Nutrición sana, corazón saludable: un combo con muchos beneficios

Cualquier persona puede tener colesterol elevado desde el mismo momento del nacimiento, o desarrollarlo con el correr de los años. Es un tema para tomarse en serio
nutricion sana corazon saludable

Comer bien, sostener una buena nutrición cotidiana, es clave para cuidar el sistema cardiovascular. De hecho, mantener en niveles saludables el colesterol es uno de los primeros pasos para proteger el corazón.

Cualquier persona puede tener colesterol elevado desde el mismo momento del nacimiento, o desarrollarlo con el correr de los años. Es un tema para tomarse en serio“, dice el doctor Roberto Peidro, médico cardiólogo y deportólogo. ¿Qué debemos hacer? “Hay que hacerse un análisis de sangre para desde la infancia si existen antecedentes familiares de problemas coronarios o colesterol elevado y, a partir de los 20 años en todas las demás personas”, aconseja.

corazon saludable

Podés leer: La actividad física, un gran aliado del corazón saludable

Controlar los niveles del colesterol es muy importante

A la hora de evitar el colesterol elevado, es clave tener hábitos alimentarios saludables: “privilegiar el consumo de verduras, pastas simples sin huevo o rellenas con ricota y/o verduras, cereales, legumbres, aceites puros y crudos -oliva, girasol y maíz-, lácteos descremados, panes tipo francés o galletitas con bajo tenor graso y frutas, frescas y secas”, dice Peidro.

Quienes tienen el colesterol alto, deben evitar los fiambres, embutidos y vísceras, los productos de copetín, las masas, las galletitas con alto contenido graso, la mayonesa común, la crema de leche y la manteca.

“Es importante limitar el consumo de carnes rojas y de aves sin piel a no más de 3 veces por semana, aumentar el consumo de pescado a 3 veces por semana y privilegiar los modos de cocción por hervor, al horno sin aceite, a la parrilla, al vapor o con el microondas, en vez de freír los alimentos”, aconseja el doctor Peidro.

alimentacion y nutricion

Podés leer: Alimentación y nutrición saludable: en qué se diferencian

Otro eje de la nutrición saludable es la buena hidratación

Se recomienda beber entre ocho y diez vasos de agua por día y limitar el consumo de sodio. Lo ideal es cocinar los alimentos con muy poca o sin sal, condimentándolos con hierbas y especias.

Aunque el Dr. agrega que el exceso de alcohol también es un enemigo del corazón. Aconseja que una copita de vino tinto por día acompañando la comida puede resultar protectora.

Para que la tarea de cuidarse no se convierta en un trabajo adicional, difícil de sostener, es conveniente visitar a nuestro médico de cabecera o nutricionista para que nos brinden indicaciones más personalizadas de acuerdo a nuestras necesidades y costumbres alimentarias, y puedan confeccionar un programa individual. Si comer bien se vuelve un sacrificio, es casi imposible sostenerlo a largo plazo.

beber agua

Además leé: Beneficios del agua para la salud

La actividad física completa el combo saludable

El ejercicio físico regular contribuye a minimizar los efectos de todos los factores de riesgo y, al actuar directamente sobre el corazón, es una de las conductas más eficaces para prevenir la aparición y la progresión de enfermedades coronarias.

Lo afirman los médicos y lo confirman una y otra vez investigaciones en todo el mundo: la relación entre actividad física y corazón saludable es súper estrecha

En la Fundación Cardiológica Argentina aconsejan “moverse al menos 30 minutos por día: caminar, pasear al perro, realizar tareas de jardinería o de limpieza, bailar… En fin, la actividad que a uno más le guste o se sienta cómodo realizando”. Si uno pasa muchas horas sentado en el trabajo, es importante revisar qué hacemos al terminar la jornada laboral: sentarse frente a la tele o volver a la compu no es una buena idea.

“La actividad física, especialmente la aeróbica, es fundamental para mantener la salud del corazón, ya que incrementa su eficiencia, protege las arterias coronarias, eleva el colesterol “bueno”, reduce los triglicéridos, controla la hipertensión leve y moderada, ayuda a mantener un buen peso corporal, previene la diabetes del adulto y reduce el estrés y la ansiedad”, afirma la doctora Patricia Sangenis, especialista en medicina del deporte.

caminar y ejercicios

Podés leer: Caminar o correr: qué es mejor para el corazón

Otro gran aliado del corazón es el placer y el bienestar, con todo el movimiento hormonal y neuronal que eso supone. Sentirse bien y saludable es un círculo virtuoso que el corazón agradecerá hasta el último día.

Si te interesó esta nota, podés seguir leyendo: