El uso prolongado de marihuana provoca cambios en el cerebro que llevan a consumir más

El uso frecuente y sostenido altera el funcionamiento normal de los circuitos cerebrales provocando que las personas necesiten incrementar las dosis para conseguir su efecto.

Una investigación desarrollada por la Universidad de Texas y publicada en la revista Human Brain Mapping demuestra por primera vez con imágenes de resonancia magnética funcional que el consumo de marihuana a largo plazo altera las estructuras cerebrales relacionadas con la búsqueda de recompensa.

Sus autores explican que su evidencia demuestra que la marihuana interrumpe el funcionamiento normal de los circuitos cerebrales de búsqueda de recompensa, provocando así que las personas necesiten incrementar las dosis de marihuana para conseguir su efecto.

Si bien otros estudios habían advertido sobre el tema, la presente investigación ofrece datos más concretos y a nivel cerebral del efecto a largo plazo de la marihuana.

La investigación consistió en comparar el sistema cerebral de 59 adultos que tenían un promedio de 12 años de consumir mariahuana y 68 adultos que no la consumían. A todos se les pidió que evaluarán su necesidad de consumir marihuana después de ver imágenes relacionadas con su consumo: pipas, cigarrillos de marihuana, etc, y se evaluó sus respuestas cerebrales con las imágenes de resonancia magnética (IRM). El mismo procedimiento se realizó con imágenes de frutas como bananas, manzanas o naranjas, para así conocer cuál era la diferencia de activación cerebral con alimentos naturales.

 

Al comparar las respuestas cerebrales, se pudo observar que los consumidores de marihuana tenían mayor respuesta cuando veían las imágenes relacionadas con marihuana, específicamente en: la corteza frontal, el cuerpo estriado, el giro cingular anterior y el área central tegmental, áreas relacionadas con la respuesta ante la recompensa.

La sola activación de las áreas cerebrales no nos dice mucho. Así que los investigadores decidieron explorar si esas activaciones se relacionaban con problemas conductuales y encontraron que aquella hiperactivación se relacionaba con una amplia variedad de problemas, entre los cuales destacan: problemas familiares, sociales y laborales, a causa de la imperiosa necesidad que sienten por consumir marihuana.

Otros estudios demostraron que el uso frecuente de marihuana deteriora la inteligencia y las capacidades cognitivas, y también se comprobó un marcado aumento de enfermedades psiquiátricas.

Fuente: ScienceDaily

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!