La marihuana aumenta un 40% el riesgo de sufrir un brote psicótico

Un estudio publicado en la revista The Lancet vuelve a arrojar luz sobre los efectos nocivos del uso habitual de marihuana, una droga cuyo consumo se ha naturalizado de la mano de aquellos que aseguran que no sólo es inocua sino que es, incluso, más inofensiva del tabaco. Una minuciosa revisión de 35 estudios de gran prestigio internacional advierte una estrecha relación entre el consumo de esta sustancia y la aparición de brotes psicóticos.

El metaanálisis, realizado por investigadores de universidades de Gran Bretaña, publicado en ‘The Lancet’ es considerado el más exhaustivo hasta la fecha sobre la posible relación entre el cannabis y la aparición de brotes psicóticos o trastornos afectivos a lo largo de la vida. Dos de sus autores, Merete Nordentoft y Carsten Hjorthoj, del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca), aseguran que “los perjuicios a largo plazo de esta sustancia se han infravalorado tradicionalmente, debido en parte a su consideración como algo más inofensivo que el alcohol, los opioides u otros estimulantes, algo que no es cierto”.

Las conclusiones señalan que “es necesario que las autoridades adviertan a la población sobre estos peligros, y que establezcan el tratamiento adecuado para ayudar a los consumidores más jóvenes”.

Fumar marihuana de manera regular deteriora la inteligencia

Mayor riesgo entre consumidores frecuentes

Concretamente, el riesgo de padecer un trastorno de este tipo es hasta un 40% superior entre los usuarios de marihuana, aunque el peligro puede llegar a triplicarse entre quienes consumen más frecuentemente. Los investigadores descartaron hasta 60 factores de riesgo que podían haber distorsionado sus conclusiones, como el abuso de otras sustancias, la edad de los participantes, otros problemas mentales o incluso la intoxicación transitoria que el cannabis provoca en el cerebro.

Según la información que aporta el propio artículo, la marihuana es la droga más consumida en la mayor parte del mundo; y se calcula que hasta el 20% de los jóvenes la toma al menos una vez a la semana. “Su uso se ha incrementado sustancialmente durante la adolescencia, cuando el cerebro aún en desarrollo puede ser más susceptible a sus efectos“. Sin embargo, demasiadas veces se la ha asociado a una imagen de droga blanda, más permisiva, por lo que sigue sin existir conciencia real sobre sus riesgos entre la juventud.

 

Seguí leyendo

Qué es un brote psicótico y cuáles son las causas

Fumar marihuana de manera regular deteriora la inteligencia

La marihuana deteriora la capacidad intelectual de manera irreversible

La trampa del “todos lo hacen”: padres temerosos, hijos en peligro

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!