El mayor mapa del cáncer alumbra enormes diferencias por países

Es algo que algunos oncólogos argentinos empiezan a reconocer en voz baja. El acceso a la salud y a la sobrevida de los pacientes con cáncer está cada vez más ligado a la calidad del tratamiento, a las drogas que se usan en la quimioterapia, a la cirugía robótica, a la terapia inmunitaria y a otras tantas variables que cambian sensiblemente el pronóstico de quienes sufren cáncer. Vencer el cáncer o mejorar la sobrevida está, en cada vez más casos, ligado a las posibilidades económicas, el acceso a la información y a servicios de salud de última generación.

Pero más allá de estas confesiones que se susurran en consultorios y congresos, también un relevamiento realizando por 500 investigadores -que analizaron datos de 25 millones de pacientes en 67 países-, concluyó que el cáncer es mucho más letal en unas regiones que en otras. El mapa de la supervivencia global a esta enfermedad alumbra profundas y crecientes desigualdades.

Un ejemplo: la supervivencia a los cinco años frente al cáncer más común en niños, la leucemia linfoblástica aguda, alcanza el 90% en Canadá, Austria, Bélgica, Alemania y Noruega, frente a países como Jordania, Túnez, Indonesia y Mongolia, en los que oscila entre el 16% y el 50%.

500 investigadores analizaron datos de 25 millones de pacientes en 67 países y concluyeron que el cáncer es mucho más letal en unas regiones que en otras

¿De qué dependen estas diferencias? Según el estudio, publicado en la prestigiosa revista The Lancet, las amplias diferencias en el porcentaje de supervivencia son atribuibles a la desigualdad en el acceso a los servicios de diagnóstico y tratamiento óptimos. “Nuestros hallazgos muestran que, en algunos países, el cáncer es mucho más letal que en otros. En el siglo XXI no debería existir un abismo tan dramático en la supervivencia”, subrayan.

El estudio, denominado Concord 2, recoge datos del periodo 1995-2009 de 10 tipos de cáncer. El cáncer hepático y de pulmón siguen siendo letales en todas las naciones. Para ambos tipos de cáncer, la supervivencia a los 5 años después del diagnóstico, el llamado período de remisión, es inferior al 20% en la mayor parte de los países, tanto ricos como pobres.

Para los expertos, que el cáncer sea o no una sentencia de muerte depende de la detección y el tratamiento tempranos

La supervivencia a los 5 años frente al cáncer de colon, rectal y de mama ha aumentado constantemente en los países más desarrollados. En colon y recto alcanzó el 60% o más en 22 países de todo el mundo, y para el cáncer de mama la supervivencia se elevó a 85% o más en 17 países. También hubo aumentos notables en la supervivencia del cáncer de próstata. Para las mujeres con diagnóstico de cáncer de ovario, la supervivencia fue del 40% o superior sólo en Ecuador, EE.UU., y 17 países de Asia y Europa.

La supervivencia en el caso de la leucemia linfoblástica aguda infantil es inferior al 60% en varios países, pero alcanza hasta el 90% en Canadá y cuatro países europeos, lo que sugiere importantes deficiencias en el manejo de una enfermedad en gran parte curable.

El éxito frente al cáncer de estómago en Japón duplica al de España

Para los expertos, que el cáncer sea o no una sentencia de muerte depende de la detección y el tratamiento tempranos. Los autores de la investigación esperan que sus hallazgos empujen a gobiernos e instituciones a invertir más en los sistemas de salud para mejorar su efectividad.

Seguí leyendo

Inmunoterapia: la nueva esperanza para vencer al cáncer

Lanzan una plataforma para la detección temprana del cáncer

118 cosas producen cáncer: la carne roja no está entre ellas

Tocarse no alcanza: encontrá el cáncer de mama antes de palparlo

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo