Es oficial: el sarampión ha sido eliminado de las Américas

A poco más de 50 años desde que se dispone de una vacuna, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado oficialmente que el sarampión ha sido eliminado de las Américas, en toda su extensión, en la totalidad de la masa de tierra que se extiende desde Alaska hasta el extremo austral de Argentina y Chile, pasando por todos los países que se encuentran en el medio.

Es la primera región del mundo que se ha librado de todos los casos locales de la enfermedad viral, y ha resuelto así un gran problema para la salud pública del continente.

“Este es un día histórico para nuestra región y el mundo”, dijo Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud, quien hizo el anuncio con la OMS.

“Es la prueba del notable éxito que se puede lograr cuando los países trabajan juntos en solidaridad hacia un objetivo común.”

Por supuesto, a pesar de que la enfermedad ha sido eliminado dentro de las Américas, la gente puede aún contraer el virus en la región – se han registrado 54 casos este año sólo en los EE.UU. -, pero estas infecciones se originan todas en el extranjero y son traídas por los viajeros.

El último brote originado en las Américas fue Venezuela en 2002. Estados Unidos fue declarada libre de sarampión en el año 2000.

sarampion-erradicada-1_opt

Desafortunadamente, la eliminación de una enfermedad viral de una región no significa que se haya erradicado por completo. Esto se logra cuando una enfermedad infecciosa se elimina de todo el planeta.

Hasta la fecha, los seres humanos sólo han logrado erradicar una enfermedad del planeta. Gracias a la vacuna contra la viruela desarrollada por Jonas Salk en 1796, el último caso de esta enfermedad se registró en 1977, y la enfermedad se anunció erradicada en 1980.

Pero estamos muy cerca de la erradicación de una enfermedad también. El mal del gusano de Guinea, causado por el gusano parasitario de Guinea, ahora sólo existe en cuatro países, y la reducción del territorio de esta enfermedad se consiguió gracias a la implementación de los dispositivos de filtración de agua.

Sin embargo, ninguna de estas noticias significa que podemos dejar de vacunar a la población en riesgo. El sarampión sólo se ha eliminado a través de algo conocido como “inmunidad de grupo” – lo que significa que aproximadamente el 90 y el 95 por ciento de una población está inmunizada contra una enfermedad, por lo que los brotes aleatorios pueden aparecer.

De todos modos, ese nivel permite mantener protegido al pequeño porcentaje de personas que no pueden ser vacunados por razones de salud, a los recién nacidos, y aquellos para los que las vacunas no son eficaces.

Y dado el hecho de que el sarampión es todavía muy extendido en muchas partes del mundo, vale la pena estar muy atentos.

“Me gustaría hacer hincapié en que nuestro trabajo en este frente aún no está hecho”, dijo Etienne. “No podemos caer en la complacencia con este logro, sino más bien debemos esar atentos a mantener esta protección.”

Con suerte, un día, vamos a ser capaces de anunciar que la enfermedad se erradicó por completo de todo el mundo. Ese va a ser un gran día.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo