El equipo de salud en terapia intensiva: un agotamiento inhumano y riesgoso

El cansancio crónico relacionado con largas horas de trabajo es común en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) o Terapia Intensiva, como se la conoce popularmente, un fenómeno que se ve agravado por la fatiga aguda relacionada con el turno de noche y la privación del sueño.

Los médicos de terapia intensiva, así como todo el personal de salud, se enfrentan en toda su carrera con guardias nocturnas arduas, que llevan a estar en alerta permanente ante los pacientes críticos. Cuando una persona está en una situación delicada para su vida, ya sea por una enfermedad o porque está en vías de resolución de la patología que hizo que se encuentre internado en una UCI, la toma de decisiones por parte de los médicos debe ser eficiente y rápida. Es algo que probablemente todo el mundo comprende, sin ser parte del equipo de salud.

A nadie se le escapará que el cansancio afecta a la seguridad del paciente, y que puede generar errores médicos

La experiencia podría minimizar el riesgo de error, pero la competencia probablemente no pueda sustituir el descanso requerido.

Un estudio que tiene varios años y fue llevado a cabo en las UCI francesas concluyó que el 46% de los intensivistas encuestadas sufrió de agotamiento, y el 24% sufría de depresión. Entre los factores de riesgo encontrados, el número de horas de trabajo se asoció con un
alto nivel de burnout.

Médicos de Terapia Intensiva: los rigores de trabajar al borde de la vida

El Intensive Care Medicine 2015, una de las revistas más prestigiosas sobre esta especialidad, publicó un artículo que confirma que “el turno noche disminuye el rendimiento cognitivo de los médicos de la UCI”.

Los investigadores evaluaron el rendimiento de los intensivistas después de un turno de noche utilizando pruebas cognitivas validadas (Wechsler Adult Intelligence Scale y Wisconsin Card Sorting Test.) Los resultados obtenidos en este estudio fueron los siguientes:

  • Las capacidades cognitivas de los médicos de la UCI disminuyeron después de un turno de noche. No hubo diferencia significativa entre los residentes y médicos adjuntos de la UCI.
  • Los Intensivistas fueron incapaces de evaluar su capacidad de cansancio y atención. Si un médico no está en condiciones de evaluar su cansancio y minimiza su impacto, podría descuidar los riesgos para su propia salud y los pacientes.
  • Varios factores podrían estar a favor de un mejor rendimiento en los médicos mayores, ya que se observó que las personas mayores duermen en promedio más que los residentes durante los turnos de noche. Por otra parte, fisiológicamente, con la edad, la necesidad es menor en términos de horas de sueño y esto puede ayudar a una recuperación más rápida.

Entre médicos y pacientes: cómo te atiende alguien que está quemado

  • La experiencia también puede ayudar a volver a dormir fácilmente después de ser despertado, ya que la tensión nerviosa cae más rápidamente con la experiencia. Por último, se describe “mayor estrategia” para resolver una tarea. En efecto, después de haber probado con éxito durante muchos años una manera eficaz para resolver un problema, una persona mayor se dispersará menos para encontrar soluciones alternativas.
  • Por otro lado, en este estudio surge que la experiencia no parece proteger incluso a los intensivistas con más experiencia, aunque el tiempo medio de sueño durante el turno de noche era mayor que el de los residentes.
  • Aunque las habilidades probadas disminuyeron significativamente después de un turno de noche, los resultados no permiten evaluar el impacto sobre la calidad de la atención del paciente.

En una nueva encuesta de Mescape publicada en enero de 2018, en la cual participaron 15.000  bprofesionales de la salud de 29 especialidades de Estados Unidos, surgió que el 42% ciento de los médicos sufre desgaste laboral o ‘síndrome de burnout’, mientras que el 15% se siente deprimido. En las mujeres el porcentaje era mayor.

Las tasas más altas de burnout fueron reportadas por médicos de cuidados intensivos 48%, seguida por neurólogos (48%) y médicos de medicina familiar (47%). Además, en un gran número de especialidades, el 40% de los profesionales dijeron sentirse quemados. Entre los oncólogos, el 39% ha indicado agotamiento.

Un dato que llamo la atención fue que los cirujanos plásticos (23%), también han señalado sentirse quemados y este dato surge de la cantidad de demandas que presentaron porque en esta especialidad los resultados son parte de la práctica diaria.

Los médicos y la familia ante los límites de la ciencia: el derecho a la muerte digna

En la Argentina no tenemos datos fidedignos de cuáles son las especialidades con mayor BurnOut, pero seguro que a la cabeza están las especialidades críticas de adultos y niños, algo asociado sobre todo al escaso recurso humano que hay en la actualidad en estas especialidades.

El debate continúa, pero ahora hay una fuerte tendencia a la limitación de las horas de trabajo de los médicos, al menos en Europa y los EE.UU.

Por ello el conocimiento fisiológico sobre la falta de sueño entre los intensivistas después de un turno de noche desafía al sistema de salud: están cada vez más claras las consecuencias que tienen tanto para los profesionales de la salud como para la seguridad de los pacientes.

Se necesitan más estudios para aclarar si las actuaciones cognitivas de los médicos de la UCI disminuyen durante un turno de noche, así como las posibles consecuencias para pacientes de la UCI

De hecho, las posibles consecuencias perjudiciales para los pacientes de la UCI aún no se han estudiado, por ello es fundamental optimizar la organización de los servicios de terapia intensiva, pensando en los pacientes y en el equipo de salud.

Además, en la encuesta de Medscape el 42% de los encuestados ha admitido que, debido a la angustia, están menos comprometidos o escuchan menos activamente al personal y a sus compañeros.

¿Son las Médicos Mujeres mejores que los Médicos Hombres?

El equipo de salud encara nuevos desafíos y riesgos en la terapia intensiva, algo que exige un cambio de paradigma de la UCI que necesita acciones concretas del sistema de salud.

No hay más que ser usuario del sistema de salud de una u otra forma para entender que hay que hacer una mejora enorme en el recurso humano de terapia intensiva, ya que estas especialidades críticas son las que mayor tiempo de formación y de trabajo tienen, algo asociado al BurnOut y la consecuente deserción hacia especialidades con menos estrés laboral.

Como leí esta semana en el blog de Humanizando los cuidados intensivos en un artículo del Dr. Nicolas Nin , “Cuidar es humano… ¿y cuidar al cuidador? , “TO CARE IS HUMAN, pero cuidar al cuidador también es humano.”

 

Por Ma. Gabriela Vidal. Médico especialista en Terapia Intensiva. Hospital Interzonal General de Agudo Gral. San Martin de La Plata. Presidente del Comité de Trauma de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva. Maestrando en Economia y Gestion de la Salud.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!