáncer cervical, osteoporosis, menopausia precoz, abortos, embarazos ectópicos e incluso infertilidad.

Te contamos cuáles son algunos de los riesgos reproductivos que puede producir el cigarrillo entre las mujeres.

Cómo perjudica el cigarrillo la salud reproductiva de las mujeres

Seguir leyendo: La infertilidad es una enfermedad que podemos prevenir y atender

1. Fumar no solo afecta los pulmones

La nicotina es el principal componente adictivo del cigarrillo. Este aditivo disminuye la capacidad de producir estrógeno, una hormona esencial para el funcionamiento del sistema reproductor femenino. Por eso el tabaco aumenta la probabilidad de infertilidad en la mujer.

2. Si nuestra pareja fuma también sufriremos las consecuencias

Ya son muchos los estudios que demuestran que los fumadores pasivos sufren las consecuencias de la adicción ajena. Las mujeres que están en pareja con un fumador están expuestas a los químicos relacionados con el cigarrillo, reduciéndose drásticamente su fertilidad.

Además, el feto está formado por un óvulo y un espermatozoide. El hombre aporta la mitad del material genético y sí se trata de un fumador, su calidad genética se verá deteriorada.

Leer más: ¿Es posible elegir el sexo del bebe?

3. Fumar poco también trae consecuencias

No existe un nivel de “consumo seguro” para la salud de tabaco. Si bien cuánto más fumamos, las consecuencias empeoran, tanto en fumadoras activas como pasivas se han detectado niveles reducidos de la hormona AMH, factor importante en el desarrollo reproductivo.

Además, los fumadores de baja cantidad también tienen mayor riesgo de cáncer de esófago, estómago y páncreas, infecciones del tracto respiratorio, cataratas y trastornos del sistema reproductivo.

4. Fumar disminuye las probabilidades de ser madre

El tabaco está formado por diferentes químicos que afectan los distintos mecanismos de fertilidad. Múltiples estudios han demostrado que el alcaloide, un líquido presente en el cigarrillo, puede generar un ambiente nocivo para la maduración de los ovocitos y por consiguiente una mayor dificultad para desarrollar de manera saludable el embarazo.

Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva aproximadamente el 13 por ciento de la esterilidad se podría atribuir al consumo de tabaco pero lamentablemente sus efectos sobre la fertilidad aún no son tan conocidos por la sociedad.

Dejar de fumar presenta enormes beneficios  para la salud y disminuye enormemente las complicaciones en el embarazo y en el desarrollo de una vida saludable. Luchemos por una sociedad libre de humo.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!