Ni miedo ni sufrimiento: revelan qué siente la gente antes de morir

Un algoritmo analizó los textos escritos por pacientes con enfermedades terminales y presos próximos a ser ejecutados para determinar qué sensaciones experimentaban. Los resultados contradijeron lo esperado.
empatia y compasion

La mayoría de la gente le teme a la muerte; cuesta pensar en ella y más de uno le escapa a tan abrumador misterio. Hay muchas preguntas que no tienen respuesta…¿Qué se siente al morir? ¿Qué pasa en los minutos previos? ¿Qué sucede después? Una investigación alumbró qué emociones atraviesan a la gente los días previos a que su vida termine.

Los investigadores analizaron textos de enfermos terminales y de presos condenados a muerte. Kurt Gray, líder del estudio de la Universidad de Carolina del Norte, señaló: “Cuando imaginamos nuestras emociones, cuando nos acercamos a la muerte, pensamos principalmente en la tristeza y el terror, pero resulta que morir es menos triste y aterrador -y más feliz- de lo que la gente cree”.

Los resultados, publicados en el último número de la revista Psychological Science, destierran la presunción inicial del miedo y aseguran que, con la muerte cerca, se experimenta una sensación “inesperadamente positiva”. De hecho, así se llama el estudio: “Dying Is Unexpectedly Positive”.

En el primero de los experimentos, Gray y sus colegas analizaron el contenido emocional de los mensajes en los blogs personales de pacientes con enfermedades terminales que estaban a punto de morir de cáncer o esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

A modo de comparación, pidieron a un grupo de participantes, a través de internet, que imaginaran que habían sido diagnosticados con cáncer terminal y que escribieran una entrada en un blog con la idea de que solo les quedaban unos pocos meses.

Gracias a un algoritmo especialmente diseñado, detectaron señales en los mensajes reales e hipotéticos de enfermos terminales. Palabras que describían emociones negativas y positivas como “miedo”, “terror”, “ansiedad”, “felicidad” y “amor”.

Una vez analizados los datos, descubrieron que las publicaciones de los enfermos terminales incluían palabras de emoción, de felicidad, mucho más positivas que aquellos participantes simulados, que optaron por más palabras descritas como de emoción negativa. El fenómeno recrudecía a medida que pasaba el tiempo y se acercaba la muerte: los enfermos apelaban aún más a sentimientos positivos.

En el segundo experimento, el equipo a cargo realizó un análisis comparativo de los textos escritos por presos condenados a muerte y convictos ya ubicados en el corredor de la muerte, próximos a ser ejecutados. Los resultados fueron los mismos: las palabras positivas aparecieron con mayor asiduidad con la cercanía de la muerte.

Tanto en los enfermos terminales como en los reclusos en el corredor de la muerte, se registraron alusiones frecuentes a, por ejemplo, la religión y la familia, lo cual sugiere que tales cuestiones ayudan a sofocar la ansiedad por el inexorable deceso.

“Los seres humanos son increíblemente adaptables -tanto física como emocionalmente-. Las últimas entradas de blogs de pacientes con enfermedades terminales y las últimas palabras de los presos condenados a muerte están llenas de amor, conexión social y significado”, sostuvo Gray. “La muerte es inevitable, pero el sufrimiento no lo es”, concluyó.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!