Miedo a los médicos: cuando el temor a perder la salud nos atormenta

Un especialista de INECO nos ayuda a entender un problema que crece: el miedo a tener algo grave, el terror al cáncer y otras patologías. Es algo que las búsquedas por Internet llevan a límites inéditos. Qué es la iatrofobia y cómo superarla.

Los que nos hacemos los controles de salud que corresponden lo consideramos de lo más normal, pero lo cierto es que hay muchas personas que no van al médico durante años aún teniendo síntoms porque les temen a los especialistas o lo que les pueden decir. En algunos casos, la ansiedad y el sufrimiento psíquico que genera es tal que puede hasta desencadenar trastornos como la iatrofobia. Hablamos con un experto sobre el tema.

Iatrofobia es el miedo descontrolado, anormal, persistente e injustificado a los médicos, al punto de evitarlos por completo aún teniendos signos claros de que algo no está bien en nuestro cuerpo

Este temor suele estar asociado a alguna experiencia de consultas anteriores, alguna situación traumática en la infancia, al contagio de enfermedades o a algún tipo de trastornos de ansiedad.

El estrés y la ansiedad ante las pruebas médicas

Ingresar en un hospital, incluso por el mero hecho de acudir a una consulta médica para someterse a un chequeo de rutina, puede convertirse en una experiencia abrumadora para algunos, capaz de provocar estados de estrés, ansiedad y angustia.

Las causas del terror a los médicos o a los estudios médicos responden a diversos factores: el miedo ante el proceso hospitalario, la incertidumbre respecto a un diagnóstico que tememos, el tiempo de espera que requieren los resultados de algunos análisis, etc. El estrés y la ansiedad surgen cuando este tipo de situaciones se consideran una amenaza. Entrevistamos al Lic. Pablo L. López, de la Clínica de Ansiedad y Estrés de INECO, para analizar un problema que crece de la mano de las nuevas tecnologías, con el “doctor Google” ahí disponible todo el tiempo: el miedo a tener algo grave, el terror al cáncer y otras patologías.

miedo al cáncer

Podés leer: Bienestar: claves para enfrentar y superar la ansiedad y los miedos

Miedo a los médicos o a hacerse estudios

¿Por qué los estudios médicos generan en algunas personas tanto sufrimiento psíquico, tanta ansiedad?

Estas situaciones generan en mayor o menor medida una cuota de incertidumbre. Y muchas veces la incertidumbre se asocia a la ansiedad. Las personas más vulnerables a la ansiedad suelen presentar un alto grado de intolerancia a la incertidumbre porque necesitan sistemáticamente estar seguros (o por lo menos sentirse seguros) de que nada malo va a pasar. En este sentido, suelen preocuparse por los posibles resultados negativos de un estudio médico, más allá de que la probabilidad de ese resultado sea baja. En el consultorio muchas veces uno escucha de sus pacientes que dicen: “y si yo soy el 1% de los que pueden padecer x enfermedad?” “¿Quién me asegura que no lo soy o no puedo serlo?”.

¿Qué emociones, sensaciones, ideas, se suelen desencadenar y por qué nos atormentan?

En general las emociones y sensaciones que sienten las personas que padecen lo que nosotros llamamos “ansiedad por la salud” son las características de la respuesta de ansiedad: taquicardia, inquietud, dolor de cabeza, problemas intestinales, contracturas musculares, etc.

Además, las personas vulnerables a la ansiedad suelen presentar dos sesgos típicos: la sobreestimación del peligro y la catastrofización

El primero hace referencia a que las personas tienden a sobreestimar la probabilidad de que algo malo pase y el segundo tiene que ver con la identificación y el apego a las peores consecuencias posibles (enfermedad grave, muerte, etc).

miedo a los estudios médicos

Te puede interesar: Ataques de pánico e hipocondría: 10 claves para enfrentarnos a estos males

¿La ansiedad y el temor que generan es algo que podemos trabajar y evitar o manejar mejor?

La ansiedad y el temor no están asociados a la situación sino a la interpretación que las personas hacen de la misma. Si bien es una situación que genera cierto nivel de incertidumbre, las personas con temperamento ansioso tienden a interpretar las situaciones ambiguas como peligrosas. Es esto lo que aumenta la intensidad de la ansiedad significativamente.

Estas cuestiones pueden trabajarse efectivamente a través de intervenciones cognitivo-conductuales orientadas a trabajar sobre los sesgos y sobre la reinterpretación de las situaciones.

Podés leer: Chequeos médicos y actividad física en cada etapa de la vida

¿Qué personalidades sufren más esta situación?

En general, las personas con temperamento ansioso son más vulnerables a este tipo de situaciones. Además podemos encontrar cierta asociación entre este tipo de temores y el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico y la fobia a la sangre/inyecciones/daño.

¿Con qué se relacionan estos miedos? ¿Miedo al muerte? ¿Miedo al dolor? ¿Por qué muchos tienden a pensar mal?

Aquello a lo que le tenemos miedo puede ser variable, pero en general se asocia a una consecuencia grave: enfermedad severa, muerte, daño físico, incapacidad, etc. Con respecto a por qué muchas personas tienden a pensar mal es importante diferenciar entre posibilidad y probabilidad. En la mayoría de las situaciones, que un análisis dé mal es una posibilidad, pero es poco probable. Las personas con rasgos ansiosos tienden a sobreestimar esta probabilidad.

Cibercondría: Internet disparó el número de hipocondríacos digitales

¿La hipocondría tiene que ver con el tema? ¿Se puede trabajar a nivel terapéutico o en programas de control de la ansiedad?

En algún punto la ansiedad y la hipocondría tienen aspectos compartidos. La hipocondría se define como la preocupación y el miedo a padecer (o tener la convicción de tener) una enfermedad grave partiendo de la interpretación de ciertos cambios sintomáticos. En el caso de la hipocondría la preocupación suele persistir a pesar de las exploraciones y explicaciones médicas. La ansiedad está más orientada hacia una preocupación con respecto al futuro y, en algunos casos, la adecuada información hace que los síntomas se reduzcan significativamente.

Esperar una biopsia es un momento muy duro para mucha gente. ¿Existen recursos o consejos que puedas compartir para llevarlo mejor? ¿Qué podemos hacer para no “hacernos mal” con nuestros pensamientos?

La realización de una biopsia es una situación que reviste incertidumbre y que en general se la asocia con una enfermedad maligna. De todos modos, no debe pasársenos de vista que el resultado puede ser beneficioso y que, aún en el caso de no serlo, en la mayoría de los casos algo puede hacerse con ese problema. Es decir, uno tiene que definir claramente el riesgo y las capacidades y/o recursos que uno tiene para afrontar determinada situación. Una buena comunicación con el médico tratante y una relación de confianza es algo que siempre ayuda a disminuir miedos infundados. No debemos olvidar que, estadísticamente, la mayoría de los resultados de las biopsias no indican la presencia de cáncer.

“Mi cabeza no para”: por qué se genera y cómo controlar la ansiedad

Fuente: Lic. Pablo L. López. Clínica de Ansiedad y Estrés, Departamento de Psicoterapia de INECO. Coordinador de Posgrados del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro y Coordinador de la Carrera de Psicología del Instituto de Neurociencias de la Universidad Favaloro

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!