Golpe de calor: qué es y cómo prevenirlo

Te contamos qué hay que tener en cuenta para prevenir los golpes de calor los días de altas temperaturas.

En los meses de verano se registran temperaturas muy altas en muchas regiones del país, indistintamente de su característica geográfica. Para poder prevenirlo, es importante estar atento a los síntomas y así evitar la deshidratación y el malestar general producido por las altas temperaturas.

Qué es un golpe de calor

Un golpe de calor es un incremento en la temperatura corporal debido a la exposición prolongada a temperaturas ambientales muy altas. Si bien se considera 45º C o más como “alta” o “peligrosa”, esto depende de cada persona, y en muchos casos los desajustes en la temperatura corporal pueden ocurrir antes.

Podés leer: Consecuencias del cambio climático: calor, incendios y agobio

Cuáles son los signos de alerta

Para poder prevenirlo es importante tener en claro los síntomas. Te contamos cuáles son:

  • La piel se enrojece y se produce sequedad.
  • Exceso de sudor.
  • Náuseas y vómitos.
  • Palpitaciones
  • Sentirse afiebrado o estarlo.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Falta de aire o dificultad para respirar.
  • En casos más avanzados, se puede llegar a perder el conocimiento.

Cómo prevenir el golpe de calor

Si bien no podemos controlar que la temperatura aumente, si podemos tener en cuenta algunos consejos para evitar que eso afecte a nuestra salud.

  • Evitá hacer ejercicio o salir a caminar entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. En caso de que lo hagas, no olvides llevar siempre agua fresca para hidratarte en el camino.
  • Vestite con ropa suelta, de colores claros y de algodón. En las mujeres, los vestidos suelen ser muy cómodos. Es preferible usar ropa que tape todo el cuerpo ya que de esa manera el sol no pegará directamente en la piel y hará que se caliente menos.
  • No usar ropa negra ni oscura.
  • Tomá agua aunque no tengas sed.

recetas de licuados de frutas

También podés leer: Recetas de licuados de frutas: fáciles y riquísimos

  • Consumí alimentos livianos y ricos en agua como las frutas y las verduras. Los días de calor es recomendable evitar aquellos muy pesados o calientes, como las salsas.
  • Tratá de permanecer a la sombra y en lugares frescos.
  • Para evitar la insolación, podés usar gorra o sombrero.
  • No permanezcas en lugares encerrados donde no circule el aire.
  • Duchate con agua fresca varias veces al día.

Si ves que alguno de los síntomas mencionados anteriormente persiste, no dudes en consultar a tu médico.

Leé más: Cómo funciona un aire acondicionado portátil

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!