Neblina mental: la enfermedad del siglo XXI

Los psicólogos empiezan a usar un término cada vez más frecuente: “brain fog” o neblina mental. Te contamos de qué se trata.

En muchos ámbitos, los psicólogos empiezan a usar un término cada vez más frecuente que refiere a estados de ánimo y bloqueos que restan claridad y concentración para encarar cuestiones cotidianas. Se llama “neblina mental” y en esta nota te contamos de qué se trata porque es un mal que sufren muchas personas en tiempos de estrés y sobreexigencia.

El término en sí y su uso en la medicina es bastante reciente. De hecho, es posible que se confunda la denominada neblina mental con el déficit atencional o un indicio de demencia senil en la edad avanzada, no identificándose la verdadera afección. Es clave, por esto mismo, entender cómo lo describen los expertos y por qué está más asociado al burnout y otro tipo de consecuencias asociadas a la sobrecarga psíquica.

pareja estres cuentas a pagar

Podés leer: Cuando la ansiedad secuestra al cerebro, el cuerpo lo paga

Neblina mental: qué significa

El término, identificado como “brain fog” o neblina mental reúne una serie de síntomas que se describen como “una alteración en la función ejecutiva” y es un problema que “afecta en toda edad”. Según precisan los especialistas, “los pacientes se quejan por la falta de concentración y por crecientes fallas en su capacidad de recordar”.

La sensación de olvidarse lo que se iba a decir de un momento a otro o las lagunas mentales son situaciones que la mayoría de las personas ha experimentado en diversos momentos. En general, se atribuyen al estrés propio del trabajo y de la vida cotidiana.

A medida que se manifiestan de forma más frecuente, se suelen interpretar como problemas de déficit de atención o indicios de una demencia senil en edad avanzada. Pero puede ser un error

Las lagunas mentales asociadas al estrés están asociadas a otros síntos que generan “una alteración en la función ejecutiva”. Son un problema cada vez más frecuente, que “afecta a personas de toda edad” y no necesariamente a personas mayores.

Podés leer: Mentes bajo mucha exigencia: cómo cuidarlas del estrés

¿Cuáles son las causas de la niebla cerebral?

Existen numerosas explicaciones de por qué se produce neblina mental. Una vez que identifica la causa subyacente, se puede comenzar a solucionar el problema. Los expertos enumeran seis causas posibles:

  1. Estrés

El estrés crónico puede aumentar la presión arterial, debilitar el sistema inmune y desencadenar la depresión. También puede causar fatiga mental.

Cuando tu cerebro está agotado, se vuelve más difícil pensar, razonar y concentrarte

  1. La falta de sueño

La mala calidad del sueño también puede interferir con el funcionamiento de tu cerebro. Dormir muy poco puede conducir a una concentración deficiente y pensamientos nublados. Objetivo: de 8 a 9 horas de sueño por noche. Podés leer: Cómo dormir bien: técnicas para un buen descanso.

  1. Cambios hormonales

Los cambios hormonales también pueden desencadenar niebla mental. Los niveles de las hormonas progesterona y estrógeno aumentan durante el embarazo. Este cambio puede afectar la memoria y causar deterioro cognitivo a corto plazo.

De manera similar, una caída en el nivel de estrógeno durante la menopausia puede causar olvido, poca concentración y pensamiento nublado. Podés leer: Menopausia sin tabúes: claves para disfrutar la etapa de enorme plenitud.

  1. Dieta

La dieta también puede jugar un papel importante en la neblina mental. La vitamina B-12 es compatible con la función saludable del cerebro, y una deficiencia de vitamina B-12 puede generar niebla cerebral.

Si tenés alergias o sensibilidades a los alimentos, se puede desarrollar niebla mental después de comerlos. Los posibles “culpables” son:

  • Aspartamo.
  • Maníes.
  • Lácteos.
  1. Medicamentos

Si notás una cierta niebla mental mientras toma medicamentos, hablá con tu médico. La niebla cerebral puede ser un efecto secundario conocido de la droga. Disminuir su dosis o cambiar a otro medicamento puede mejorar los síntomas.

La neblina mental también puede ocurrir después de tratamientos contra el cáncer. Esto se conoce como quimio cerebral.

  1. Condiciones médicas

Las condiciones médicas asociadas con inflamaciones, fatiga o cambios en el nivel de glucosa en la sangre también pueden causar fatiga mental. Por ejemplo, la niebla cerebral es un síntoma del síndrome de fatiga crónica, que implica fatiga persistente durante más de seis meses.

Las personas que tienen fibromialgia pueden experimentar una sensación de confusión similar a diario.

Podés leer: Facundo Manes: cuáles son las áreas del cerebro que afecta el estrés

Un problema solucionable

Según el mundo médico, la “niebla cerebral” es uno de los grandes problemas del siglo XXI, sin embargo ésta tiene solución y se puede prevenir en la mayoría de los casos, explican.

El tratamiento de la neblina mental depende fundamentalmente de la causa

Los especialistas explican que si alguien está anémico, los suplementos de hierro pueden aumentar la producción de glóbulos rojos y reducir la nebulosa cerebral. Si se diagnostica una enfermedad autoinmune, el médico puede recomendar un corticosteroide u otro medicamento para reducir la inflamación o suprimir el sistema inmunitario.

A veces, aliviar la niebla del cerebro es una cuestión de corregir una deficiencia nutricional, cambiar los medicamentos o mejorar la calidad de su sueño.

Los remedios caseros para mejorar la niebla del cerebro pueden ser

  • Dormir de 8 a 9 horas por noche
  • Manejar el estrés conociendo tus limitaciones y evitar el consumo excesivo de alcohol y cafeína
  • Ejercitarte
  • Fortalecer tu poder mental
  • Encontrar actividades divertidas
  • Aumentar su consumo de proteínas, frutas, verduras y grasas saludables.

Seguí leyendo: