Perder más de un kilo a la semana puede dañar el corazón

Adelgazar se convierte en una verdadera obsesión para mucha gente cuando los meses de calor comienzan a aligerar la ropa. La operación biquini y el afán por compensar rápidamente, en unos días o semanas, los errores de meses o años hacen que un gran número de personas se vuelquen a dietas mágicas que prometen pérdidas de peso rápidas incompatibles con un descenso saludable. El riesgo, según los expertos, puede ser grave: las dietas en las que se pierde más de 1 kilo por semana pueden llegar a dañar el corazón.

El alerta médico surge porque una de las dietas más populares para adelgazar rápido son las que son pobres en proteínas, basadas en la pérdida de peso a expensas de la masa muscular, que pueden tener consecuencias negativas sobre el corazón.

Algunas dietas pueden provocar deshidratación y elevar los niveles de colesterol, afectando al músculo cardíaco

Otra dieta muy difundida es la que propone una alimentación rica en proteínas y pobre en hidratos de carbono, con un menú basado en carne, huevos y otros alimentos hiperproteicos, dejando fuera los alimentos ricos en hidratos de carbono, como las papas, las verduras, las frutas, las hortalizas y los cereales. Estas dietas pueden provocar deshidratación y elevar los niveles de colesterol, factores de riesgo cardiovascular.

“Hay que vigilar las dietas para el control de la obesidad. Es mejor hacer ejercicio físico regularmente y reducir la cantidad de calorías que ingerimos y el tamaño de las raciones, pero conservando una dieta variada y equilibrada que no olvide nada de nuestra dieta mediterránea: los pescados, frutas y verduras, lácteos descremados y cereales”, destaca la doctora Nieves Tarín Vicente, cardióloga y subdirectora médica del Hospital Universitario de Móstoles, de España.Dieta

Una dieta equilibrada es la que incluye gran variedad de alimentos, sin olvidar frutas, verduras, pescados, carnes magras y cereales. Con un 45-65% de las calorías provenientes de los hidratos de carbono, 20-35% de las grasas y un 10-35% de las proteínas. La dieta comienza con los alimentos que compramos y sigue por cómo los cocinamos. Conviene elegir al vapor, sin rebozar y sin grasa.

Los expertos aseguran que nuestra vida diaria sedentaria, con una sobrealimentación excesiva en calorías, grasas saturadas y sal, sin horarios regulares, comiendo entre horas y saltándonos algunas de las 5 comidas diarias recomendadas (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena), hace que el número de obesos no pare de crecer, una verdadera amenaza sanitaria.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!