¿Puede propagarse el COVID-19 en el agua?

¿Es seguro ir a la pileta, mar o juego acuáticos en época de Coronavirus? Responden los especialistas.
covid-19 y piletas

Si bien no hay evidencias que demuestren que el COVID-19 pueda propagarse entre los seres humanos a través del agua, la posibilidad de que esto suceda se relaciona con la cantidad de personas que son atraídas por estos lugares.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, “no hay evidencia de que el virus que causa COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través del agua en piscinas, jacuzzis, spas o áreas de juegos acuáticos”. Y aseguran que tratar este tipo de instalaciones con productos químicos, incluido el cloro, debería “inactivar el virus en el agua”.

“Es muy poco probable que el agua, dulce o salada, propague el coronavirus, ya que otros coronavirus no son estables en el agua”, asegura Angela Rasmussen, viróloga de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Columbia, en diálogo con el New York Times.

Como contraer el coronavirus generalmente implica inhalarlo, no tragarlo, “el agua es una ruta de transmisión poco probable”, sostuvo, consultado por Business Insider, Joseph Eisenberg, presidente del departamento de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan. “En general, los patógenos respiratorios no sobreviven en el agua”, dijo.

Los patógenos respiratorios no sobreviven en el agua. Por tener un solo ácido nucleico, los virus necesitan siempre de otro organismo para poder vivir y reproducirse

Aún así, pasar un día de playa o en la pileta de un lugar público, puede ser riesgoso si implica un contacto cercano prolongado con otras personas, vestuarios muy llenos o playas concurridas.

Dónde estaría el riesgo

Si bien es posible que el coronavirus no se propague fácilmente a través del agua, si alguien escupe o libera gotas de saliva al hablar, toser o estornudar, podría infectar a las personas a corta distancia, aún cuando están dentro del agua.

Las piletas públicas contienen áreas de alto tránsito y superficies que se tocan con frecuencia, que podrían ser de alto riesgo

Los baños, las filas para el almuerzo, las áreas interiores con sombra y cualquier lugar donde las personas se acerquen pueden aumentar su riesgo.

Nadar en una piscina bien tratada, haciéndolo en un carril propio y carriles vacíos al lado, tiene un riesgo bastante bajo. Pero chapotear en una pileta cubierta llena de gente, es un riesgo mayor porque es probable que estés en contacto cercano con otras personas.

Eduardo López, prestigioso infectólogo, dijo que “El coronavirus no es una enfermedad del agua. La cloración del agua en las piscinas lo inactiva y la inmensidad del mar imposibilita su transmisión. Sin embargo, el problema aquí no es el agua sino todo lo que la rodea. No guardar el distanciamiento social, las aglomeraciones y la falta de uso de máscaras faciales, son los principales peligros”.

El coronavirus no es una enfermedad del agua. La cloración del agua en las piscinas lo inactiva y la inmensidad del mar imposibilita su transmisión. Sin embargo, el problema aquí no es el agua sino todo lo que la rodea.

Sin importar entonces la actividad, el riesgo de contraer COVID-19 depende de los mismos factores: ¿qué tan cerca estamos, de cuántas personas, y por cuánto tiempo?

Acciones a tomar para cuidarse

Existen varias acciones que podemos tomar para reducir el riesgo de contraer o propagar el virus cuando se visitan áreas públicas para nadar, como playas, piscinas, parques acuáticos y jacuzzis.

Antes de salir de casa

  • Quedarse en casa si se tienen síntomas de COVID-19, si te han diagnosticado COVID-19, estás esperando los resultados de la prueba de COVID-19 o estuviste expuesto recientemente a alguien con COVID-19.
  • Verificar si el área pública para nadar cumple con los protocolos para prevenir la propagación del virus.
  • Llevar mascarilla (una o dos para cada persona por si se moja), desinfectante de manos con al menos 70% de alcohol, toallitas desinfectantes, pañuelos de papel y toallas de papel.

Distanciamiento social dentro y fuera del agua

  • Ya sea que estés dentro o fuera del agua, mantenete al menos a 2 metros de distancia de las personas con las que no convivís.
  • Evitar las áreas abarrotadas en los que no puedas mantenerte a 2 metros de distancia de los demás.

Barbijos

  • Usá máscara cuando no estás en el agua. No coloques una mascarilla en niños menores de 2 años ni en nadie que tenga problemas para respirar o que esté inconsciente, incapacitado o que no pueda quitarse la mascarilla sin ayuda.
  • Las máscaras son especialmente importantes cuando el distanciamiento físico es difícil.
  • Lavate las manos con frecuencia y evitá compartir artículos.
  • Evitar compartir artículos, como alimentos, equipo, juguetes y suministros con personas que no convivas.

Te puede interesar: