La lactancia podría reducir el riesgo de autismo

La lactancia materna podría reducir el riesgo de autismo en los niños que son propensos genéticamente, según un estudio que publica la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

La investigación, que aborda la relación entre la lactancia, los genes y la capacidad para percibir emociones, fue realizada por el Instituto para las Ciencias Humanas Cognitivas y del Cerebro de Leipzig (Alemania).

Reconocer las emociones en los otros es una habilidad social clave. Los científicos estudiaron a 98 bebés de siete meses para determinar cómo la variación genética y la lactancia afectan a la atención que prestan los pequeños a los ojos de otra persona en función de la emoción que le trasmite.

la lactancia está relacionada con una mayor sensibilidad a las emociones por parte de los niños

Reconocer las emociones en los otros es una habilidad social clave que depende, en gran medida, de la información de la zona que rodea los ojos en el individuo observado. Una atención reducida a los ojos del otro se vincula normalmente con discapacidades sociales como el autismo.

El estudio reveló que los niños que fueron amamantados durante más tiempo mostraban una mayor preferencia por mirar a ojos felices y una menor por mirar ojos con expresión triste.

lactancia

Tras analizar esta información junto con el genotipo, los investigadores determinaron que el efecto de la lactancia en la preferencia visual solo era significativo en los niños que tenían un genotipo riesgo.

Por tanto, el estudio concluye que la lactancia está relacionada con una mayor sensibilidad a las emociones de los niños y podría reducir el riesgo de autismo en los propensos por genética.

 

Seguí leyendo

Cuentos “on line” para interactuar con chicos con autismo

Tomar antidepresivos en el embarazo duplica el riesgo de autismo

La lactancia podría reducir el riesgo de autismo

Autismo sí, autismo no: el riesgo de un “diagnóstico” que olvide al niño

Las nuevas infancias, entre hogares “vacíos” y almas desconectadas

Cómo influyen los laboratorios sobre los psiquiatras infantiles

Desarrollo infantil: la clave es intervenir sin patologizar

Uno de cada cuatro bebés tiene dificultades para el aprendizaje

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo