Por qué no hay que hablar de “batalla” contra el cáncer

Ni el eufemismo “larga enfermedad” para evitar nombrarlo. Ni plantear el tratamiento en términos bélicos. Hay que hablar de cáncer, pero en términos positivos. Eso es lo que proponen la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) y y varias fundaciones y organizaciones de pacientes, que han impulsado diferentes acciones y campañas en esa dirección.

Una de ellas fue la iniciativa “Cáncer: hablemos en positivo. La importancia de las palabras”, que tuvo como objetivo concientizar a la comunidad respecto del uso de terminologías vinculadas al cáncer. La idea surgió de la necesidad -advertida por las entidades que la impulsan- de instalar un nuevo léxico en torno al cáncer para deconstruir mitos, comunicar mejor sobre la enfermedad y motivar a los pacientes.

Tres mensajes son los mensajes claves que buscan transmitir:

1. La ciencia no tiene “armas”. Dispone de “herramientas”.

2. No es una “guerra” contra el cáncer. Es un recorrido a favor de la salud.

3. El cáncer no es sinónimo de “enfermedad terminal”. Siempre hay algo por hacer.

A pesar de los avances en los últimos treinta años en términos de detección y tratamiento de la enfermedad el cáncer es percibido por la sociedad como una de las enfermedades con mayor riesgo de vida, aun cuando existen otras igualmente riesgosas. Afortunadamente, y contrariamente a lo que se cree, en algunos casos el cáncer se ha vuelto una enfermedad crónica. Si bien cada caso es único, el avance de la medicina y el desarrollo de terapéuticas que controlan la enfermedad han permitido que muchos pacientes puedan llevar una vida normal siempre que continúen con los cuidados y tratamientos indicados por los profesionales de la salud”, destacan las organizaciones que impulsan la iniciativa.

Podés leer: Mitos y temores que dificultan la lucha contra el cáncer

¿Quién no ha escuchado o leído “vamos a luchar contra este cáncer”, o “vamos a darle batalla al cáncer”, entre otros? “Frente a esta situación es que queremos invitar a la comunidad a que cambie algunas palabras que se usan habitualmente por otras con connotaciones más positivas”, proponen. “Por un lado, queremos hacerlo para concientizar respecto de los avances en el tema y las grandes posibilidades de curación cuando la enfermedad es diagnosticada tempranamente y, por el otro, porque sabemos el peso que las palabras tienen”.

Y agregan: “Estamos convencidos de que las terminologías bélicas, lejos de generar concientización y ayudar a promover la detección temprana, asustan a las personas. No debemos tener miedo al cáncer ni a hacernos los controles médicos correspondientes. La carga violenta de las palabras -por ejemplo, batalla o guerra- relacionadas con el cáncer no van de la mano del cuidado de la salud. Tampoco ayudan al estado de ánimo del paciente. A su vez, deteriora el concepto de la enfermedad asociándola al dolor y al sufrimiento”.

El objetivo, concluyen, es que “el cáncer empiece a ser percibido como lo que es: una enfermedad que puede curarse y volverse crónica si es detectada a tiempo”

“Creemos que ya no basta con hablar de cáncer para concientizar, debemos hacerlo con mayor compromiso, entendiendo que tenemos que ser cuidadosos con las palabras que usamos”.

Podés leer: Inmunoterapia: la nueva esperanza para vencer al cáncer

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!