Hipotiroidismo: por qué es clave detectar los síntomas a tiempo

El hipotiroidismo es un síndrome caracterizado por el estado metabólico que resulta de la producción deficiente de hormonas tiroideas y que puede afectar varias de las funciones corporales. Esta enfermedad tiene mayor incidencia en mujeres que en hombres y se manifiesta por diversas razones, entre ellas la predisposición familiar. La alteración de la función tiroidea clínicamente aparente afecta alrededor del 2% de las mujeres adultas y del 0,1 al 0,2 de los varones adultos. El hipotiroidismo subclínico, sin embargo, se observa en el 9,5 % de la población adulta. La prevalencia de ésta enfermedad aumenta considerablemente con la edad.

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endócrino. Está ubicada en el cuello, inmediatamente por debajo de la nuez de Adán y su función principal es la de regular la velocidad metabólica de todas las células de nuestro cuerpo por medio de la producción de dos hormonas principales, la T4 o tiroxina, y la T3 o triiodotironina.

La causa más frecuente de este síndrome en casi todo el mundo es el déficit de yodo. Pero la primera causa en zonas con suficiente yodo, como es el caso de nuestro país, es autoinmunitaria, como la denominada Tiroiditis de Hashimoto. Esta tiroiditis se caracteriza por la destrucción folicular con la consecuente muerte de las células tiroideas por anticuerpos antitiroideos. Presenta algunos factores de riesgo como la predisposición familiar -susceptibilidad genética-, el embarazo si consideramos la predisposición a tiroiditis puerperal, el yodo y algunos fármacos.

Cuáles son los síntomas

Cansancio, debilidad, sensación de frío, edema duro de miembros inferiores, párpados edematosos, aumento del tamaño de la lengua, engrosamiento de mucosas faríngeas y laríngeas, voz ronca; piel seca, áspera, descamativa, pálida y fría, caída del cabello, disminución de las cejas y uñas quebradizas y de lento crecimiento. Otros síntomas pueden ser la disminución de la frecuencia cardíaca y de la tensión arterial diferencial, aumento de peso o dificultad para disminuirlo, constipación, enlentecimiento de todas las funciones intelectuales y el habla, pérdida de iniciativa, falta de memoria, somnolencia marcada y cefaleas. El hipotiroidismo también provoca disminución de la libido y ausencia de ovulación, disminución de la fertilidad y abortos reiterados sin causa aparente.

Con un diagnóstico y tratamiento de certeza, las enfermedades de la glándula tiroides tienen un excelente pronóstico, ya que se pueden controlar con la correcta toma diaria de medicación. Es por ello que insistimos en que haya campañas informativas que colaboren en la detección de esta enfermedad con el objetivo de que el paciente sepa ante qué síntomas debe consultar. De este modo se podrá realizar un correcto diagnóstico, tratamiento y seguimiento que mejorará exitosamente la calidad de vida de nuestros pacientes.
Por la Dra. Virginia Busnelli, Directora Médica de CRENYF

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!