Qué es un oxímetro: sobre saturómetros en tiempos de pandemia

El doctor Hernán Benito, neumonólogo, explica por qué y cómo se mide el oxígeno en sangre y para qué sirve un saturómetro u oxímetro.

El aislamiento nos hace consumir disciplinas impensadas hasta hace apenas dos meses como el arte de cocinar yararás, bailar con ataúdes o la decoración de tapabocas.

Sin duda el foco de atención lo absorben las noticias relacionadas a la vedette microscópica. Se suceden los peritos en la materia desfilando por los medios y nos introducen en un mundo de partículas acuosas, curvas de contagio, respiradores y oxigenación.

tos pulmones

Podés leer: Coronavirus: los fumadores tienen 14 veces más probabilidades de tener neumonía

¿Por qué mencionamos la oxigenación?

El SARS-COV2 es un virus respiratorio que puede generar Neumonía y en casos graves un cuadro conocido como distress respiratorio. A grandes rasgos, esto significa que los pulmones se inflaman y de esta manera no pueden mantener la oxigenación sanguínea.

¿Qué es el oxígeno? ¿Y la oxigenación?

El oxígeno (O2) es un gas contenido en la atmósfera de nuestro planeta, tal como aprendimos en la escuela primaria, producido por las plantas. A medida que ascendemos sobre el nivel del mar, como cuando subimos una montaña, la presión atmosférica disminuye y también lo hace el contenido de oxígeno del aire. Nuestro aparato respiratorio es el encargado de conducirlo hasta la sangre, desde donde será transportado a los tejidos para así producir energía en forma eficiente. La energía producida es utilizada por todos los tejidos para poder funcionar adecuadamente, como por ejemplo para poder contraer nuestros músculos, para que funcionen nuestro corazón y nuestro cerebro. Queda así de manifiesto que mantener una oxigenación adecuada de los tejidos es imprescindible para sobrevivir.

Para poder oxigenar adecuadamente nuestros tejidos se deben cumplir algunas condiciones: presencia de una adecuada cantidad de oxígeno en el aire, buena función respiratoria para poder captar el oxígeno, un contenido de oxígeno arterial adecuado y una función cardiovascular normal para que la sangre cargada de oxígeno llegue a destino.

Podés leer: Qué es la neumonía y cómo reforzar la prevención

¿Cómo viaja el oxígeno por la sangre?

Aquí voy a centrarme en un punto clave para entender los conceptos que trataré en los próximos párrafos. El oxígeno viaja por la sangre principalmente unido a una proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos, la Hemoglobina. Tal vez la conozcan de películas como la anemia galopante. Podemos hacer una analogía entre toda la Hemoglobina de la sangre y un colectivo, cada molécula es un asiento. Vemos que los asientos se van ocupando con los pasajeros oxígeno a medida que ingresan por la terminal Pulmón, en condiciones normales hasta que todos o casi todos están completos. Si el aire ambiente contiene poco oxígeno o los Pulmones no funcionan bien la cantidad de pasajeros será menor, habrá más asientos vacíos y la cantidad de oxígeno entregado a los tejidos será inadecuada. Existen mecanismos que compensan esta situación, pero eso será para otro capítulo.

Cuando hablamos de saturación de oxígeno nos referimos al porcentaje de Hemoglobina (del total) que está cargada con oxígeno. En condiciones normales la saturación es mayor del 95%

Monitorear el nivel de saturación de oxígeno de la sangre arterial nos permite controlar principalmente el funcionamiento respiratorio e inferir el estado de oxigenación de los tejidos.

hipoxemia respirador artificial

Podés leer: Fumador, con sobrepeso y bebedor: el paciente perfecto para el Covid-19

¿Cómo mido la oxigenación?

Si bien la manera más precisa de conocer el nivel de oxígeno en la sangre es obtener sangre de una arteria, es una práctica muy dolorosa que créanme les gustaría evitar. Podemos agradecer a Takuo Aoyagi y Michio Kishi que allá por 1974 inventaron una manera de estimarlo sin necesidad de ser cruentos. Esto se realiza a través de un oxímetro de pulso o saturómetro para los amigos. Probablemente lo conozcan si tuvieron la suerte de visitar una guardia.

¿Qué es un saturómetro?

El saturómetro es un aparato que estima la cantidad de Hemoglobina cargada con oxígeno (saturación) en sangre arterial y la frecuencia en que late el pulso. La Hemoglobina, a quien tuvieron el agrado de conocer más arriba, tiene la particularidad de absorber la luz en forma diferente según la cantidad de oxígeno que contenga. Esto último es clave para entender cómo funcionan los dichosos artefactos.

Existen diversos modelos que varían en tamaño, precisión y precio e incluso celulares que contienen esta función, pero todos basan su funcionamiento en el mismo principio. Se coloca un sensor, siendo el más frecuente un broche en el dedo y, en todos los casos se proyectan 2 haces de luz (roja e infrarroja) a través de un tejido (piel, uña, etc) y se los capta con un receptor de luz del otro lado del tejido. Dado que la luz se absorbe en forma diferencial según la saturación de oxígeno el artefacto, compara el valor obtenido con valores de referencia y nos
entrega la saturación y la frecuencia del pulso visibles en una pantalla.

cancer de pulmon

Podés leer: Espirometría: un estudio para conocer la salud de tus pulmones

¿Quiénes utilizan saturómetros?

Los saturómetros se utilizan ampliamente en el ámbito hospitalario para evaluar la
oxigenación durante cirugías, en centrales de emergencia, en internación general y
principalmente en terapias intensivas. Por otro lado, las personas que utilizan oxígeno crónico en su domicilio lo utilizan para controlar y ajustar su tratamiento.

Tal como comenté previamente, la cantidad de oxígeno del aire disminuye a medida que subimos sobre el nivel del mar. Los alpinistas de alta montaña los suelen utilizar para monitorear su oxigenación y como alerta de posible mal de montaña.

¿Qué debo saber antes de comprarme un saturómetro?

Antes de comprarlo debe tener en cuenta que no debería comprarlo. Esto se debe a varias cuestiones que numeraré a continuación:

1. Si la lectura es correcta la saturación caerá cuando esté extremadamente comprometido. Usted podría estar requiriendo una consulta urgente y sentirse confiado por tener un nivel de saturación normal.

2. Es común que el aparato realice lecturas equivocadas y marque niveles bajos falsos (por manos frías, movimiento, pintura de uñas o baterías descargadas).

3. Podría entrar en un círculo de mediciones obsesivas continuas

 

  • Fuente: Dr. Hernán Benito (MN 117682), miembro de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y neumonólogo Hospital Italiano de Buenos Aires

Podés leer: ¿Qué ocurre en nuestro organismo cuando dejamos de fumar?

Seguí leyendo: