La cafeína: clave para combatir el envejecimiento cardiovascular

 

Los científicos han descubierto que un proceso inflamatorio subyacente que desencadena problemas de salud cardiovascular entre los ancianos puede ser contrarrestado por la cafeína. El nuevo estudio se suma al creciente cuerpo de investigación que demuestra los muchos beneficios para la salud de beber café y aporta un nuevo documento a la ya extendida controversia sobre si los beneficios de beber café son superiores a los daños que implica hacerlo.

Los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford han logrado conectar el envejecimiento con las enfermedades cardiovasculares, el consumo de café y la inflamación sistémica después de un análisis exhaustivo de muestras de sangre, datos recogidos en encuestas y la historia familiar de más de 100 sujetos. La investigación multianual sugiere que existe un mecanismo inflamatorio básico asociado con el envejecimiento y la enfermedad crónica.

Según el estudio, el consumo de café disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular entre ancianos.

El estudio, publicado en la revista Nature Medicine, sugiere que el proceso inflamatorio sometido a estudio es en realidad un impulsor de la enfermedad cardiovascular y contribuye a aumentar las tasas de mortalidad.

Se descubrió que los metabolitos, los subproductos del metabolismo de los ácidos nucleicos que circulan en la sangre, causan el proceso inflamatorio en algunas personas. Los ácidos nucleicos son las moléculas que funcionan como bloques de construcción para los genes.

David Furman, autor principal del estudio y profesor asociado de consultoría en Stanford, señaló que más de mil artículos de investigación han demostrado que la inflamación crónica es una de las causas para el desarrollo de una serie de tipos de cáncer, así como el Alzheimer, las enfermedades cardiovasculares, la depresión y la osteoartritis.

“Más del 90 por ciento de todas las enfermedades no transmisibles del envejecimiento están asociadas con inflamación crónica”, dijo Furman. “También es bien sabido que la ingesta de cafeína está asociada con la longevidad. Muchos estudios han demostrado esta asociación.Hemos encontrado una posible razón de por qué esto puede ser así”.

Los investigadores encontraron que la cafeína podría prevenir la acción de estos metabolitos de ácidos nucleicos a través de la acción de sus propios metabolitos, lo que podría ser la razón de una mayor longevidad en personas que ingieren café.

Además, la investigación sugiere que un proceso inflamatorio, que está vinculado al envejecimiento, puede ser contrarrestado, evitando así una serie de problemas de salud en los pacientes de más edad. Según el estudio, el proceso inflamatorio no se desencadenó en todos los pacientes analizados, sino sólo en algunos de ellos. Los investigadores fueron capaces de establecer una conexión entre beber bebidas a base de cafeína y la menor posibilidad de desarrollar la inflamación.

El café ha sido a menudo sometido a investigaciones en correlación con una amplia gama de beneficios potenciales. Una investigación reciente vinculó el consumo de café en las mujeres con un menor riesgo de desarrollar demencia, lo que demuestra que el consumo de más de 261 miligramos de café al día podría conducir a una caída del 36 por ciento en el riesgo de demencia incidente.

Otra investigación vinculó el consumo de café con un impacto reducido de la enfermedad hepática.

“Ciertamente cantidades moderadas de café, dependiendo de la enfermedad hepática que usted está viendo, parecen estar asociados con menos daño hepático y probablemente menos grasa en el hígado, también”, señaló uno de los miembros del equipo a cargo del estudio.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!