Padres antivacunas organizan fiestas de la varicela para “generar inmunidad”

El auge de movimientos antivacunas está favoreciendo la reaparición de enfermedades que estaban erradicadas.

Se lo ganaron a fuerza de una enorme ignorancia: una escuela privada en Asheville, Carolina del Norte, se vio afectada por el mayor brote de varicela conocido en los Estados Unidos en los últimos años: 110 de los 152 alumnos infectados no tenían la vacuna, lo cual disparó un nivel de contagio inédito. ¿Las causas? La zona tiene una vasta comunidad antivacunas, que incluso organiza fiestas a través de las redes sociales para promover contagios y “generar inmunidad”.

Es que el estado de Carolina del Norte permite la objeción a la vacuna, alegando motivos religiosos. De hecho, esta es la razón por la que el colegio Waldorf de Asheville encabeza la lista de colegios privados que presentan más objeciones a la vacunación.

sarampion

Podés leer: Puede causar ceguera, inflamación cerebral y muerte: es el sarampión y está de regreso

Fue esta escuela, entre otras, la que este año organizó dos “fiestas de la varicela”, con la convicción que esa herramienta natural es la mejor manera de que los niños se vuelvan inmunes a la enfermedad. Según cuentan los medios locales, los padres que creen que la vacuna es peligrosa e ineficaz se organizan en grupos en Facebook y WhatsApp y realizan eventos y reuniones cuando hay algún caso para que los niños se encuentren y se contagien.

Es tal el auge de estos grupos que los funcionarios de Salud Pública de Colorado se vieron en la necesidad de hacer una campaña para recordar a la comunidad que la varicela puede ser algo muy grave, especialmente en adultos, mujeres embarazadas y bebés, entre otros.

De hecho, un estudio publicado por PLoS Medicine subraya que los “Estados que facilitan a los padres evitar la vacunación de sus hijos corren un alto riesgo de brotes de sarampión y otras enfermedades infecciosas”.

Podés leer: 41.000 casos en 6 meses: el sarampión bate récord en Europa

El problema es que el porcentaje de niños estadounidenses que no han sido vacunados no para de aumentar desde 2009. La Encuesta Nacional de Inmunización de 2015 encontró que solo el 72.2% de los niños pequeños de entre 19 y 35 meses fueron vacunados completamente. “Es responsabilidad de un movimiento social de oposición a la vacuna y a la salud pública, que ha estado creciendo en los Estados Unidos en los últimos años. Desde entonces, los brotes de sarampión también han aumentado”, destacaron los autores del estudio, de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine en Houston, Texas.

Agregaron: “Nuestra preocupación es que las crecientes exenciones no médicas vinculadas al movimiento antivacunas en los EE. UU estimulen a otros países a seguir un camino similar. Si se reduce la cobertura de vacunas, podríamos experimentar epidemias masivas de infecciones infantiles que pueden amenazar el logro de los objetivos globales de las Naciones Unidas “.

En 18 estados de EEUU los padres pueden evitar que sus hijos reciban las vacunas requeridas para ingresar a la escuela por razones religiosas o filosóficas personales en lugar de razones médicas.

Las consecuencias son graves: hasta se habla de un riesgo de que vuelvan la poloiomelitis, la tos ferina y otras enfermedades que estaban erradicadas.

Podés leer: Más de 5.000 casos de sarampión en Italia por los movimientos antivacunas

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!