El 93% de los fallecidos por coronavirus en Ciudad de Buenos Aires tenía enfermedades previas

Según datos oficiales, es fuerte la asociación entre mortalidad y comorbilidades. Y también se registran más víctimas entre los mayores de 75 años.

En los países más golpeados por el coronavirus los datos advirtieron una marcada relación entre mortalidad por Covid-19 y enfermedades previas al momento de la infección. Se observó en Italia, en España y en Estados Unidos. En Argentina, a casi tres meses de los primeros casos, la información oficial revela que, al menos en la Ciudad de Buenos Aires, el virus repite el mismo patrón de comportamiento: el 93% de los fallecidos por coronavirus en CABA tenía enfermedades previas.

Así lo revelan los datos oficiales a los que accedió Buena Vibra. Según informa el Minsterio de Salud porteño, sólo el 7% de los pacientes que murieron a causa del Covid-19 no tenían comorbilidades registradas. En el 93% restante, se verificaron distintos tiempos de patologías previas a la infección. De las 212 personas fallecidas por esta causa, sólo 14 (7%) no tenían problemas de salud anteriores a la internación.

Desde el inicio de la pandemia, las comorbilidades más frecuentes de los pacientes fallecidos por coronavirus fueron hipertensión arterial, diabetes y obesidad.

 

 

Un dato importante a tener en cuenta es que no hay demasiada evidencia de que las personas con enfermedades de base tengan mayor riesgo de contagio. De hecho, “del total de 9867 casos de COVID-19 confirmados al jueves 4 de junio, 4132 (42%), no presentaron ninguna comorbilidad”. Donde sí se observan diferencias abismales es en el riesgo de complicación de la infección, porque el 93% de los fallecidos tenían comorbilidades asociadas.

Podés leer: Qué es un médico intensivista y por qué es clave en esta pandemia

Otro dato interesante que no sólo surge de las cifras oficiales sino también del testimonio de los médicos de importantes sanatorios y hospitales de la Ciudad, es que, si bien en el protoco se habla de mayores de 65, ven un claro aumento del riesgo de complicaciones por encima de los 75 años. Aún así, la tasa de letalidad en la franja 70/80 años es del 13% (casi 9 de cada 10 superan el Covid-19). Y el porcentaje trepa a 21% en los mayores de 80 años.

A nivel nacional, de las estadísticas generales se desprende que el 57,8% de los muertos son hombres y el 42,2% son mujeres, con una edad promedio de 76 años

“Gran parte de los pacientes que ingresan con patologías Covid tienen factores de riesgo asociados, como es hipertensión, diabetes, obesidad o inmunosupresión. Y la gran mayoría son mayores de 70, 75 años, con patología pre-existente”, explica el doctor Alejandro Risso Vázquez, médico especialista en terapia intensiva.

“Según la información científica reunida hasta el momento, la hipertensión y la insuficiencia cardíaca por sí solas no son un factor que suponga una mayor disposición a infectarse con SARS-CoV2. Y tampoco está comprobado que el famoso antihipertensivo Enelapril esté asociado con mayor riesgo de tener una neumonía por el nuevo coronavirus, por lo cual no hay que discontinuarlo. No hay mayor riesgo de contagiarse pero sí tienen más predisposición de tener complicaciones en el curso de la enfermedad”, precisa Risso Va´zquez.

Podés leer: Coronavirus y diabetes: por qué puede ser más grave y qué hacer

Respecto a la incidencia de la obesidad en la evolución del Covid-19, “todavía hay mucho por estudiar porque un gran estudio publicado en The Lancet reveló que la tasa de mortalidad en obesos era del 6%. Pero en una observación que se hizo en hospitales de Estados Unidos se vio que los pacientes con obesidad tenían una peor evolución y se determinó que era un factor de riesgo tan importante como la edad. Este dato es algo a investigador porque es un país con alta prevalencia de obesidad. Se está estudiando si la mayor complicación tiene que ver con las dificultades para ventilarlos y con procesos pre-inflamtaroios previos. Es algo a estudiar”.

Risso Vázquez subraya que el contexto es muy dinámico y cada semana se aprende algo nuevo sobre el Covid-19. “Se están publicando muchísimos estudios e investigaciones y vamos a ir conociendo no sólo nuevos factores de riesgo asociados a una peor evolución de los pacientes sino también nuevas alternativas de diagnóstico y tratamiento”, dice. “Es importante destacar que se está llevando en el país un estudio randomizado respecto al uso del plasma de pacientes recuperados. Hay que estar atentos a qué evidencia se obtiene. Hasta ahora los resultados no son prometedores porque se comprobó que no hay cambios en la evolución de la enfermedad a los 28 días (que es cuando se mide mortalidad), pero es interesante lo que se está haciendo”.

Podés leer: Usar barbijo o no usarlo: las posibilidades de contagio de coronavirus

Te puede interesar: